miércoles, 11 de julio de 2012

El libertador

Esto no es una ficción, sino que sucede periódica, quizá debiera decirse, esporádicamente en la cama anchísima de mi amiga Erina, un nombre tan ligado a las furias.
El energúmeno es un ser simple, sin complicaciones. Los intelectuales de discoteca lo bautizaron "básico". Pero yo no coincido en tal apreciación subjetiva, porque él posee una capacidad muy especial que otros no a la hora de interpretar el idioma de la piel de Erina, digo, a la hora de la furia.
Es que cuando ella habla él no la entiende, pero nadie puede cuestionarle tal limitación, ya que en efecto, no es su especialidad el complejo sistema hecho de signos lingüisticos.
Bueno, tampoco se interesa demasiado por las cosas de Erina. Llámese la disposición de los libros, las fotos en los estantes, ni siquiera repara en las sábanas, si son nuevas o exóticas, o en el aroma extravagante de un sahumerio. Él, simplemente, llega como un hacendoso hombrecito y cumple su tarea con eficacia envidiable.
Y no se trata de que Erina ordena y el energúmeno acepta sumisamente, sino que existe una complicidad particular, un magnetismo que está en el orden del deseo, que nace en los ojos y culmina en la fruición sexual voluptuosa.
En este sentido, no es pródiga la vida de Erina, sino más bien paupérrima, y de ahí, los períodos de furia que el energúmeno, sin embargo, sabe interpretar. El pequeño Mesías que desarticula la urgencia y la fiebre, que conjura las noches de insomnio y las histéricas mañanas de oficina.
No se le pide al hombrecito una cena romántica o un desayuno americano servido en la cama un domingo por la mañana, no se le pide un paseo o una noche de cine o un ramo de flores. Él está, sencillamente, para frotar la piedrita del goce y liberar los flujos que se agolpan en el cuerpo de Erina. Las furias, la tormenta desatada, después del estrago de la necesidad y la sequía.
En eso tiene prestigio el energúmeno. En esa manera de arrancar las espinas, una por una. En la dedicación, que nada tiene que ver con el héroe que atraviesa cordilleras o desanda mares o enfrenta monumentales enemigos. Él es el libertador de orgasmos, y eso, no es poca cosa. Porque, aunque apenas acabado su ardoroso trajín, se vista y se vaya con la prisa del cartero, Erina ya es algo muy liviano, una pluma desnuda y desmayada en su anchísima cama, despojada del peso de las furias.

73 comentarios:

guille dijo...

Libertador de orgasmos, me pido ser eso en otra vida.

Naaaaaa, no hay otra vida. Me pido ser eso a partir de mañana.

vera eikon dijo...

Cómo me gustan tus prosas, y esta en particular! El narrador te toma por las solapas desde el primer momento y te empuja junto a él, entre las sábanas de Erina. Me gusta el tono sencillo y ligero. La economía de las imágenes, y las descripciones. Pero lo que me deja embobada es ese concepto, "libertador de orgasmos". Ya imagino una novela gráfica con las aventuras de tal héroe. Porque créeme, yo lo siento así a aquel que libera los orgasmos que condenados a la cárcel de mi cuerpo. Aplausos miles!!

MC. dijo...

buenísimo! como un mar, que querés que te diga no se me ocurren palabras, excelente!
besoss

silvia zappia dijo...

algo de ralismo mágico, mucho de poema tiene esta prosa que hace agua la boca.
gracias al energúmeno, que puso sonrisas a la mañana.

abrazo*

Lucrecia Borgia dijo...

Este energúmeno es casi admirable...o envidiable, hasta diría enigmático, por no decir erinático... ;-)

abrazo

Lichazul dijo...

qué buen relato Darío!!! , me gustó mucho, y sí hay algunos energúmenos que se abocan a ese menester ´preciso, pero con ello , ya tienen el cielo ganado
;)

Muchas gracias por tu huella en lo de Fernando, abrazo grande y feliz feliz semana

SILDELSUR dijo...

ante todo,me saco un sombrero imaginario porque como dicen los españoles:_"lo has bordado!!!!!"
Segundo: lo que hace el hombrecito,no es poco,pero no es suficiente en general.
Tal vez para algunas mujeres baste con que le froten la piedrita muy bien para quedar livianas.
Para la mayoria no.
Me sonaron como dos extraños que cada tanto se frotan bien,como animalitos.
y compartir la vida con alguien es tanto más!
Besos y vuelvo a felicitarte por la forma tan impecable de narrar.

Jo dijo...

me sonó a casanova y muy lleno de ego y de semen... claro....

:(

Rob K dijo...

Los que descubrieron el fuego también eran hombres (y mujeres) básicos...

Maia dijo...

Como que este energúmeno se sabe de memoria la tabla "periódica" de los elementos. Se acerca, sin embargo, en mi cabeza, más a un alquimista que a un químico.
Magnífica prosa.

Alelí dijo...

Libertador de orgasmos!!!!

wowwww así simple y pequeño logra proezas que serán recordadas toda la vida...queremos muchos libertadores! si!

Leo Mercado dijo...

Sospecho que lo más fácil es ser energúmeno...

Marite Alarcón dijo...

Qué buen post... liberados como el mismo libertador de orgasmos...
Buenísimo!

Cecy dijo...

Se ha ganado el nombre "del libertador" que no es poca cosa, por "cumplir su tarea con eficacia envidiable", básicamente algunos son envidiados por los intelectuales de Discoteca.

Je, que buena ironía cotidiana.

Abrazo.

El Gaucho Santillán dijo...

Bueno, pero si cumple bien su funciòn, tiene su mèrito.




Erina solo tiene que buscar alguien que le recite poemas y listo.



Un abrazo.

Maritza dijo...

Me encanta que la gente haga bien su trabajo...

ABRAZOS!

Axis dijo...

El que proporciona goces (en este caso su especialidad es el sexo)...
Nada mal, no está nada mal!

Adorable!!!

Beso ;)

Amanecer Nocturno dijo...

"Despojada del peso de las furias"

Ay, cuánto sentimiento, cuánto amor de peso pluma.

Un abrazo.

Corina dijo...

Cuando Erina apremia, Energúmeno asoma.

Besos

◊ Dissortat ◊ dijo...

¿Un hombre objeto? ¿Un energúmeno faloide? Podría tener peor vida...

la MaLquEridA dijo...

¿Y ese Libertador de orgasmos llega del diario con Irina? Creo que la envidio un poco, poquito nomas.

Carlos dijo...

El problema es si Erina se enamora.

MUCHITA dijo...

Reconozco su virtud..no muchos la tienen...

Besos mil.

nilda dijo...

conozco una erina que tiene a un profesor de spining que hace de energumeno. Hace años. Solo frota la piedra del goce.
A mi me aburren los relatos, a mi dame alguien que me haga sonreir, que me mire fuerte a los ojos. Para frotar, de ultima me froto solo. Sino pareceria que solo necesitas descarbonizar el dispositivo. A mi, joven cuervo, dame amor.

mariajesusparadela dijo...

Dile a Guille que esa oposición hay que ganarla...y no es fácil.
Hay momentos en que se hace imprescindible. España sería más feliz si a todas las funcionarias que nos van a quitar la paga extra de navidad nos compensaran con algo así.

De cenizas dijo...

Si es consentido y satisface a las dos partes... aunque parece un poco frío, triste.... ¿no?


un abrazo

Mariela Laudecina dijo...

Está muy bien narrado, pero al llamar a este personaje energúmeno, es un obviedad, demasiada carga que está dicha. Con lo que hace este tipo se define solo. Creo que fallaste en ese punto.
abrazo

Halcón peregrino dijo...

Una cosa ordinaria, muy bien dicha.

abrazo.

mientrasleo dijo...

Un texto magnífico sobre un energúmeno que muchos quisieran ser
Besos

Sergio DS dijo...

Entonces no te referías a Rajoy...

Verónica C. dijo...

Y por qué no???
Una cosa es amar a alguien y otra una necesidad.
Y está muy bien: al grano y sin adornos, para qué perder tiempo.

Un relato magnífico.

Besos

Sarco Lange dijo...

Fuera de casa el hombre triunfa.
Digo, de esa casa.
Digo que triunfa sin ella.
No sé.

iguana dijo...

a toda mujer nos hace falta uno asi... que nos regale orgasmos sin pedir nada a cambio...

Malena dijo...

¿Por qué pretender algo más?

Gala dijo...

Libertador de orgasmos, eso es una profesión? imagino que no habrá que estudiar una licenciatura para ello, por lo que leo es innato.
Vaya con el hombrecito energúmeno...que le importan a él los detalles románticos,las flores, cenas, las palabras, la literatura y la sabiduría en general, es el puto amo del placer de Erina, es su profesión y en eso tendrían que darle un oscar.
Y es que cada uno vale lo que vale su mejor don, ya pueden decir del energúmeno lo que quieran, a Erina la tiene mejor servida que a una reina.

Besitos mediterráneos.

chatnoir dijo...

Osea que todo se reduce a energúmenos y orgasmos...;)

Besos.

Lapislazuli dijo...

Libertador de orgasmos, algo es algo
Lo incluire en el listado de profesiones

aina dijo...

Qué bonita la vida de Erina en ojos de un hombre con complejo de triunfador.

Jon Igual dijo...

No es poca cosa ser libertador de orgasmos, una suerte para Erina haberlo encontrado.
Un saludo.

Carolina dijo...

Y aun así a él no se le puede reprochar nada: quien da lo puede no está obligado a más. Ella debería aceptar esa realidad y aceptarla o huir.
Bess

Horacio Beascochea dijo...

Supongo que cada relación es única y parece que no es poca cosa el energúmeno, como decís, si despliega tales artes. ¿Pero dónde queda la palabra que hace vibrar al otro o el cruce de miradas que delata complicidad?

Ya se.. pobremente romántico, lo mío.

Abrazo

Lichazul dijo...

muchas gracias Darío por volver una vez más a mi rincón
abrazo grande!!

marichuy dijo...

Un Mantra que diga: "Que en lo único que sepas hacer seas bueno, muy bueno". Así el Liberador. Bien por él.

Un Abrazo

Blue dijo...

Hasta la prosa se te abre como una ostra.
;-)
Un abrazo.

Carmela dijo...

Un buen traductor de la piel y la furia, y por qué no?, cada uno, Erina y el Libertador, lo tienen claro....
Un beso, Darío.

TriniReina dijo...

Sinceramente me da algo de pena Erina. En fin, si ella consiente...
De algo hay que vivir:)

Saludos

Luján Fraix dijo...

Todo muy hueco y frío, él un instrumento, ella... no sé...

Besos

c c Rider dijo...

viva los signos

un gran abrazo

Isabel Martínez Barquero dijo...

Describiste muy bien el sexo usado como forma de alcanzar la serenidad de espíritu. Una manera utilitaria de relacionarse con el otro, y consentida por ambos. Nada que objetar si a ambos les parece bien.
Es una narración bien hilada, dulce incluso a la hora de describir los dos personajes.

virgi dijo...

Una complicidad envidiable. No es fácil si no están de acuerdo. Cada uno cumple su papel, sin derechos ni deberes.
Besos, Joven

menteinvisible dijo...

en la vida real,el energumeno es imposible que exista.demashado simple para el alma femenina

Capitán Placenta dijo...

Qué envidia, qué llevadero se me hace leerte, como si estuvieses contándomelo sentado en mi sofá. :)
Practicidad, economizar y conocer cada sentimiento. Y por supuesto saber en qué leyendas podemos ser protagonistas.
Un beso!

MAR dijo...

VICTIMA O VICTIMARIA?
ERINA...ES UN VOLCAN )
Mis cariños.
mar

J K dijo...

La piedrita del placer? que linda definición, tan poética que casi me da un orgasmo al leerla, jaja, al menos me tranquiliza saber que más hombres en el mundo descubre su existencia.

Me recordaste a una amiga de mi madre, ella decía: "Siempre hay que tener a un buen amiguito para hacer el amor" Una puta admirable sin duda.

Besos

TORO SALVAJE dijo...

Bueno, mejor trabajar de eso que de apalizador.

Saludos.

Esilleviana dijo...

Ambos aceptan lo que cada uno ofrece al otro, por tanto, si están satisfecho que continúen disfrutando.
Todos tus comentarios van en esta línea, somos cada vez más tolerantes o nuestra mente cambió la forma de entender qué es el amor, nosénosé...

:)
un abrazo

Portal De Mis Desvelos dijo...

energúmeno? Libertador de Orgasmos? En donde estan???? jajaja.. Un placer inmenso haberte leido, Magnifica entrada, creo que la voy a releer. Gracias por compartir, Eres un genio!!!

ohma dijo...

Un relato muy bonito, para mi inesperado porque es la primera vez que entro.
Felicidades!

Galia B. dijo...

Esto es muy bueno, Darío. Y tu forma de contar algo tan cotidiano es extraordinaria, hasta lo frustrante se antoja hermoso. Qué bien se te da la estilográfica, claro, has causado efecto ;-)

Laura Uve dijo...

Pues lo he leído dos veces porque el regusto que me deja la primera lectura es feo, feo...

Es un básico que sabe liberar orgasmos del cuerpo de Erina... hmmm... no sé, sigo quedándome fría.

Solo este fragmento me hace dudar:

"...una complicidad particular, un magnetismo que está en el orden del deseo, que nace en los ojos y culmina en la fruición sexual voluptuosa."

Sigo sin verlo claro.

Me gusta este nido de serpientes... no sabe una por donde ir (odio las serpientes mi niño).

Un beso!!

La abuela frescotona dijo...

ser dueño de la llave de los goces te abre todas las puertas y todas las camas, encantador sujeto
saludos querido amigo

Marc Verlén dijo...

¿Es un energúmeno esnob? Es decir, ¿lleva gafas de pasta y peinado retroactivamente demodé? Esperemos que no, que jamás arda en el gemido, sino en el infierno.

Un abrazo.

Hermes D. dijo...

¡No se me ocurre vocación más noble!

Marga dijo...

Jajaja buenísimo, de verdad!!

Me gusta el humor que destila, los personajes y la figura del libertador de orgasmos... sencillamente genial.

Besos!

VeroniKa dijo...

Tengo un extenso territorio que hay que conquistar, decile a ese libertador, que ya no buscamos poetas ni misticos.Queremos ser plumas, por favor.

BLUEKITTY dijo...

¡Lástima nunca conocí un energúmeno así! Conocí otros...pero de esos que es mejor perder que encontrar.

bonnie_blog dijo...

Great post & cute blog!
I`m a new follower now.
And I will be SOO happy, if you follow my blog:-)
Tatiana
http://www.bonnie23blog.blogspot.com/

Licantropunk dijo...

Muy buena tu no ficción. Claro que, a muchas mujeres ese energúmeno, tan parco como eficaz, les parecerá... ciencia ficción.
Saludos.

tina dijo...

Quiero unos cuantos de esos

La sonrisa de Hiperión dijo...

pero que rico libertador, verdad?


Saludos y un abrazo.

Bípede Falante dijo...

tentei comentar o post de cima, o último e não consegui.
beijoss

Sonix dijo...

que buena redaccion, disfrute mucho tus letras!

un saludo.

LA ZARZAMORA dijo...

Siempre hay un roto para un descosido.

Besos, Darío.