viernes, 13 de mayo de 2011

El hombre que cayó a un pozo



Nadie recuerda al hombre que cayó en un pozo; apenas cayó, vino aquella mujer que lo odiaba y puso la tapa sepulcral y muda, y su imagen se borró del mundo para siempre. Nada es tan importante que no pueda olvidarse.
Todo sucedió porque la brisa lo mareó y lo perdió. En su camino estaba el pozo, el hombre no lo vio y cayó. La brisa de mayo es deliciosa, el cielo estaba gris, y aunque aquí nunca hubo mar, el hombre caído está seguro de que esa brisa traía el aroma de un mar lejano pero cercano. Extraño.
La piedra que tapa el agujero es evidente. A veces vienen unos niños y la descorren un poquito, porque es sumamente pesada y gritan hacia lo profundo. La dulce voz del hombre caído los acaricia. Ellos se van con una sonrisa plácida. Los niños no necesitan explicaciones sobre ciertas cosas.
Todos creían que el hombre que cayó en el pozo sería muy desdichado. Pero él entendió que la piedra/tapa era una circunstancia intrascendente y que al fin, todo es un pozo. A lo sumo, hay un pozo más grande del otro lado de la piedra, y él, todavía tiene la brisa y el aroma del mar a su favor.
Imagen: Sorolla

40 comentarios:

MAR dijo...

Al menos tiene la brisa y el aroma del mar a su favor y el haber vivido y no muerto en vida.
Mis besos para ti.
mar

Noe Palma dijo...

y a veces creemos que salimos, no? porque tenemos el sonido del mar creemos que salimos!!
que bien estás narrando Curiyú, me encanta...

un besote

Oriana Lady Strange dijo...

Él todavía puede pedir ayuda a esos niños y no quedarse con la brisa y el aroma del mar.
La resignación callada? A pensarlo, Curiyú.
Me encanta como narras.
Un beso…..

Respirando entre palabras. dijo...

Estoy del otro lado.Tengo mucho a mi favor, sin importar lo que los otros piensen...
Besitos hombre especial ;)

◊ Dissortat ◊ dijo...

pozos o sepulcros, que al final llega el final

vera eikon dijo...

Al fin y al cabo lo importante es el pozo en el que está uno, no el que hay fuera. Sobre todo si desde nuestro pozo somos capaces de sentir la brisa de un mar lejano que aquellos que no están en el pozo no pueden sentir...
Me ha encantado,Darío

Por cierto ¿por qué es precisamente una mujer quien le pone la tapa?
Besos

mariajesusparadela dijo...

Con el aroma del mar a favor somos felices hasta los de la montaña.

Corina dijo...

Buenísimo! me dejaste reflexionando... cuando los pozos son refugios.. Un abrazo grande!

hécuba dijo...

No estoy de acuerdo: hay cosas que son demasiado importantes para olvidarse.

Rayuela dijo...

desde el pozo no sólo se olía el mar...también podían verse las estrellas...mientras la piedratapa no las tapara.
todo es un pozo?
atravesaré la pared,entonces.

beso*

Elena Lechuga dijo...

Hoy venía pensando en éso. En cómo nos dedicamos siempre a querer otra vida en lugar de vivir la que nos toca.vi-vir-la

besos

nilda dijo...

una novela de Stephen King sobre el incesto y la venganza y un cuento de Dalmiro Saenz de Setenta veces siete ubicado en la Patagonia que lei a los dieciseis tratan de este pozo y de este hombre. Lo saludo con la consideracion mas distinguida. No se saque fotos en pose porque da maraca y ud. no lo necesita.Jua.

ANA dijo...

Cada uno habita su propio pozo... con lo bueno y con lo malo, con lo olvidable y con lo inolvidable... cada uno hará que valga o no la pena...
Beso!

Rob K dijo...

El tipo sabía conformarse con poquito. Maravilloso cuento.

Carmela dijo...

"Los niños no necesitan explicaciones sobre ciertas cosas.", pero los adultos, a menudo o casi siempre, si.
Es raro que hablando del mar me dejara una brisa triste.
Besos

Nina dijo...

Mientras contemos con el aroma del mar Todos seremos felices.

Amé esta frase: "Ellos se van con una sonrisa plácida. Los niños no necesitan explicaciones sobre ciertas cosas"

Besote enorme, buen fin de semana.

MUCHITA dijo...

¡Que pozo de mier...! Por eso esta supuestamente la brisa y el aroma del mar a su favor porque sino se moriría en su propio vómito.
¡Pobrechito!

María Beatriz dijo...

Había olvidado que nada es tan importante que no pueda olvidarse...

Un beso

claudia dijo...

Algún día querrá salir de ese pozo, seguro, porque la brisa y el aroma del mar se sienten mucho mejor cerca del mar.

Eleanor Smith * dijo...

A veces hay pozos que son superiores a la realidad misma. Yo me tiraría a uno sin dudarlo...

Un beso o 2 ***

Cris dijo...

No, si al final... los que estamos en un pozo vamos a ser nosotros...

(Besitos)

axis dijo...

Muy bello, abrumador, y a la vez lleno de calma. Me gustó :)
Besos

Blue dijo...

A veces la oscuridad puede ser un lugar cómodo, y un pozo un lugar seguro.
No conocía este cuadro de Sorrolla. Muy bueno.
Besos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Amigo, el hombre siempre cai, y no dejará de caer...

Saludos y un abrazo.

HUMO dijo...

Abrigarse del mundo, puede resultar suicidio, pero tal vez morir en soledad es menos absurdo que dejarse matar por la mirada evasiva.

Profundo pero con fondo :)
Mil besos

=) HUMO
Que buena musiquita!

mujerdeole dijo...

Como dice la amiga Nina, el aroma de mar es muy parecido al de la felicidad...

virgi dijo...

Serenamente espléndido.
Besitos

De cenizas dijo...

¡Es mucho más profundo el pozo de fuera para quien puso la tapa!

Muy buen relato¡¡¡¡


un abrazo

marichuy dijo...

Pues sí, cada quien en su pozo personal. Me acordé de eso que decía Oscar Wilde:

"Todos estamos en las alcantarillas, pero algunos miramos a las estrellas."

Abrazo

Esilleviana dijo...

hay momentos en los que todos (o al menos yo), deseo ser una niña que me conformo con la voz dulce del hombre del pozo jaja, sabiendo que no emergerá y sin necesidad de explicaciones.
él era feliz, es la mejor conclusión.

un abrazo
y gracias por tu visita.

El hombre de Alabama dijo...

Me gustan las serpientes y me gusta este sitio, así que me quedo.

MAGAH dijo...

Nadie recuerda que vivimos en un pozo. Y no está tan mal, no?
Algo se "huele" en este tipo de textos suyos Curiyú, de vivora a vívora se lo digo.

Alma dijo...

Que no le falte la brisa del mar :) Realmente es afortunado después de todo. Un beso, Curiyú

Lapislazuli dijo...

Se olvida lo que muere. Beso

MAGE dijo...

Mmmh, yo creo que hay cosas que no olvidamos. Y todos vemos las cosas como queremos verlas. Caer en el pozo puede ser una desgracia. O una bendición. El mío a veces es una cosa y otras veces la otra.
Besos, querido.

Marga dijo...

Ummm me encantó la forma de narrar el pozo...

Como niños tal vez deberíamos no pensar en la existencia de los pozos, sencillamente contemplarlos y reirnos de sus voces.

Besos abismales.

La abuela frescotona dijo...

este escrito, para mi, es el mejor ejemplo de la abstracción del mundo exterior, el refugio detrás de la coraza para preservarnos de la crueldad del mundo, que solo los niños pueden en su pureza.
saludos Curiyú

Bípede Falante dijo...

Para cair em um poço é preciso ter um. Um bem grande, bem perto e bem profundo. Adorei o texto. Ainda que tenha sentido um tantinho de raiva desse homem :)
beijos

trapecista dijo...

magnífico, me encanta la idea

miralunas dijo...

qué imagen y qué letras! Curiyú, estoy ahora mismo una copa de vino y tengo como una rara melancolía de conversar con usté. salute!