lunes, 18 de noviembre de 2013

Sentido y experiencia

"Qué desgracia saber tu nombre aunque ya no conozca tu rostro mañana..."

Javier Marías


De qué me sirve repetir tu nombre
como un mantra
tu hermoso nombre
asignado por el azar o la cábala,
la creencia
o la tradición,
yo y la obstinada búsqueda
del génesis
o la esencia del amor
en la constelación enmarañada
de tu nombre.

84 comentarios:

elisa lichazul dijo...

pero es más triste olvidar el nombre mirándole la cara...

abrazos

Isabel Martínez Barquero dijo...

Parece que un nombre nos pone a salvo, aunque en ocasiones nos quedamos huérfanos y solo nos amparan las letras de ese nombre sin más, exento de toda la magia que tenía en un momento dado.
Es precioso el poema. Y qué decirte de la cita... Me encanta compartir querencia por Javier Marías.
Un beso.

la gata dijo...

Darío, me has recordado algo que escribió Coti Sorokin:

Tu nombre no tiene palabras
si está escrito en mi corazón
y de pronto sale de cualquier lugar
no sabe más que hacerme sentir mal
tu nombre tan inoportuno no sabe llamar.

Hoy hay un nombre del que quisiera olvidarme por que ya no es hermoso, ni es el génesis, ni es la esencia del amor, es más bien una desgracia. Lo de conseguirlo ya es más difícil.

Besitos.

Vera Eikon dijo...

Para qué sirve????....En ocasiones es el único gozo que se nos concede...Abrazo

TriniReina dijo...

Asidos del cuello por unas letras nominales...

Abrazos

Laura dijo...

Yo también miro, de nuevo. :) besos

LA ZARZAMORA dijo...

De nada, porque con el tiempo ni te acordarás de él.
No le des más vueltas.
Un abrazo.

Miriam Tessore dijo...

me persigue un nombre
me llama un nombre
camino hacia él

Pablo...Pablo...Pablo

Mia dijo...

¿Qué nombre Dario, te inspira esos versos tan bellos?
Soy cotilla :).
Besos...

TORO SALVAJE dijo...

Sirve de bien poco.
Es casi un gemido perpetuo.

Saludos.

diego dijo...

"Mañana en la batalla piensa en mí" :) Es imposible borrar totalmente de un nombre los sentimientos que nos inspiró, la goma de borrar sentimientos no existe.

Celeste dijo...

Es algo a lo que aferrarse.

Marite Alarcón dijo...

Sea cual sea el nombre, hace q brote en ti una linda inspiración.
Beso!

Moni Revuelta dijo...

Nuestra mente le pone nombre a todo, para entender lo que, nuestra mente, siente.
Somos seres relamente curiosos.

Un abrazo Darío.

cora dijo...

su nombre para grabarse en tu piel

besitos Dario

Lucrecia Borgia dijo...

Dentro de nosotros existe algo que no tiene nombre y eso es lo que realmente somos.

abrazo

De barro y luz dijo...

El nombre es la prueba de la existencia y el rastro del olvido.

abzo

virgi dijo...

Tu nombre me sabe a yerba...dijo el poeta.
Besitos, Joven

Blue dijo...

De nada, no sirve de nada. Tampoco hay que hacer esfuerzos para recordarlo cuando ya se olvidó.
No entiendo a esa gente que se tatúa en la piel el nombre de su amor. Si el amor dura, ya lo tienes fuera de la piel, y si no dura no te la vas a poder arrancar.

Besos, Darío.

Adra Sólo dijo...

El cole de mis hijos recomienda que no se enseñe a los niños a leer ni a escribir en casa porque interfiere con la metodología de la escuela... Yo les he enseñado a los dos a escribir su nombre, porque es como atrapar un pedazo de identidad y (también para que comprendan que su madre es una persona que, después de todo, algunas pocas veces hace lo que le da la gana)

Nombramos las cosas y es como si les diéramos la vida, perdemos amores y nos mantenemos bajo el influjo constante y doloroso de su nombre...

Un beso grande

Amapola Azzul dijo...

Un beso, Hay luz aquí.
Gracias.

Amapola Azzul dijo...

aunque yo creo que no sirve de nada...

( me refiero a lo de repetir nombres...)

No a lo que hablé en mi otro comentario.
Un abrazo.
Besos.

Amapola Azzul dijo...

Me gusta el comentario de Lucrecia, pero no quiero tampoco nombrar nada.
Un beso.

Lapislazuli dijo...

De nada sirve, es inutil esforarse en recordad lo olvidado
Abrazos

marichuy dijo...

Quizá el nombre sirva —aunque sea— para evocar...

Un abrazo

Mariela Laudecina dijo...

Este poema es para un dios. besos.

MAR dijo...

Sí, catarsis de poemas, de besos dados y por dar, a mi también hay nombres que me duelen y a veces también el mío.
Un abrazo para ti.
mar

Me duele la mente
de tanto imaginarte aquí...
a mi lado.


Pablo Neruda

Fernanda. dijo...

A mí me sirve. Se aparece aquí. Aunque sea un pedacito de lo que fue, aunque sea lo que yo recuerdo, regresa.

Verónica Calvo dijo...

Sirve para prolongar un eco en el alma y escribir un hermoso poema.

Saludos

nilda dijo...

No te comento seguido, porque me abruman tus seguidoras, tan calientes y lanzadas, tus imágenes de vaginas ardientes, de lenguas rosadas y sexo duro. Sin embargo no puedo dejar pasar este poema, borgeano en su esencia, si querès. Hermoso y triste. Verdadero.

SILDELSUR dijo...

Mientras no confundas los nombres! Jajaja!!!
Saludos!

Darío dijo...

No sea prejuiciosa con mis seguidoras, compañera Nilda!

NaTaCha dijo...

En la eterna búsqueda de lo que debe encontrarle a uno.
Muy bueno.

Sergio DS dijo...

A veces duele.

Un abrazo.

G dijo...

qué belleza de poema ! qué buen título ;) (y disculpa la simpleza de mi comentario, es que me salió así, si tanto vano análisis...)

mariajesusparadela dijo...

Me encanta el poema. De los comentarios me quedo con el de Blue y con el de Adra.

Sandra Liebaert dijo...

articular no es en vano si es leyéndote.

Besos

elisa lichazul dijo...

la tarea encomendada del ser humano fue Nombrar
y eso lo hacemos cada día de toda la vida
aunque nos duela , aunque nos reviva fantasmas

abrazos

Laura Uve dijo...

El nombre amado es solo un nombre, pero lo que evoca es un mundo.

Precioso poema Dario, con garra y fuerza!!

Un beso.

Mirella S. dijo...

Siempre necesitaremos un nombre, ese nombre, no importa que pase mañana...
Bello, Darío.
Un abrazo.

la MaLquEridA dijo...

Para que no la olvides nunca.


Cuídese Joven Cuervo.

Luján Fraix dijo...

Ya te olvidarás cuando acabe el sentimiento mientras tanto seguirás buscando...
Besos

Laura dijo...

Te nombran los demás.
Poner nombre , para mi, es limitar.
Ver el rostro, es ver la mirada ilimitada de lo que se es.

Besos

Anna Genovés dijo...

Cada uno tiene el nombre que le corresponde... por narices, no por otra cosa. Ahora, el génesis del mismo es una incógnita maravillosa.

Saludos, Anna

Carmela dijo...

http://mifular.blogspot.com.es/2013/11/reconocerse.html
Para mí, es importante, :)
Un beso, Darío

mientrasleo dijo...

Y encima, no poder olvidarlo
Besos, hermoso poema

Licantropunk dijo...

Ya he abalado en otra parte tu gusto literario. Javier Marias maneja el lenguaje como nadie: lees las primeras páginas de cualquiera de sus novelas y eres consciente de que te vas a sumergir en un delirio de genialidad, de que vas a sucumbir ante un talento inalcanzable. Y sí, el mejor escritor español vivo, me temo.
Saludos.

Sonsoles dijo...

Me has recordado a un chiste.
Ya te lo contaré en privado.
A mi últimamente fijate lo q te digo, me estorban los nombres reales prefiero llamar y que me llamen "cariño" "chuchi" "puchurrita" así yo tb me olvido un poco de mi, y río más
Q palabros usas ... ainss lo q me pone a mi que un hombre sepa hablar ;P
MUA

María Socorro Luis dijo...

muy bello poema. Siempre idealizamos el nombre de la persona amada.

Buenas noches.

Espérame en Siberia dijo...

Siempre he creído que los nombres sí forjan un carácter, que nos imprimen una personalidad.
Pero al amar a alguien, su nombre se vuelve vital para invocarle.


Un beso, querido amigo.

BEATRIZ dijo...

Un nombre solo puede enraizarse así cuando ya está el ser consumado en otro.

Esto tiene un toque romántico Darío, me gusta.

Saludos.

Ricardo Gonzalez dijo...

Excelente. Una vez me olvidé el nombre de mi novia, mi mujer ahora, y la llamé chiqui, ahora le digo así, aunque esa vez se me había olvidado...abrazos.

[Maxwell] dijo...

Wow es usted un maestro, me gustó!!

Vivian dijo...

A los amores hay que enterrarlos con el nombre Darío.
Me gusta, sí. ;)
Besos

Amapola Azzul dijo...

Precioso Delirio.
Un beso.

Avellaneda dijo...

Su nombre siendo el nombre de todas las cosas. Pero, en especial, la musa de este poema. ¡Es precioso, Dari!
Quizá no lo notes - o sí, y lo celebro, pero trasmitís una intensidad increíble, de verdad te lo digo, y lo veo de ese modo.

¡Abrazo grande!
¡Gracias por tus comentarios! :)

Laura Noestá dijo...

Me encantó esa novela de Javier Marías.

Dicen que los mantras funcionan, yo de ti seguiría repitiendo su nombre por lo que pueda suceder...

Besos

Gloria dijo...

Declaro mi nombre como algo olvidado pero reconozco que dificilmente se pueda borrar el rastro de su Gloria.
Besos de gofio.

ohma dijo...

El nombre no es una buena referencia, mejor otras, Dario.
Bicos.

Amapola Azzul dijo...

No es necesario repetir nada, eso es verdad.
Un beso.

lunáticasuicida dijo...

Olvida su nombre y quédate con la esencia.

Amapola Azzul dijo...

Bueno , no es necesario, pero a veces los mantras son agradebles de escuchar por anular pensamientos que no sirven para nada.

Un beso.
Muy bonito.

Me gustó tu post. Enhorabuena.
Feliz semana, Darío.

Amapola Azzul dijo...

Perdón, quise decir " agradables".
Lo siento.
:)

Horacio Beascochea dijo...

Acaso sirva para no terminar de olvidar, aunque no haya respuestas o las que encontramos sean tan insuficientes.

Abrazo

Amapola Azzul dijo...

La verdad es que es precioso lo que escribiste, gusta releerlo.

Un abrazo.

Maripaz dijo...

El nombre va ligado a la esencia misma de ser de alguna manera, de ahí que es preciso rescatarlo en plenitud.
Un abrazo,Dario

Sandra Garrido dijo...

De que nos sirve sino de dolernos, besos Darío, bello bello

MAR dijo...

Besos y linda semana.
mar

cora dijo...

espero estes bien, besitos Dario

Marga dijo...

Palabras y rostros que bien conjugan.

Poeta te encontré muy místico. (Sólo un hecho, no un defecto, no empecemos con el ego literario que luego vendrán tus musas a pegarme.... jeje)

Darío dijo...

Son musas limitadas y sin mayores expectativas, doña Marga...

Amapola Azzul dijo...

Pues creo que no sirve de nada.
Un abrazo.
feliz semana, Darío.

PMPilar dijo...

media vida para aprender [su,tu]nombre.
vida entera para que el olvido se lo adueñe.
este es el juego irremediable, Darío

besos abrazos

Mamen dijo...

Puede el nombre definir a la persona, puede contar quién es, qué siente.Puede el nombre quedarse y la persona irse y olvidarse.Quizá cada nombre sea el más bello en los labios de otro que también tiene nombre, quizá no sea nada. Puede.

Amapola Azzul dijo...

Es mejor no obstinarse en las búsquedas...

elisa lichazul dijo...

feliz fin de semana DARIO, abrazo grande
:D

Humberto Dib dijo...

Me hiciste pensar... ¿es importante el nombre existiendo un cuerpo y una mente que están en falta?
No importa, es retórico.
Un abrazo.
HD

Amora Amora dijo...

Me gusta tu espacio.
Un abrazo
Yeli

LENA MILLER dijo...

Un nombre no puede llenar esa ausencia y, al mismo tiempo puede llenar nuestro todo.

No hay que repetirlo, hay que buscar ese nombre con el ahinco que nos instiga el deseo y el amor.

Un beso.

Esilleviana dijo...

El nombre no nos conforma, tal vez, en ocasiones, ayuda a reafirmar pero no configura cómo somos y cómo nos vemos... su nombre era distinto y poco utilizado, pero él era más que su nombre :))

un fuerte abrazo

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Que desgracia saber tu nombre y tener que olvidarlo

protervidad dijo...

Sirve la belleza, tender lo inexorable, el insulto de lo preciso, lo soberbio.

Saturna dijo...

Un nombre ilusiona. El nombre del hombre. Así funciona todo, repitiendo un nombre al inicio.

Besitos de verano húmedo limeño.

Maia L.B. dijo...

El nombre es lo único que se salva cuando todo lo demás ha muerto. Un poema bellísimo, Darío.
Un abrazo.