domingo, 14 de julio de 2013

Bocados



“A los monstruos les da lo mismo devorar un santo que un depravado: son carne.”
                                                                                  
                                                                                                   Albert Sánchez Piñol 


Cuando veo las rodajas de un surubí

cocinadas al paquete

imagino mis muslos

cortados en tajadas anchas,

pienso en manos anónimas

dándoles colorido aderezo,

imagino una mesa larga

en la que se reparte mi carne

y dientes enloquecidos

que la desgarran entre gritos,

al menos, un surubí es un surubí más,

anónimo, extraviado,

los hombres tienen nombres

y no ha de ser lo mismo

tragarse un Papa Francisco

que un González cualquiera...

68 comentarios:

Sarco Lange dijo...

Intenta tragarte un Panero... ahí el espasmo es más severo...

Un saludo.

elisa lichazul dijo...

claro que no es lo mismo, el Papa Pancho tiene dentro del clero a sus propios monstruos que quieren devorarlo , pero somos muchos que tenemos esperanza de que él podrá con todos esos y los mandará a volar

abrazos

José María Souza Costa dijo...

Invitación - E
Soy brasileño.
Pasei acá leendo , y visitando su blog.
También tengo un, sólo que mucho más simple.
Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
para ti, un abrazo desde Brasil.
www.josemariacosta.com

mientrasleo dijo...

Guau!
Me ha encantado. Menuda fuerza
Besos

Lucrecia Borgia dijo...

¿Volvieron los surubíes?...
¡¡Limpiaron el Riachuelo!!

Amor y paz

VivianS dijo...

Siempre hay quien aprovecha la ocasión.
No imagines esas cosas feas Darío, tendrás pesadillas!
Digo como Elisa, aunque haya muchos monstruos que deseen devorarlo, con Pancho no pueden; es una piedra en el zapato para algunos/as.
Besos

David Mariné dijo...

imagino una mesa larga


en la que se reparte mi carne


y dientes enloquecidos


que la desgarran entre gritos.

orgásmico.
y que Panero se trague un Sarco Lange.

TORO SALVAJE dijo...

La iglesia...
Ese sitio donde los monstruos llevan sotana.

Saludos.

Celeste dijo...

No, no es lo mismo. Muchas veces estamos ciegos para darnos cuenta de ello...

TriniReina dijo...

Para cada uno utilizará un cubierto diferente. De plata o de hojalata, pero al tragar todo sabrá del mismo modo...

Abrazos

mariajesusparadela dijo...

No es lo mismo comerte a ti que al papa...seguro que su carne es venenosa y la tuya, morena y apetecible.

Laura Uve dijo...

Pero Darío... controla esa imaginación poblada de pesadillas que cualquier día vas a la hoguera.

¿Qué es surubí? Suena bonito.

Vera Eikon dijo...

Quizás porque uno es el cordero de dios, y el otro el cordero del hombre.Lo extraño es que el cordero de dios sabe a pan...Abrazo.

Sandra Garrido dijo...

Con el primero seguro que uno se indegesta, estoy con Sarco un Panero sería buena opción, aunque un González cualquiera sentaría mucho mejor también o Un Ruido, Sí de estos que no callan, jajaja.

Un abrazo

begusa dijo...


ais... qué hambre me ha dado... voy a pillar algo en la cocina... necesito algo que cruja al morderlo ^^
mmm... picoteo de lunes :P

Sergio DS dijo...

Y yo que tengo esperanza en este Señor...

◊ dissortat ◊ dijo...

Pues imagínate la carne incorrupta de algún santo de verdad. Como Cecina de Gloria!!!!

Sos el mejor.

Amapola Azzul dijo...

Hola Darío, yo no se lo que es un surubí, besos.



Amapola Azzul dijo...

bueno, se supone que lo que has escrito tú esta entre comillas, Besos.

Darío, acabo de llegar de la playa, y estoy muy agotada , luego te leeré mejor.

saludos.

Amapola Azzul dijo...

Perdona, ya descansé, tienes razón, no es lo mismo.

Un abrazo.

la MaLquEridA dijo...

No es lo mismo pero los dos terminan en desechos, sean quienes sean.


Beso

Mirella S. dijo...

Por eso soy vegetariana y propago las bondades de comer verduritas, porque un día, no muy lejano, nos vamos a comer unos a otros.
Besos, Darío.

María Sotomayor dijo...

Canibalismo de la especie, pirámide invertida a modo poema, de abajo a arriba la corriente... o la belleza del muslo tajado.

Besos Darío.

◊ dissortat ◊ dijo...

Y al final tuve que pensar en aquella película magnífica de Peter Greenaway "El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante".

Resaludos, amigo.

Rob K dijo...

Aunque no nos lo parezca, sí, somos bastante monstruosos.

miralunas dijo...

estemmm... me ha dejado sin palabras!
solo aplaudo.
beso

MAGAH dijo...

Yo tiendo a pensar que en esas instancias todos son lo mismo.
Lo somos, y eso nos iguala.


Marite Alarcón dijo...

Buenazo...
Pienso, y vuelvo a pensar...

Cecy dijo...

Hay tantos monstruos dando vueltas, que ya se ha perdido de que especie son, ni siquiera se puede estar advertido.

abrazo.

Blue dijo...

¿Estará bueno un papa con papas?, jaja.
Deja, deja, nada de rodajas, que nos coman los bichos.

Besos.

Horacio Beascochea dijo...

Me quedo pensando en eso de devorarnos unos a otros, creo que se llama capitalismo

Abrazo

Lapislazuli dijo...

Pobre Francisco lo que ha tenido que soportar y soportara..... No como pescado, ajaja
Abrazos

marichuy dijo...

Qué fuertes... Y buenos versos.

Un abrazo

Esilleviana dijo...

Aunque comemos peces y carne variada, dentro de la diversidad y la misma diferencia, hay viandas que son insuperables jaja

un abrazo
ps: prefiero carne agnóstica antes que atea.

Laura Noestá dijo...

Darío en este post nos muestras tu faceta caníbal???

Besos

Lila Biscia dijo...

jajaajaa
un pez con cara papal.
y un subte
y un: el matrimonio igualitario "es una aberración del demonio"
pero francisco es taaaaaan bueno taaaaan bueno que recibe a maru botana y no quiere un hotel seis estrellas en río.
y el aborto es un asesinato
pero llamo por teléfono a quien prendió fuego a su mujer y le digo que fuerzas, que el señor lo acompaña en este mal trance de encierro...
y tan bueno, que va a cambiar la iglesia, que va a unir a los católicos porque pancho es del pueblo porque no es de derecha, no es un retrógrado, no es un homofóbico y misógino, no no, usa zapatos de los que se compró en alguna tienda de almagro o en la calle santa fé. mirá si lo vamos a criticar, por diossssssssssss!
la boca se me haga a un lado!

pf!

(besos dario)

Amapola Azzul dijo...

Bueno, ningún hombre sea papa, o cualquiera se lo traga la tierra así como así, bella tu poesía, Abrazos.

MC. dijo...

qué decir?! me dio mucha impresión Dario, hoy te quedás sin mate!!
igual tengo que admitir que es muy bueno!
Besoss

De barro y luz dijo...

Todos somos surubís, fieros y caníbales.

Abzo

Moni Revuelta dijo...

Pues no será lo mismo... Pero si hay hambre, me temo que todos somos monstruos...

Un abrazo!!

virgi dijo...

El canibalismo va reptando dentro hasta que sale. El Papa debe saberlo pero no le importa.
Besitos, Joven.

Aniquiladora dijo...

Yo me quedaría con hambre devorando a un santo.

Besos.

RECOMENZAR dijo...

me distraigo de la vida leyendote

elisa lichazul dijo...

gracias por tu huella Darío
buena jornada
abrazos

Ricardo Guadalupe dijo...

Hay un temor siempre a ser devorado, incluso por amor. Recuerdo el gran final de "El perfume".

Bravo el poema.

Un abrazo

MAR dijo...

Un pez, un gato, un perro, una vaca...todo es por costumbre, depende donde hayas nacido y los hábitos que que hayamos heredado.
La diferencia desde el punto de vista que nosotros somos seres humanos pensantes ahí esta el cuestionamiento.
Pero por supuesto que la muerte y el acto en sí, no tiene nombre y apellido, pero políticamente y legalmente no me cave duda que el castigo variara, porque no es lo mismo como dices tú ser un APITUTADO de cualquier tipo que una persona con los mismos derechos pero nn.
Lamentable.
Buen post, da para pensar.
Mis cariños para ti.
mar

MAR dijo...

PD
El hijo de mi hermana, será sacerdote, creo que en todas partes hay gente buena y otra no.
Pero también hay que tener en cuenta que hay personas que son un aporte para la sociedad, sin importar a que pertenezcan no?
Eso si, sin ser complice, ni tapar nada negativo esas es mi manera de pensar.
mar

ohma dijo...

Yo al papa si que no lo trago!
Pero me comería tus muslos sin dudarlo jejeje, ñaca ñaca!
Tuve que mirar por Internet lo que era un suruví, y vi uno de pinchas y muy grandote!
Bicos.

Maritza dijo...

Esta vez...paso,Darío.

Un abrazo grande.

Amapola Azzul dijo...

No deberían de existir los monstruos, un beso.

Adrianna Rossi dijo...

Perturbador, pero real. En cuanto al papa... mejor no diré nada.

Simplemente expreso mi admiración por tu manera de escribir, sin pelos en la sopa, me encanta.

Un beso Dario, nos seguimos leyendo.

Jo dijo...

bueno... créeme que lo prefiero...


a otros.

nele dijo...

te sigo solo por que me recordaste lo graciosa y rara que es la palabra "rechinar"
bah, tambien me gustó el blogete :)
saludotos!

Amapola Azzul dijo...

Querido Darío, la belleza está en el poeta, igual que la poesía lo está en la desgracia.

Besos.


UN abrazo desde España.

VivianS dijo...

Ah, yo me pongo a escribirte un comentario en la entrada nueva y luego me dice que están inhabilitados? Eso no se hace Darío, estás nominado!

Besos, sí, igual te dejo besos ji.

protervidad dijo...

somos nosotros el pedazo de carne para la poesía, el sorbo de vino para el veneno de la belleza.

elisa lichazul dijo...

no está habilitado el comentar el nuevo post del ego
pero igual dejo mi opinión acá

cuando el ego comienza a picar fuerte la piel y el culo es mejor dar(se) una vuelta por la periferia y mantener(se) en cuarentena al poeta culebrón

;)


besitos y feliz fin de semana

MAR dijo...

Demasiado ego (Hay que pasar el invierno, pero lejos)
Sí, lejos de todo lo que nos dañe, de todo lo que no nos haga feliz.
Mis cariños para ti, desde mi Invierno frío y gris, pero ilusionado pensando que hay luego PRIMAVERA en el corazón y en mi País.
mar

Avellaneda dijo...

¿ Por qué no puedo comentarte Darío? Al menos en la última entrada, cuando quise intentar, plaf. Nada. :(

Yo te lo comento por acá, no me quiero quedar con palabras en la boca... jajaja

Antes que nada, genial este poema. ¡Cuánta verdad! ¡Cómo nos pone los pelos de punta lo que escribimos, para bien o para mal, cuántos nos habremos sentido un poco dioses creando y tallando personajes!

¡Abrazo para vos!

Gala dijo...

A mi es que esta gentuza se me indigesta.
Creo que no sería capaz de tragar ni un bocado, la intoxicación podría causar la muerte repentina.
Pero claro, para gustos, los colores.
Besos mediterráneos.

BLUEKITTY dijo...

Jajajajaja, ya ni sé qué iba a comentar, igual ni en mil vidas me como un papa!

Laura Noestá dijo...

Parece que no quieres comentarios en tu reciente entrada...

Entonces sólo te dejo un beso aquí

Marga dijo...

A mí los papas me la traen al pairo (expresión que no sé si conoces: que me importan un pmiento, vaya, jeje), no así tus poemas, esos son palabras mayores: tus palabras.

Sirvan las mías para que tu ego engorde un poco más, jajaja. Y por qué no?

Abrazo

Maria fernanda Lobato Lemos dijo...

Será posible la bondad en el mundo? ojalá!!!
Beso, tu ego vale la pena, te lo comento acá mientras paso el invierno :)

Ricardo Gonzalez dijo...

Los González somos.intragables. Je. Saludos.

María Beatriz dijo...

Seamos santos o pecadores, todos somos iguales ante la muerte...aunque nos rebanen el cuerpo

Besos
Maribe

Sonsoles dijo...

Pues un Rajoy es para morirse.
Besitos, te echo de menos

Humberto Dib dijo...

Está bien, Darío, no voy a comentar lo que no querés que se comente, pero no podés impedirme que te deje un abrazo.
HD