lunes, 14 de marzo de 2011

Paradojas del pozo


Alguien construyó (cavó) este pozo para mí. Es un pozo cálido y nada desagradable. Digamos que estoy a mis anchas, una pose, eso es. Este pozo es una mera pose. Toda distancia con lo cotidiano es una pose.
Una extraña paradoja. Como dijo uno de los nuestros, lo bueno del pozo es que tiene límites. Abajo hay un piso, de manera que no puedo vivir cayendo. Puedo palpar las paredes, así que no puedo perderme, desbordarme. No es dolor desbordante, es pose. Arriba hay una tapa, creo. Quizá, yo también tenga mi chica Kasahara, poniéndole límites al cielo. El techo. Todo es una pose/pozo. Este pozo no es el infierno. Tiene límites precisos, pero, otra paradoja, su negrura es infinita. El pozo fáctico es una cajita donde quepo perfectamente. Su oscuridad, es imposible de mensurar.
Pero me gusta quedarme acurrucado, acá, en este pocito mio. De arriba, me caen, de seguido, palabras, como migas de pan que se arrojan a las palomas, como maná de los dioses para sus fieles hambrientos. Lo mejor de la pose es el mimo que llega deslizándose para alimentar. El agua de la lluvia que se filtra por las heridas de la piedra. Esa debe ser mi chica Kasahara, la cicatriz imposible.
La paradoja apoteótica reza que la oscuridad insondable es, en realidad, un cristal, a través del cual puede verse todo desde otra perspectiva. Lo negro traducido al color. El pozo tiene fondo y todas las cosas, aun las más horribles, tienen cielo en el que se amontonan estrellas, planetas rojos, lunas y luminosidades fugaces.
Ha de ser mi chica Kasahara, que en noches hermosas levanta la tapa que está en la boca del pozo. Y yo, en pose, acurrucado ahí en el fondo, recibo su agua bendita.
Al final, sumido en lo negro del pozo, en el infinito negro, puedo ver, recordar, que hay muchas cosas que brillan con luz propia, pero que, entre tanta luz artificial, se confunden endemoniadamente. Y quizá, haya por ahí, gente cayendo en pozos sin fondo.
Descorré esa tapa, por favor - grito. 

Imagen: Kasimir Malevich

33 comentarios:

emmagunst dijo...

de las mejores letras que has escrito amigo! y como dicen por ahí: "cuando uno llega al fondo (del pozo), no queda otra que subir!"

MUY BUENO

Cynthia dijo...

"El pozo tiene fondo y todas las cosas, aun las más horribles, tienen cielo en el que se amontonan estrellas, planetas rojos, lunas y luminosidades fugaces." (un pedazo de todos mis favoritos).

Me gusta.
Linda consideración personal.

Maia dijo...

Precioso, precioso !! Estoy entusiasmada aplaudiéndo con las palmas muy juntas debajo de mi pera y luego me toco la sonrisa con los dedos como una tarada. Sí, me encanta (por muchas, muchas cosas). Y la música que lo acompaña es exacta. Ahhhh, me dieron ganas de abrazarte, menso. Chua,

Asolada dijo...

Que me gusta, que no me gusta... en fin, si vengo por aquí doy por sentado que me tiene que gustar.
Y progresa usted (muy) adecuadamente, que lo sepa.
Te mando un beso desde el pozo Madrileño.

Abismo dijo...

Pozos, abismos... y si estamos a gusto en ellos si ;) y alguien de vez en cuando nos abre la tapa... Un texto impresionante!
Besos abisales

Rayuela dijo...

http://en-zigurat.blogspot.com/2010/10/blog-post.html

si descorro la tapa, pueden saltar los secretos...que, cuando salí del pozo, empecé a etiquetar...

besos*

vera eikon dijo...

Que bella imagen, tú metidito en el pozo...pero pienso que la oscuridad sí tiene límites, acaba donde tú empiezas. Me encanta que te caigan palabras como migas de pan. Una lluvia de palabras. Te veo sacando la lengua para saciar tu sed. Si es un pozo de palabras como estas yo también quiero un huequito en él (sin estorbar, se entiende)
Un texto genial
Besos

almalaire dijo...

"El agua de la lluvia que se filtra por las heridas de la piedra"...que hermoso. Un abrazo, Curiyu

Noe Palma dijo...

esto querido mío, es lo mejor que leí tuyo hasta entonces...

me diste vuelta la cabeza, así, sin mas!

abrazos

Eleanor Smith * dijo...

"El pozo tiene fondo y todas las cosas, aun las más horribles, tienen cielo en el que se amontonan estrellas, planetas rojos, lunas y luminosidades fugaces."

Es algo que siempre tengo en cuenta. Ya te lo dije creo ;)

Amigo Curiyú: Eyyy cómo nos parecemos...

Y sigue sonando Robert (de fondo) mientras te leo. También veo imágenes de "Big fish" se siente, se respira en el aire !

Un beso o 2 !

Pd: festejemos: RACING ÚNICO PUNTERO *Qué tal una sobredosis de pelis Tim Burton ? je !

Más besosss

MAGE dijo...

Soy una romántica empedernida y me enamoré de esta historia.
Hermosa de principio a fin. HERMOSA HERMOSA HERMOSA!
Gracias por sacarla de tu alma y dejar que se cuele por la mía. Bah, de la de todos los que te leemos. Pero a mi no me importa. Porque lo que me trajo a mi, es sólo mío.
Besossss

Elena Lechuga dijo...

Saludos desde el mío.
Gracias por tus migas.

Alelí dijo...

pucha! la mayorìa cree que vive en el prado y todos absolutamente todos estamos pagando la hipoteca del pozo...

claudia dijo...

Que levanten mi tapa y me echen el agua bendita.

Muy muy bueno!

mariajesusparadela dijo...

Es uno de los textos tuyos que maaaaaaas me ha gustado.
(Y mira que me gustan mucho todos).

Maripaz Brugos dijo...

Coincido con varios comentarios de tus seguidores...es un texto bellisímo, muy bien construido, de lo mejor que te he leido.
Felicidades Curiyú, por dejarnos entrever la riqueza de tu pozo, donde a pesar de la negrura se pueden contemplar las estrellas.

Lucía dijo...

¡Qué bonito! Yo me quedo con este trozo "Pero me gusta quedarme acurrucado, acá, en este pocito mio. De arriba, me caen, de seguido, palabras, como migas de pan que se arrojan a las palomas, como maná de los dioses para sus fieles hambrientos."

Besooos

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

Un pozo con tapa... que cosa mas inquietante. Mejor oscuridad infinita que cerca de apretura.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Una preciosidad llena de hondura. Me encantó el pozo como pose, el vacío que acuna y no ahoga, el suelo que sostiene y no precipita a los abismos.
Estupendo, Curiyú. Tu lucidez intrínseca te salvará de todos los pozos ogros negros que sumergen para siempre.
Un beso.

La abuela frescotona dijo...

CURIYU, ESE POZO ME SUENA A REGRESIÓN, AL REFUGIO SEGURO POR EXCELENCIA DEL HOMBRE, EL SENO MATERNAL...
ME PARECE UN ESCRITO MUY HERMOSO, QUE VA MAS ALLÁ DE LAS PALABRAS, TRASMITE SENSACIONES.
TE ABRAZO

cleopatra dijo...

Y cumplió su objetivo. Ese pozo no deja de ser un bálsamo...a veces.

Sólo a veces.

Te beso

Marián dijo...

AY...¡qué sí¡... que me gusta este hombre con sus metáforas...y sus paradojas... ¿para qué abrir la tapa si todo es cuestión de perspectivas...y yo te veo bien?...

Un beso lanzado hasta el fondo de ese pozo, espero que te llegue...

Diego dijo...

Muy lindo tu blog, muy buenos escritos.
Un placer pasar por aquí.
Saludos...

María Beatriz dijo...

Curiyú:
Muy buen texto. Fluído, interesante.

Un pozo de oscuridad con fondo, donde sentirse seguro y poder ver lo que brilla con luz propia. ¡Una buen lugar para esconderse a pensar!


Un beso

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Los pozos no siempre son como el de Poe, con un malévolo péndulo esperándonos para segarnos la vida. Los hay cómodos, amueblados con sofás blanditos y amorosos, pero de donde no salimos jamás, acurrucados en esa comodidad artificiosa que nos impide saber que, tras la tapa, aún brillan las estrellas y la libertad...

Magnífico texto, magníficas reflexiones, mi querido Curiyú.

Un gran beso, ponzoña de la rica añadida, mi niño, jijiji.

Esilleviana dijo...

Al leer varias veces sobre la chica Kasahara, pensé que podría ser una transformación de Sakira (y el tema Piqué... su enamoramiento y ganas); busque para asegurarme y descubro que es un maestro japonés de papiroflexia (me encanta). Tener la capacidad de adaptarse a diferentes pliegues y dobladillos, asegura sacar la cabeza del pozo alguna que otra vez, solo para mirar por encima del umbral.

un saludo.

Malena dijo...

Mierda, nene. Qué bueno.

Yo estuve varias veces en un pozo parecido. Ahora mismo, si se quiere. Y es oscuro, pero acogedor, de alguna extraña manera. Y solo otro que no sea yo puede quitar la tapa.
Por ahora no grito.

marichuy dijo...

"La paradoja apoteótica reza que la oscuridad insondable es, en realidad, un cristal, a través del cual puede verse todo desde otra perspectiva"

Grande y, valga la contradicción, luminosa paradoja.

Es como dicen: hay que llegar hasta el fondo para poder emerger.

Un abrazo

Siona dijo...

me gustó mucho tu texto....ese pozo, parece tener más de útero, o cueva de hibernación, que de pozo, pozo...saludos!!

Acuarela dijo...

Los pozos son necesarios. De otra forma no sabríamos el valor de la luz (ni de la tapa que se descorre).
Debemos estar en un pozo alguna vez en la vida...

Makeda dijo...

Y si no es mucho preguntar..¿qué gritas?...es que hasta aquí me ha llegado distorcionado,..¿te mando algo que leer?...mientras quieres salir del pozo/cielo.

jordim dijo...

muy bueno, sisisi

Say dijo...

"Irse metiendo en todas las cuevas para salir de ellas a la luz, extasiado". Canetti