martes, 8 de marzo de 2011

Mujeres quemadas


Una mujer es bien capaz
de atravesar
el velo del tiempo,
la misma mujer.
El mismo inquisidor
la quema,
por cargo de locura,
adulterio o brujería,
sin ninguna misericordia,
sino únicamente
con el invisible mandato
del trueno
y su exégesis aberrante.
La misma mujer se reconstruye
de cenizas
a sabiendas
de su terrible destino de fuego:
pero no claudica
sino hasta que
la implícita ley, la inusitada,
con todos sus ciegos ejecutores,
fanáticos, obedientes
acaba condenada
a la asfixiante existencia de la piedra.

Imagen: Oswaldo Guayasamín 

28 comentarios:

Noe Palma dijo...

ay, primero! la imagen uufff... el gesto! el gesto que tiene es terrible.

con respecto a vos... que te voy a decir? la poesía es el otro lado de la imagen de Guayasamín, es el reverso, pero a la vez no dejan de reflejarse una con otra.
me gusta leerte!

abrazos bonito!

emmagunst dijo...

yo no me puedo dormir y me encuentro con este escrito fuerte!!! buenas noches Curi

Rob K dijo...

Sin ir lejos en el tiempo, hoy y aquí, en nuestra bendita tierra, la violencia de género (la muerte de mujeres a manos de "sus" hombres) ocurre cada día.

Mundo Aquilante dijo...

coincido con Emma, qué escrito fuerte! gracias

Saludos desde Mundo Aquilante!

Maia dijo...

Te hago una reverencia tras este escrito. Y la música...sin palabras.
Un beso,

vera eikon dijo...

Y siempre se eligirá mujer(aun a sabiendas de que eso la condena)
Curiyú, eres dueño de la palabra lacerante (nos hieres de muerte con poemas como este...)
Me ha encantado
Besos

mariajesusparadela dijo...

Ayer por la mañana leí el post de Emmagunst.
Ahora tu remachas la idea , con la misma belleza y con palabras propias.
Gracias, HOMBRE.

(hombres hay muchos)

minerva dijo...

Hermoso, una mujer nunca claudica, es cierto.

Mil besos.

◊ Dissortat ◊ dijo...

Coincido con lo de "fuerte", pero me aterra el hecho de saber que es real.

Un abrazo

Elena Lechuga dijo...

Mujeres como la que defines, pocas. Niñas con cuerpos maduros, más me temo. Como con los hombres. La masculinidad y la femeneidad se han diluido en una androginia horrible...

Alelí dijo...

ojalá que nos renovemos y rescatemos nuestra vulnerabilidad entre tanto fuego.

besos

Len0re dijo...

Claudicar, jamás...
Muy fuerte, muy cierto.

Besos

Eleanor Smith * dijo...

Siempre se renace de las cenizas querido amigo, siempre. Hablo desde la experiencia y el dolor.

Insisto: sabes que cuando vengo acá suena mi querido Robert en mi cabeza. Quizás es tanto mi fanatismo que yo misma musicalizo lo que leo!

En mi pequeño bosque perdido lo estoy poniendo mucho, I know.

Un beso o 2 *

almalaire dijo...

"Pa´trás" ni pa´coger impulso, dicen aquí. Que hermoso lo dices tú. Muchos besos

MAGAH dijo...

No hay con que darle, el ansia por la libertad es siempre mas fuerte que cualquier tormento, que toda la puta censura junta.
Podrán intentarlo una y mil veces mientras los ampare la fuerza de sus puños y su ignorancia, pero volvemos a brotar, somos semilla.

Impecable la imagen!

Abrazo con alas!

María Beatriz dijo...

La mujer es fuerte, es verdad, pero la crueldad y la barbarie de sus ejecutores es mayor...Claudicar? Jamás!

Excelente Curiyú. Y gracias! :)
Muy buena la imágen.

Un beso.

mujerdeole dijo...

Gracias amigo.
Ser mujer es algo maravilloso que debemos celebrar a diario.
Yo celebro con tu poema y observo como sucede lenta pero inevitablemente la reconstrucción.

Abrazo

Makeda dijo...

Lo que más me impresiona de vos es esa fuerza que a veces se vuelve dulzura,otras fiereza,pasión,pero todo eres tú y eso pocos son,por eso eres...eres eso que en otros no hay...me gusta,..siempre pasando tarde,lo sé,pero siempre vengo,siempre.

Un beso azul

marichuy dijo...

"La misma mujer se reconstruye
de cenizas
a sabiendas
de su terrible destino de fuego"

Me encantó esta dualidad.

Un abrazo Curiyú.

HUMO dijo...

Demoledor!!!!
Bravo.

=) HUMO

simplemente yo dijo...

y a mi que me gusta que me quemen...pero con pasión,con el exquisito ardor del sexo, hasta quedar consumida en aullidos intermitentes y goces múltiples.

Maripaz Brugos dijo...

Bello poema Curiyú, duro, real, inquietante...
Abrazos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Por aquí ando, paseando de nuevo entre tus cosas. Encantado como siempre con las cosas que compartes con nosotros.

Un saludo.

Isabel Martínez Barquero dijo...

¡Cómo me ha gustado! "Una mujer es capaz de atravesar el velo del tiempo".... Uf, qué hermosura.
Perfecto en fondo y forma, solidario con las féminas, ¿qué más se puede pedir?
Besos y gracias.

Alicia María Abatilli dijo...

Curiyú protector al parecer.
Como dicen que las curiyú son, o al menos es lo que recuerdo de un bello cuento de mi libro de lecturas, o del genio de Horacio Quiroga.
Gracias por esta ofrenda.
Alicia

Blue dijo...

La mujer es capaz de muchas cosas y, como las piedras, también se puede deshacer al calor.
Besos.

auroraines dijo...

Atraviesan los tiempos con la solidez de la roca
permanecen más allá de los inquisidores de turno
para que otra mujer no tenga que volverlo a sufrir.
Un beso

La abuela frescotona dijo...

HERMOSO ESCRITO, LA MUJER ES LA ROCA DEL HOMBRE, DONDE ESTE SE APOYA, O ESTRELLA SU FRUSTRACIÓN...
ABRAZOS