viernes, 19 de julio de 2013

Demasiado ego (Hay que pasar el invierno, pero lejos)


No hay poeta que postule
la belleza del mundo
o que procure
revelar "belleza" alguna,
es él, quien se consagra
exclusivo hacedor
de la belleza
heredero predilecto
de un acervo enajenado.