jueves, 3 de marzo de 2011

Sustancia


En invierno, cuando el frío
nos azote la cara,
te haré buen caldo,
o guiso de lentejas,
rojo y espeso
tal como Jacob,
o una suntuosa cazuela
con porotos,
o al fin, cualquier manjar
que se trague con cuchara,
(y a la siesta, cucharita)
que el invierno, cruento,
invita a las comidas
burbujeantes, picantes,
después, nos enroscamos
bajo frazadas,
tal como caímos al mundo,
sin hojas sin ramas,
sin dios que se apiade,
yo seré tu mujer
y vos mi estrella,
para el postre:
almibar de tus labios
y dulce de leche,
y que nos ampare
de los vientos, cualquier santo.

41 comentarios:

hécuba dijo...

No hay mejor refugio, desde luego.

Un beso.

vera eikon dijo...

Leyendo tu poema una casi reza porque llegue el invierno (y aquí ya estamos rozando la primavera!!!) En fin, que yo quiero que mis inviernos sean así ahora y siempre. Incluso acepto lo de los porotos aunque me hayas comentado sus efectos perniciosos (imaginate en invierno y con las ventanas cerradas!!!!) Aparte del "voseo", envidio a los argentinos palabras como frazada. Sólo pronunciarla abriga.
Me gustó
Besos

emmagunst dijo...

y a la siesta cucharitaaaaaaaa

claudia dijo...

Dan ganas de que siga haciendo frío.

Los Escritos Vuelan dijo...

que amoroso parece el invierno!

minerva dijo...

Aquí el frío ya se retira....

Besos.

Respirando entre palabras. dijo...

Quién será la mujer? Ouch, magnífico invierno,jaja.
Besote

Curiyú dijo...

Respirando: yo.

Minerva: acá, espero que llegue alguna vez.

Escritos Voladores: yo creo que lo es.

Claudia: mi deseo es frío todo el año, aunque no se sabe, quizá, termine aburriéndome.

Emma: la hora precisa.

Vera: soslayaremos esos terribles efectos.

Hécuba: un buen lugar.

Y besos

MAGAH dijo...

Da ganas, muchas ganas de entrada, primer plato burbujeante y picante y postre!

Glup!

Abismo dijo...

Buena recetaaa!!!

Pues nada, que aquí es invierno... ¡a cocinarla!
Besos abisales

Maia dijo...

¿Serías capaz de trabajar la tierra 14 años por una mujer como lo hizo Jacob? Si la respuesta es sí, tendrías a tu prima Raquel, que por lo que veo del poema serías tú mismo. Todo queda en familia (claro que esto está aun más claro cuando el hombre y la mujer son la misma persona; sangre de tu sangre).
Almibar de otros labios y dulce de leche es la recompensa más "heró(t)ica" que alguien puede recibir al final de un día de invierno.
La canción es muy tierna.

mariajesusparadela dijo...

Estás hablando de la mejor forma de ahorro energético jamás inventada.

Eleanor Smith * dijo...

Yo AMO el invierno.
Con ese panorama, deseo más que nunca que comience de una buena vez *

Un beso o 2 !

María Beatriz dijo...

¡Y yo que odiaba el invierno!
Que se venga la nieve! Ja!

Curiyú, me encantó!
Besitos

Esilleviana dijo...

Aunque seas su mujer y no te guste concinar, ser el alimento que se sirve al final de la comida es muy tentador, convirtiendote en su último sabor, en el punto exacto para hacer la digestión... jjaja.

Es muy bonito y simpático. Me gustó mucho.

un abrazo.

Blue dijo...

Cuando se ama de esa forma es casi imposible tener frío.
Muy bueno, Curiyú.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Qué suerte tiene tu chica, ay qué suerte. Yo quiero que me hagan sopitas y potajes también ¡Buuuaaaa!
Bueno, me conformaré, que el calorcito sí que lo tengo.
Eres dulce, Curiyú. Me gusta.
Un besazo.

almalaire dijo...

Cualquier santo lo que va a hacer es morirse de envidia...¡Larga vida al invierno!

BesoS, Curiyú

Noe Palma dijo...

oh! sos bello!!!
como el invierno...

Makeda dijo...

Uys,quién fuera invierno!..que consentidor eres. Me encanta cuando escribes así,con dulzura.

marichuy dijo...

Ay, cómo me gustan el otoño y el invierno. Quién sabe por qué será. Y que ya llegue el invierno pues, para comer guisos que se traguen con cuchara.

Un beso

Lucía dijo...

Prescripciones para el invierno: platos de cuchara y calor humano, jeje.

Besos

HUMO dijo...

Precioso, pero que Dios se apiade o las sábanas o mas bien sus narices...que con tanto picante va haber aires gaseosos y ofensivos jajajajajaj

Besote!

=) HUMO

mujerdeole dijo...

No me gusta el invierno.
Pero si viene así como lo pintas, no está nada mal. Guisos, lentejas, cucharita en la siesta. Maravilla...

simplemente yo dijo...

sustancias apetecibles,húmedas, olorosas...señales de sabanas calientes,yo quierO... es más siempre quierO

Curiyú dijo...

Simplemente tu: y lo tienes al alcance de la mano!

Mujer de Olé: cómo que no te gusta el invierno??? Fútbol y cucharita un sábado a la siesta es la locura!

Humo: en efecto: que alguien se apiade de nosotros frente a esos perniciosos vientos.

Lucía: resumen perfecto y sin tanta paráfrasis.

Marichuy!!! así es como debe ser!

Makeda: de vez en cuando me agarra la fiebre de la dulzura.

Noe: mmmmm...ahhhhh... ehhhhhhhh...

Besossssssss

Curiyú dijo...

Alma: serán envidiosos los santos? Es probable que si.

Isabel: me muero por conocer tu tierra. Estoy seguro que está repleta de estas cazuelas de ensueño.

Blue: nada de amor eh!

Elliseviana: ser el alimento! Suena rico.

MaríaB: mmmmmm...si, absolutamente. Nieve y viento. Adentro, olla negra que hierve!

Besossssss

Curiyú dijo...

Eleanor: hagamos una marcha en favor del invierno.

MaríaJesus: vos también sabés de estos potajes.

Maia: tengo una prima que me gusta, y no estaría mal ser ella, porque en ese caso, cocinaría cazuelas para mi primo Curiyú.


Abismo: si, tengo la leña en el hogar.

Magah: pues...entrale sin escrúpulos.

Besossss

Malena dijo...

Te digo que en verano, con el ventilador encendido, se recibe una buena ayuda para hacer frente a esos vientos.

simplemente yo dijo...

no siempre lo que se tiene cerca se desea...es una pena que estes lejos.

La abuela frescotona dijo...

tapado hasta la cabeza, y aquí como cuarenta grados, según la canción, si ya queres comer guiso con cuchara, mamita¡¡¡ que te espera en el invierno, creo que debes optar solo por cucharita
abrazos amigo mio

NINA dijo...

Un preciosor!

Simple y cotidiano. Me encantó.

Regresé pero muy pausada...

Baci

MAR dijo...

Así el Invierno parece más atractivo, claro!!!
Hasta dan ganas de que llegue y eso que yo lo odio.
:)
Un abrazo grande para ti.
PD
Precioso y distinto poema, me gusta tu creatividad.
mar

◊ Dissortat ◊ dijo...

En invierno o en verano quiero eso

Saludos lejanos

Elena Lechuga dijo...

pero después hay cosquillitas??? si no no me apunto...

Marga dijo...

Así se puede pasar un invierno... uno tras otro!

Feliz refugio tengas!

MaLena Ezcurra dijo...

Alfajorcito de maizena son tus versos cucharita cucharón.



MaLena.

Len0re dijo...

Que no muera el invierno. Dejame que descanse en tu pecho un instante...

Besos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Llevo un tiempo apartado de hacer visitas a los amigos. Poco a poco me volveré a poner al día. Ten un buen inicio de semana.

Saludos y un abrazo.

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

Uy... que bien se está aquí..
Dices tu de Hades... no sabes lo que es vivirlo a tiempo parcial.

Anónimo dijo...

esos inviernos!!! los amo con lentejas,olores cucharitas, y él, claro