sábado, 27 de julio de 2013

Córdoba



Las montañas tienen dueño
y los ríos,
las ruinas y las mínimas piedras
los laberintos naturales
y las iglesias,
de manera que están en problemas
los alpinistas, los pescadores
- profesionales y amateurs -
y los arqueólogos,
los mortales deben moverse
con sigilo,
a veces medio de costado
a veces agachaditos
para no invadir lo privado,
para no rozar todo lo que es
de casi nadie, casi todo.

65 comentarios:

elisa lichazul dijo...

el dueño de las montañas hace mucho que las liberó
pero existe el hombre
queriendo conquistarlas siempre
aunque a veces son ellas las que nos hipnotizan verdaderamente

abrazos y buen fin de semana

Rob K dijo...

Como dijo Ciro Alegría: "El mundo es ancho y ajeno".

VivianS dijo...

Por eso yo estoy pagando una parcela en el cementerio, para ser dueña de algo porque me están dejando sin nada!
Fuera de broma, ya no se sabe de quiénes son las cosas, leí por ahí que habían certificados virtuales de propiedad en Marte. Estamos todos locos! Igual, mejor no hacer caso y pasear campante por donde nos guste, dueños absolutos de nuestros pasos. (A menos que leas una cartel de “Cuidado con los perros”)
Besos Darío

la MaLquEridA dijo...

En España el sol ya tiene dueño, todo es de todos hasta que llega alguien y te despierta.


Besos

diego dijo...

Hasta los manantiales, las aguas subterráneas tienen dueños ajenos. Ya sólo poseemos una parte de nosotros mismos, y muchos se empeñan en despojarnos hasta de esta pequeña propiedad.

De barro y luz dijo...

Si el cerro es sagrado, los dueños son los dioses... y el paso una peregrinación.


Un abzo

mariajesusparadela dijo...

Pero en esa Córdoba lejana, también hay pájaros a los que poco les importa quiien es dueño del cielo en el que vuelan.

Stalker dijo...

para no rozar lo que es de casi nadie, casi todo...

toda una poética vital que traza los límites del cuidado hacia lo otro, lo incognosciblemente otro que devenimos nosotros mismos al acercarnos...

tras la desidentificación con las ilusorias pertenencias, algo nos arrebata en esta mecánica estelar...

Licantropunk dijo...

La nuestra es la peor especie invasiva. Cuanto más lejos de la naturaleza esté el ser humano, mucho mejor para ella. Pocos están dispuestos a vivir en Walden: la mayoría quiere visitar la montaña en un 4x4: así les parta un rayo.

Morgana de Palacios dijo...

Qué verdad más grande, Darío, no hay quien se sienta libre de caminar (ni te digo de acampar) en ningún sitio por más salvaje que parezca, si no es por los latifundios andaluces, es por los minifundios gallegos.
Todas las tierras tienen dueño en esta España nuestra, que es un gran coto de caza y pesca para pudientes.

La inmensa mayoría, pues eso, la tierra de las zapatillas y, como mucho, de las macetas. (ríome).

Me ha gustado el poema, tiene su conque y lo siento bastante alejado de tus registros habituales.

Namasté.

alba dijo...

delimitar qué es de quién, quién de qué, trazar fronteras, prohibiciones y posesiones, lo que me pertenece, a lo que pertenezco, lo que nos gustaría que fuera nuestro o lo que creemos que ya lo es y no... ahí está el engaño, Darío. si tan apenas pudiéramos caminar por el mundo, mirar a lo alto de la montaña, mojarnos los pies en el río... el respeto a lo otro que está ahí y nos acompaña...

Amapola Azzul dijo...

Pues sí, Darío, porque los " mortales" si no se cuidan un " poco" , pierden La Vida.

Precioso, post, me alegra volver a leerte,

Un beso.

Leo Mercado dijo...

Estoy en problemas.

MC. dijo...

Cortito y al pie,
también me gustó la foto.
Buen domingo Dario!

Lucrecia Borgia dijo...

Los dueños de las montañas, son los montañeses... ¿y los dueños de los alfajores cordobeses?... nadie lo sabe...

abrazo

Lila Biscia dijo...

nunca sentí tanta rabia al respecto, como cuando fui al tren de esquel... lo viste?
el capitalismo masticando magia.

besos

Mirella S. dijo...

Darío, me gustó mucho esta nueva temática que abordaste, con la que me siento identificada.
Penosamente, cada vez somos menos dueños de nada y hay lugares que nunca tendrían que tener dueño, sino ser de todos.
Dentro de poco tampoco seremos dueños de nosotros mismos...
Abrazo.

Sandra Garrido dijo...

Que sirva tu grito. Porque nada ni nadie debe tener dueño. Besos

Maria fernanda Lobato Lemos dijo...

No somos dueños ni siquiera de nosotros mismos, asi que imagínate!

Besos!

=) HUMO

Avellaneda dijo...

¡Ya imagino lo que debe ser ese paisaje, con esas montañas, esos ríos, toda esa magia!
¡Qué bueno que volviste, Darío! Pensé que te habías ido de estos lares...

¡Abrazo grande!

Funámbulus dijo...

Robar a los ricos para dárselo a los pobres. Abolición de la propiedad privada, las clases sociales y la explotación del hombre por el hombre.
Salud!

Sergio DS dijo...

Algo nos quedará, espero.

Vera Eikon dijo...

El único dueño legítimo es el disfrute...Un abrazo.

begusa dijo...


casi todo tiene dueño ya.
menos lo que lo necesita.

Carmela dijo...

Todo lo que tiene un valor económico se adueña el hombre. Mejor no mirar de quien es y disfrutar esos ríos y montañas.
Un beso, Darío

miss desastres dijo...

le gente cree que posee las cosas y en el fondo son las cosas las que nos poseen. ojalá lo entendiéramos.

me gustó mucho

Ladurie dijo...

"lo que es de casi nadie, casi todo"
Me fascino esta última morfología.

Saludos cordiales!

marichuy dijo...


Y así como allá, igualito es por aquí... y en todas partes. Tristemente.

Un abrazo

Sonsoles dijo...

Que final... es como un beso.
Me ha encantado.
¿Sigues por allá?
MUA

Moni Revuelta dijo...

Estamos aquí de paso; somos ingenuos inquilinos de la vida y su universo. Intentemos dejar algo como lo encontramos, por si tuviéramos que volver...

Abrazos

Amapola Azzul dijo...

Si es mejor moverse así con delicadeza si uno es mortal..

besos.

Bellísimo poema, Darío, enhorabuena. Una abrazo.

Marga dijo...

Y si vieras la mala leche que se me pone cada vez que me encuentro con lo de Coto privado en un campo, o montaña, o monte o... pero cómo puede ser de alguien lo que sólo es de sí mismo??

Pues eso, pero tú lo cuentas mejor, muchoo mejor, jeje

Amapola Azzul dijo...

La delicadeza de tus palabras traspasa fronteras.

Enhorabuena. Un beso.

ohma dijo...

"... todo lo que es de casi nadie, casi todo".
Amigo darío, con estra frase que destaco dices con ponas palabras tal y cómo esta el mundo.
Los cotos privados de Córdoba están por todos los sitios, y lo peor es cuando quieren hacer cotos privados de la educación, cultura, salud, etc.
Mi admiración por tu obra poética,siempre acertada.
Bicos.

María Sotomayor dijo...

Parafraseando a John Locke, no hay injuria donde no hay posesión o viceversa.

Beso inmenso, tú, no el beso.

Aniquiladora dijo...

Ya no queda un palmo sin vallar.

Besos.

Jo dijo...

A veces pensaba que la felicidad es una palabra muy horizontal.
y ahora mismo te leo y creo que sentirla ... son montañas, nubes, ríos, mares, aguas tranquilas
viento, agua en la cara, condores volar en el cielo, paisajes cordilleras y así dario...


justo asi

Marite Alarcón dijo...

Qué hermoso es lo que escribes.
Inspiras como ninguno...

Todo tiene un dueño anónimo, hasta el aire mismo que respiramos.

Beso!

Laura Noestá dijo...

Darío ojalá todos ellos te leyeran y te hicieran caso...

Besos

Cecy dijo...

Bueno, tu pareces moverte muy bien de puntillas en la palabras, cuando hay algo que declarar.
Muy bien :)

Javier F. Noya dijo...

El dia que se entienda, el día que se entienda....Abrazo.

elisa lichazul dijo...

rebienvenido Darío
abrazos y buena semana
:D

alalai cánfora sandra dijo...

el terreno vedado hasta en nuestras consciencias.


besos

Amapola Azzul dijo...

Esta poesía es perfecta.

Me entran ganas de copiarla y llevármela para mi sola.

En plan egoísta...

besos.

Amapola Azzul dijo...

El hombre en realidad no es dueño de nada, ahí te doy la Razón bello Darío.


Sin embargo esta en nosotros el ver o no la belleza o no de la vida, de la muerte y también de nuestra Amada Naturaleza,

besos.

Amapola Azzul dijo...

Creo que por eso me gusta tanto esta poesía, porque hablas del sentir por esa naturaleza.

Un abrazo.

Amapola Azzul dijo...

y con sigilo se mueven, Darío.

Besos.

Anna Genovés dijo...

Un mundo hipotecado por unos pocos... Anna

TORO SALVAJE dijo...

Cómo se puede poseer lo que es de todos?

Me niego a aceptarlo.

Caia dijo...

:) Es bueno para muchos el ser casi dueños de nada. Qué bueno no ser uno de ellos.
Me sigue encantando el tema de fondo.
Beso, chico cuervo.

Blue dijo...

Con ese respeto deberíamos mirar la naturaleza y nos iría mejor.

Besos.

elisa lichazul dijo...

feliz fin de semana Darío
abrazos y energías

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Para rozar todo lo que es de casi nadie

Amapola Azzul dijo...

Muy bella fotografía la tuya , Darío, mar salado...

besos.

8 yo la tuya si la veo, será que soy más dulce...

:)

Un beso.

mientrasleo dijo...

Lo peor es cuando nos empeñamos en ser nosotros los dueños de algo. O peor aún, de alguien
Besos

SILDELSUR dijo...

Nos va quedando nuestro cerebro,y a veces creo que ni eso,leé lo que publiqué,aunque lo hice en tono cómico es tremendo que nos manipulen el cerebro y se adueñen hasta de nuestros mínimos deseos...
Besos!

José A. García dijo...

Las montañas tienen dueños,
y dueños tienen plomo,
en forma de balas,
para nosotros,
siempre para nosotros.

Saludos

J.

BEATRIZ dijo...

Una especie de imperio!! vergonzoso entre los hombres.

Y es que andar con tiento es algo difícil cuando estas en tu propia casa.

Esto es distinto a lo que te he leído y no se sufre.

Saludos.

Mamen dijo...

No somos dueños de nada, es sabido que estamos de paso.
Un abrazo.

[Maxwell] dijo...

Hermoso!!! buen realato a esa ciudad!

[Maxwell] dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LA ZARZAMORA dijo...

Espero que al menos sigas siendo dueño de ti mismo...
;-)

Un abrazo.

Esilleviana dijo...

Todo lo que nos rodea tiene una historia, proviene de un pasado y guarda muchas memorias. Lo interesante sería respetar los mensajes que deberíamos saber leer de sus huellas... no es tan sencillo, por lo visto...

un abrazo

Mariela Laudecina dijo...

Qué hermoso poema Dario! Me lo robo para leérselos a los chicos del taller.

Ricardo Gonzalez dijo...

Alquilamos la naturaleza, y somos malos inquilinos. Abrazo y muy bueno