jueves, 12 de septiembre de 2013

Dormir con la hermana


De noche arrimo con cierto decoro
tu cama a la mía
para estar más cerca 
y disimular
el abismo que media
nuestras soledades personales,
acerco la mano, así,
y hacemos trenza de dedos
que no se cuele el dios
y su condena
que no se advierta el desamparo
de esta travesía ciega casi muda.



Imagen: "Io e te" - Bernardo Bertolucci (Gracias por la pasión cinéfila, Licantropunk)

71 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Soledades personales que ningún afecto nutre, que triste.


Un abrazo

María Sotomayor dijo...

Qué hermoso Darío.

Beso fuerte!

Blue dijo...

La compañía es una ilusión. Metros de piel nos separan del resto del mundo.

Besos.

Vera Eikon dijo...

Quizás ese sea el mayor acercamiento del que somos capaces. Dos hilos que se trenzan aunque continúen individuales, independientes...¿Dos que son hermanos tienen su sangre trenzada? ¿son hilos de la misma madeja??...Abrazo.

Sergio DS dijo...

Me suena a prohibido.

alba dijo...

Ssssshhhh... este poema tiene que leerse muy bajito. Duermen, no sea que se despierten.
Tengo que ver esa película.
Un beso, Darío.

begusa dijo...


arrimar camas...mmm... :P
ais.. que me relamo ^^

Amapola Azzul dijo...

Bello poema, felicidades.

Luce tu sol. Besos.

MAGAH dijo...

Increíble!


Con los pocos permisos que solemos conseguir.






Insisto, poéticamente hablando sos increíble de bueno.

Mirella S. dijo...

No lo vi para el lado del morbo, sino que me enganché con la ternura, la necesidad de acercar distancias que ni la sangre puede acortar.
Bertolucci, gran maestro.
Darío, me gustó mucho.
Un abrazo.

elisa lichazul dijo...

la hermana , la compañera de viaje compartido en un mismo útero es un lazo que cuando falta la madre nos reconforta


precioso poema DARIO
abrazos

Sandra Garrido dijo...

Me recordaste a la soledad de los números primos, en ese enlace aunque la soledad interna siga al menos se siente acompañada. Muy hermoso.

Besos

Rob K dijo...

Sólo es tabú si falta la poesía.

mariajesusparadela dijo...

Ternura obligatoria.

Isabel Martínez Barquero dijo...

La confidencialidad, el secreto, la ternura... Dos hermosos seres en el experimento de la vida.
Lo recreas de manera muy hermosa, gracias.
Muchos besos, muchos.

Maritza dijo...

MUY hermoso...Junto con los dedos se trenzan las soledades abrumadoras; distancias que muchas veces otros impusieron. Aquí la crítica no tiene sentido alguno...

Te felicito,Darío, por tu siempre intensa y profunda poesía, toques el tema que toques, a veces más lúdicamente, otras más serio...

Abrazo grande!

Alma de Adra dijo...

Como me gusta esa trenza de dedos. Extraño mucho a mi hermano.

Un beso

VivianS dijo...

Yo creo que soy media avinagrada (mi madre dice lo contrario) pero a mí no se me presentó la hermana de sangre sino un matrimonio desgastado que no tiene retorno. Ay, mi lado gris!
Un besote Darío.

VivianS dijo...

Me acordé del “ Más feo que bailar con la hermana”
(ji)

Anna Genovés dijo...

Todos somos hermanos... Me gustó amigo, no tienes pelos en la lengua. Pero sabes utilizar el lenguaje preciosista si se tercia. Anna

Gala dijo...

Que no se entere no...o les pondrá en habitaciones separadas y se acabó el invento.

Besos mediterráneos.

MAR dijo...

Me hiciste acordar de cuando mi papá murió, cuatro días después de que yo cumpliera 21 años, viviamos en una casa grande, somos tres hermanas mujeres, mi hermana mayor ya estaba casada...la primera noche cuando estaban velando a mi papá en la Iglesia dormimos mi hermana, mi mamá y yo en la cama matrimonial, luego llevo su cama a mi pieza y dormimos así meses para no sentir tanto dolor, luego nos cambiamos a una casa más chiquitita y de apoco nos fuímos recuperando y adaptándonos a vivir la vida de otra forma, con esa herida.
Un abrazo para ti con mucho cariño.
mar

Lila Biscia dijo...

de pequeña, para dormir, le daba la mano a mi hermana. era la única que me quitaba el miedo.

me dio tristeza tu poema.
tristeza y congoja.

beso

Marite Alarcón dijo...

Me encantó y sentí cada palabra.
A veces los abismos son muy grandes...

la gata dijo...

La última vez fue así, trenzar de dedos.
Casi no lo soporté.
Y no quiero que se repita nunca más.

Besito.



cora dijo...

que ternura Dario

besitos

Lucrecia Borgia dijo...

Que haríamos sin una hermana a quien darle la mano y sin un perro en la cama...

abrazo

mientrasleo dijo...

Arrimar camas, arrimar manos, sin tocarse los cuerpos.
Qué tristeza el hueco que separa
Besos

◊ dissortat ◊ dijo...

La soledad es difícil que no esté presente...

Un abrazo

De barro y luz dijo...

Esos dedos se enlazaron incluso antes de ser concebidos.


Abzo

GARDENIA dijo...

Con las manos entrelazadas se disipa el miedo
Besos

Amapola Azzul dijo...

Vale, pero de día no creo que disimules nada.

Un beso.



Amapola Azzul dijo...

y seguro que la travesía no es ciega...

Lindas letras para compartir.

Enhorabuena.

Un beso.

Jo dijo...

yo dormí con ella durante años
claro habia camas separadas y un pequeño pasillo que era un pequeño abismo


nunca tue cariño fraterno qu emal que yo lo diga
jajaja

... creo que he hallado a mi hermana en una amiga....

Lapislazuli dijo...

Tomarse de las manos evita la soledad
Un abrazo

Sandra Liebaert dijo...

la soledad, vaso comunicante del amor.

Besos

marichuy dijo...


“que no se advierta el desamparo
de esta travesía ciega casi muda.”

Qué bello y triste, Darío.
Un abrazo

Miguel Alvarez Morales dijo...

Bueno...la soledad puede ser una gran amiga, una buena compañía...

Laura Uve dijo...

No es visto la peli de Bertolucci, y mira que me gusta.

Tu poema, como siempre, es una mezcla de sensaciones que abre sugerentes caminos que cada cual interpretará como sus emociones le dicten.

Un beso.

Luján Fraix dijo...

Soledad y desamparo, se hermanan.
Besos Dario

Carmela dijo...

Se huele y casi moja esa soledad.....
Un abrazo

Licantropunk dijo...

No, no, gracias a ti: no te imaginas la alegría tan grande que supone saber que has provocado a alguien los sentimientos cinéfilos vividos y más tarde transportados al blog. Y doble premio: tus poemas, Dario, excepcionales. Pero dedicados a una película concreta, como es éste, o el reciente "Demócrito", son la entrada cinematográfica perfecta: la síntesis certera del lodo que queda tras el paso del celuloide: no hay que contar la película, hay que intentar siempre escribir lo que la película te ha contado a ti.
Saludos.

Betina Z dijo...

Ay, ay, ay, cuánta ternura, qué desamparo.

Un abrazo

MC. dijo...

Esta vez no sentí las palabras sino las manos.
Un abrazo Dario!
y gracias por hacerme buscar películas

TORO SALVAJE dijo...

El tiempo lo aleja todo.
Hasta los hermanos más unidos van distanciándose irremediablemente.

María Socorro Luis dijo...


Necesidad de compartir también los sueños.

Casualmente, hacía igual con mi hermano.

Saludos poéticos.

ohma dijo...

En relaciones como la descrita mejor ni mentar a dios, jejeje. Que espere fuera!!
Provocador que eres Dario.
Bicos.

Amapola Azzul dijo...

Bueno, pues a condena desaparecerá en cuanto el dios se salga.

Un beso.

feliz finde.

virgi dijo...

Soledad.
Trozos de personas que necesitan mitigarla a través de la piel.
Besos, Joven, besos

Morgana de Palacios dijo...

Me ha parecido de una intensidad exquisita, Darío.
Muy buen poema.

Namasté.

Gabriela dijo...

la piel es la distancia mas pequeña...

maría josé tirado dijo...

Nuestro hermano/a es la primera compañía que tenemos en el mundo y la más fiel, al menos así debería ser. Mientras le tengas nunca estarás sol@. Saludos!!!

elisa lichazul dijo...

buen comienzo de semana Darío
abrazos
:D

Horacio Beascochea dijo...

Aunar soledades, para no sentirse tan desamparado. Intenso poema.

Abrazo

Ali Cia dijo...

Me gusta. Suena a tierno y a prohibido.
Los dedos entrelazados...
Besos.

Aniquiladora dijo...

Demasiado profundo, Dario. Unid esas manos y formad con ellas una sola piel.

Besos.

Luján Fraix dijo...

GRACIAS POR TU HUELLA QUERIDO AMIGO, QUE TENGAS BONITO DOMINGO. UN BESO GRANDE.

PD ES BUENO SABER LA VERDAD, AUNQUE DUELA.

Mariela Laudecina dijo...

Me gusta mucho este poema, le sacaría la oración " con cierto decoro" y queda aún mejor.
abrazo mi niño.

Amapola Azzul dijo...

Los Abismos no se pueden disimular, ni las manos tampoco, Un beso.

Amapola Azzul dijo...

Pero acercar unas manos destroza cualquier abismo.

elisa lichazul dijo...

gracias por tu huella Darío
ten un lunes lunero precioso
:D

miralunas dijo...

a veces usté escribe sobre asuntos en los que he pensado durante dìas sin que me nazca una palabra. es usté una lindura de poeta, vea.
gracias!


ah, en mi blog tiene mención especial.
beso

Muchacha con sombrero dijo...

Lindo, claro, simple y fuerte. Excelente.

Laura Noestá dijo...

Hace tiempo tuve un hermano con el cual hacíamos "trenza de dedos", (me encanta tu expresión) mi César Borgia particular que llenó todas mis horas...

Besos

Ricardo Guadalupe dijo...

Maravillosa la película de Bertolucci. Éxtasis puro el momento de la canción de Bowie.

Hay que agarrarse al otro, incluso cayendo.

calmA dijo...

Te leo muchas veces en silencio, pero hoy...
Muy fuerte.

Un beso

Moni Revuelta dijo...

Me encanta este poema Darío; yo dormía así con mi hermana, de pequeñitas...Siempre lo recordamos.
Un abrazo

Ricardo Gonzalez dijo...

Dormir con la hermana de...o mi hermana...hay un abismo. Excelentemente.

Esilleviana dijo...

es un trueque.

:)
un abrazo

Amapola Azzul dijo...

Bueno , posiblemente tu hermana alma gemela estaba en la luna cuando quisiste darle la mano en medio de la Noche.

Un beso.

Ana Muela Sopeña dijo...

Fantástico...

Un beso