miércoles, 10 de julio de 2013

Tesoro


Si algo llevo conmigo, siempre,
muchos creerán que por manía,
es el llavero de Evita
que me diste en Brochero, creo,
es una anécdota el lugar,
lo trascendente es el llavero,
hermosamente tallado con su rostro,
que no me hace más peronista ni menos,
claro,
funciona nomás,
como un talismán
contra la ira y el odio y el desprecio
o el politizado cáncer
que arrasa descamisados y cipayos,
funciona nomás
como cosquilla
o tesoro,
una carta de amor
que el niño, ensoñados ojos,
acaricia en el bolsillo de su pantaloncito.

57 comentarios:

elisa lichazul dijo...

ese talismán es precioso
representa mucha sueños y voluntad
algo que para los tiempos que corren son absolutamente necesarios

abrazos

Vera Eikon dijo...

Si algo envidio de ti(sanamente, claro...), es esa fe. Creo que yo carezco de talismanes...Me gusta ese final. Acaba bien el poema. Como un contrapunto de ternura...Abrazo.

Maritza dijo...

Todo va en la fe que le pongas...claro.

Abrazos!

Rob K dijo...

No hay talismán tan poderoso como nuestra voluntad de creer.

begusa dijo...


seguro que es el bolsillo del pantalón lo que acaricias? :P

Miriam Tessore dijo...

yo sí tengo talismanes, y me aferro, y creo.

(begusa me hizo sonreir)

Amapola Azzul dijo...

Y luce como un sol dentro de tu corazón, muy bonito. Besos.

Amapola Azzul dijo...

Los llaveros es un mero adorno para las llaves, pero de gran valor sentimental a veces , como este tuyo.
Y al final las llaves son las que nos abren las puertas.

Bella Poesía, Darío. Un abrazo.

Bello corazón el tuyo. Saludos.

Darío dijo...

Si, a veces también acaricio el otro talismán, Señora Begusa. Quizá como una nostalgia de los buenos tiempos...

◊ dissortat ◊ dijo...

Supongo que es como mi llavero de la República española... No entiendo del peronismo (la política argentina no es mi fuerte, como comprenderás, como la española tampoco lo será para vos), pero si te sirve de talismán, y de recuerdo, y de aquel afecto de otros buenos tiempos, guarda ese llavero como el TESORO que es.

Un abrazo muy fuerte.

Sandra Garrido dijo...

Yo perdí la fe, ahora creo en lo tangible, creo que estoy perdida, hay que aferrarse a algo?

besos

Laura Noestá dijo...

Un talismán que sirve para abrir puertas...
Eva Perón, todo un símbolo.

Besos

Esilleviana dijo...

Si esa persona especial te hubiera regalado el llavero de una gorilita hembra, te gustaría igual... supongo que sí.

:))

un abrazo

Darío dijo...

No, definitivamente...

Isabel Martínez Barquero dijo...

Y seguro que funciona, claro que sí. Los objetos con valor de afección son los más queridos... y los más mágicos.
Me encanta volver a leer tu ternura, Darío.

TriniReina dijo...

Hay gente que ve trasfondos, dónde sólo hay costumbre o llana y sana evocación.

Abrazos

Laura Uve dijo...

¿Nomás? Eso es mucho... es un Tesoro... Que tierno Darío...

TORO SALVAJE dijo...

Aquí nos han robado hasta los talismanes.

Saludos.

PMPilar dijo...

'Yo tenía un talismán.
Lo asaltaron en la aduana.
Le colocaron candados
y nomás, que mal me guarda'

Los talismanes están expuestos a mil y una veleidades: Las del corazón, peores...

Mucho me ha gustado el poemita, Darío

Abrazos

Cecy dijo...

a mi me gustaría tener uno.

abrazo :)

Jo dijo...

hay ciertas personas
y objetos que son como un soplo de aire fresco
de tranquilidad...

a veces en mi bolsillo imagino que llevo un par de besos

LA ZARZAMORA dijo...

Lo importante es lo que tú creas...
Besos, Darío.

Carmela dijo...

Es hermoso tener tesoros, pequeños talismanes, a los que aferrarse.
Un beso

Marite Alarcón dijo...

Quiero un talisman!

Mirella S. dijo...

Todos nos fabricamos un talismán, aun los que cada vez creemos menos.
Un gran abrazo D.

MAGAH dijo...

Creer es también un maravilloso acto de fe...como amar.

Beso

Luján Fraix dijo...

Es bueno aferrarse a algo siempre. Cada uno tiene su imagen y eso nos hace sentir seguro.
Besos

Blue dijo...

Esos regalos pequeños que son tan grandes...
Todavía tengo bien guardado uno que me dio un niño que apenas conocía. Si algo me falla, me agarro a él y listo.
Besos.

Avellaneda dijo...

Una vez mi docente de Psicología dijo algo muy cierto: no es el objeto lo que amamos, sino a quien nos recuerda.

¡Si me ha pasado!

¡Abrazo para vos, Darío!

Lapislazuli dijo...

Fue y seguira siendo el "talisman" de muchos
Abrazos

mientrasleo dijo...

Cada uno sabe el valor y los motivos que le otorga a las pequeñas cosas. Tal vez por eso no son pequeñas
Besos

David Mariné dijo...

ternura y fragilidad.
leer este poema me ha sentado bien. me has dado vida.
gracias.
un abrazo Darío

la MaLquEridA dijo...

Que lindo niño tan tierno me hiciste imaginar.


Beso

[Maxwell] dijo...

El tesoro tarde en encontrarlo, pero llega y hay que valorarlo ;)

Amapola Azzul dijo...

Da igual lo que crean muchos , si a ti te apetece llevarlo, Darío.

Besos.

Lucrecia Borgia dijo...

Y en el otro bolsillo del pantalón, ¿no tienes como un talismán, otro llavero de la Reina Cristina?...

Amor y Paz

Darío dijo...

Nuuuuuuuuuuuuu, esa es la sangre que me recorre todo el cuerpo... Abrazo.

Anna Genovés dijo...

Amigo Darío, esta vez me has conmovido. Muy bueno. Un abrazo, Anna

virgi dijo...

Pequeños objetos que sólo nosotros sabemos de su significado y su importancia en nuestra vida.
Me gustó esa ternura que se te lee, querido Joven.
Besos :) :) :)

ohma dijo...

Son un tesoro sentimental.
Yo me aferro al reloj que fue de mi marido. Recuerdo perfectamente el día que lo compró.
Bicos.

Moni Revuelta dijo...

Precioso.

Yo sí tengo talismanes; pocos, pero tengo.
Aunque es un secreto...

Abrazo

María Sotomayor dijo...

Hermoso Darío, como mirar de lejos a un niño golpeando un balón azul, divagué, divagué...

Besos.

la quiltra dijo...

los talismanes son tan personales, cada quien tiene y busca a qué aferrarse. mantén la fe y eso te hará poderoso!

Sarco Lange dijo...

Si de talismanes hablamos mi llavero guarda la roca maltrecha de un As de mierda.

Hermes D. dijo...

Si evoca un amor o espanta el odio, bienvenida sea Eva.
Cuando era pibe llevaba siempre conmigo una pequeña estampa de San Francisco que me había dado mi madre. Me hacía sentir seguro.
El poder de los objetos.
Un abrazo.

Ricardo Guadalupe dijo...

No todo se puede traducir en billetes. Un abrazo

Amapola Azzul dijo...

Me gusta la mirada del niño de tu poesía, es muy bonita.

Besos.

marichuy dijo...

Sin haber visto nunca un llavero así, clarito vi el rostro de Evita en tu talismán. Hasta sé me antojó tener uno, pero creo que no hay ni un solo personaje de la vida política mexicano que me guste para talismán. Tristemente. Bueno, sí hay uno: Emiliano Zapata. Es mi ícono revolucionario favorito, pero el pobre terminó tan mal que no sé si me acarrearía buena suerte o todo lo contrario...

Un abrazo

elisa lichazul dijo...

uno es consecuente , independiente si el otro nos afianza esa decisión o simplemente nos desilusiona;
es UNO el que se embarca desde su propia esencia y esperanza en un proyecto que le hace sentido

que no nos falten los talismanes Darío, el hombre necesita un norte en conjunción con otros nortes para sostener el presente y avizorar el futuro

besitos y mil gracias por tu huella
ten un fin de semana precioso
acá salió el sol , es como un espejismo cuando la máxima son 15 ó 16 grados

Adrianna Rossi dijo...

Creo que todos tenemos una cosilla que no podemos dejar, que si olvidamos o no cargamos con nosotros, no dejamos de sentirnos raros, desnudos, que nos falta algo que no debe faltar. Mi talismán es un anillo, jamás me lo quito, sólo para bañarme, o cuando lavo algo.

He llegado a tu blog por coincidencia, y me ha gustado mucho, espero nos sigamos leyendo. Besos.

VivianS dijo...

Qué tierno “en el bolsillo de su pantaloncito”
A veces atesoramos cosas que a los ojos de los demás suelen resultar vanas, pero hay un mundo en ellas, un porqué mágico, una locura, un no sé qué.
Besos Darío.

De barro y luz dijo...

Un llavero...leva eso...llaves, de puertas de cualquier tipo.


Abzo

Mundo Aquilante dijo...

Ay qué hermoso!!!
Que te funcione un llavero de Evita como cosquilla es lo más dulce que escuché. La cosquilla que despierta suave al principio del día a los hombres que salen a hacer sus quehaceres por la Patria, que no es otro sitio que casa...

Abrazos
desde Mundo Aquilante

Betina Z dijo...

Leyendo tu poema pensé en Favio, otro niño peronista.
Qué ternura, tu poema.
Un abrazo

alalai cánfora sandra dijo...

funciona nomás,
como la escritura, talismán un poco, cajonera rebosante de ídolos, pocas certezas, mucho desamor... sí, es que funciona, de hecho, más así que con otras sutilezas.

Besos!

EvaBSanZ dijo...

La llave que viste al llavero debe ser especial.

Un beso

Gala dijo...

La importancia de las cosas siempre es relativa. Lo que uno guarda como un tesoro otro puede resultarle carente de sentido.
Por eso cada uno tenemos nuestros amuletos, nuestras manías, nuestras creencias.
Si a ti te hace soñar... guárdalo como el mejor de los tesoros. Lo importante es lo que para ti represente, sea por los motivos que sean.

Besitos mediterráneos.