domingo, 25 de agosto de 2013

1 (Sebastian y Adolf)


Indescifrable es el nombre
del animal que puede escapar de la lluvia
las ciudades alemanas suelen parir
estos híbridos
que en ocasiones llaman Maravilla
y en otras, Monstruo
o Engendro del Averno.

69 comentarios:

elisa lichazul dijo...

ellos llegaron al fin del mundo y contaminaron el agua pura que quedaba
abrazos

◊ dissortat ◊ dijo...

Tienes razón, en tierras alemanas hubieron (y hay), seres difíciles de denominar...

De barro y luz dijo...

Monstruo o maravilla... las dos caras de la misma moneda... el azar colocara una de ellas en tu mano.


Abzo.

Amapola Azzul dijo...

Pues yo prefiero que le llamen maravilla.

Un abrazo.

¿ ye, te refieres a los coches?


Estoy un poco confusa.
:)

un beso.

Amapola Azzul dijo...

Dicen que contaminan menos, no se si será verdad, no soy ingeniera.

besos.

VivianS dijo...

Así estamos, debatiéndonos entre el monstruo y la maravilla (mientras vivimos entre otros monstruos) Digo como Amapola, prefiero llamarlo maravilla, la palabra es más bonita, aunque no así las consecuencias. Y qué sé yo, iba a decir otra cosa pero me leerán con los ojos desmesurados y dirán que soy mala (y no lo soy, dice mi madre)
Que tenga usted un lindo domingo, chiquillo!
Te abrazo (con la tristeza de un payaso)

Lila Biscia dijo...

siempre me asusta la música cuando empieza a sonar...

(hitler era un monstruo)

en mar del plata nevó. eso es la maravilla :)

besos

ohma dijo...

Parió algún monstruo pero también maravillas.
Abrazo largo, amigo.

Blue dijo...

Monstruos sobran y averno...de esos también hay más de uno.

Besos.

la gata dijo...

Eres tan ambiguo Darío...por eso me gusta leerte e interpretarte a mi manera.
Los monstruos nos monstrualizan. Mejor me quedo con que sea una de esas maravillas que tienen el poder de maravillarnos lo cotidiano.

Besitos.

Mirella S. dijo...

No entendí, Darío, como siempre va mi abrazo...

Ricardo J. Roman dijo...

Bueno, entre maravillas y demonios nos estamos debatiendo siempre.

Ojalá que algún día nazcan más maravillas que demonios.

Saludos!

Jo dijo...

antes de conocer mi moustruosidad
una vez recuerdo... que par alguien fui

amazing....

José A. García dijo...

O, en otras palabras, alemanes sin más...

Saludos

J.

Lucas Fulgi dijo...

Ni idea de a que te referís, sé que cuando decís lo de animal que puede escapar de la lluvia, me imaginé un monstruo marino. Habría que ver si estar abajo del agua es realmente escapar de la lluvia.

Saludos

Carmela dijo...

Existen demasiados engendros...
Un abrazo, Darío

la MaLquEridA dijo...

Los monstruos suelen ser maravillas para otros.


Saludos

Amapola Azzul dijo...

Mucho sentimiento en pocas palabras, enhorabuena.

Me gustó el título.

Besos.

Vera Eikon dijo...

Me pregunto si poder escapar a la lluvia es cualidad o maldición...Me gustó mucho. Abrazo.

alalai cánfora sandra dijo...

los hay que no tratan de escapar, y estos son inclasificables. Aquí, en Mallorca, llueve a cántaros. Besos.

elisa lichazul dijo...

muchas gracias por tus huellas Darío
lo de contaminar a veces es necesario pero en otras es terrible
acá Villa Baviera, conocida como Colonia Dignidad, dejó muchas secuelas y víctimas en un período absolutamente bizarro en la historia nuestra

abrazos

Isabel Martínez Barquero dijo...

Mira tú por dónde vengo a encontrarme con esto de Alemania, brrrr. Con la manía que les tengo a la Merkel and company... Engendros, engendros todos del averno. Quieren instalar el IV Reich (bueno, lo han hecho ya).
Besos para ti.

Rob K dijo...

No hay contradicción: los monstruos, a su modo, maravillan.

Laura Noestá dijo...

Maravilla o monstruo tienen en común que ambos producen fascinación...

Besos

Marga dijo...

Hoy no es el día, ando de un espeso que no... hoy no te pillo.

A mí me gustó Berlín, y Munich, mucho más porque tenía menos monstruos y me pareció que más maravillas. Pero a lo mejor fue la cerveza, casi seguro.

Será eso de lo que hablas?

Anna Genovés dijo...

Sí. Y además saben camuflarse muy bien...

Saludos, Anna

Amapola Azzul dijo...

Bueno, pues ya lo has descifrado Darío.

besos¡¡

Amapola Azzul dijo...

Los dos nombres...
Un abrazo.

Amapola Azzul dijo...

Pero el poema es una maravilla , sigo pensando igual...

Besos.

Amapola Azzul dijo...

Me ha gustado mucho el comentario de Isabel.
Un abrazo.

LA ZARZAMORA dijo...

A mí es que me gasearon...
Y no logro ya ni respirar.
Saludos, Darío...
;-)

Marite Alarcón dijo...

Cada uno la antítesis del otro...

cora dijo...

a mi me encantan todos los seres en realidad ...

besitos

cora dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
cora dijo...

y esa canción de fondo mm
quien es? ...

Karu dijo...

todo lo contrario no? un beso enorme... lindo leerte

Funámbulus dijo...

Totalmente indescifrable para un cosmonauta.

Ricardo Gonzalez dijo...

Vi por ahí que lograron el viaje en el tiempo, y andan perdidos en algún "momento" Que pasaría si lograran volver, de un futuro avanzado. Me Encantó esta entrada. Saludos y quizas regresen en forma de relato, en mi espacio.

Ricardo Gonzalez dijo...

Bach, el otro apellido ¿?

Darío dijo...

Vettel, my friend.

Betina Z dijo...

Sebastián era una maravilla, Adolfo, un monstruo.Entre ellos andamos los híbridos, caminando este mundo.

Un abrazo.

mientrasleo dijo...

Tierras de extremos.
Besos

GARDENIA dijo...

Los mosntruos en el averno no me inquietan, si los que andan sueltos
Besos

Gala dijo...

Engendro del Averno está bastante bien como calificativo, aunque mereció un final con un poquito más de sufrimiento, no tan cobarde.
Y es que si, hay países que parieron y seguirán pariendo híbridos difíciles de digerir. Nocivas manchas para cualquier historia.

Alemania ha parido algún que otro monstruo... y con esto quiero entender que con el primer nombre te refieres al Johann,simplemente una maravilla.

Besos mediterráneos.
PD: gracias por estar ahí a pesar de mis ausencias demasiado largas.

Horacio Beascochea dijo...

varias caras (y versiones) de la humanidad, la belleza y el terror, lo impensado y la maravilla, extremos de lo que podemos ser y hacer.

Abrazo

SILDELSUR dijo...


Una misma mujer puede parir monstruos y maravillas,la vida sigue siendo un misterio indescifrable aún para las mentes más brillantes...
Mi deseo más ferviente es que no existan más monstruos y si muchas más maravillas.
Besos

Esilleviana dijo...

No sé cuales son las palabras exactas de Sebastian Vettel sobre A. Hitler, tampoco vamos a acusar a todos los alemanes de nazistas pero creo que estuvieron demás...

un abrazo

Morgana de Palacios dijo...

Todo hombre esconde una maravilla y un monstruo. A veces se descompensa la balanza, se desequilibra, y gana el monstruo por goleada, pero no sólo en Alemania, el mundo está lleno de ejemplos... Stalin-Tolstoi, Confucio-Mao y así ad infinitum.
Hay más prohombres que genocidas, todo hay que decirlo, pero claro, los genocidas acaban con todo. (ríome por no llorar).

Nos vemos, Dar.

Namasté.

Ricardo Guadalupe dijo...

Tengo entendido que ahora en Alemania ya no ponen el nombre de Adolf, por vergüenza. Su nombre fue otra víctima más del engendro del Averno.

Un abrazo

Sergio DS dijo...

Para Adolf no hay definición posible.

begusa dijo...


no me gusta el verbo parir

:S

Amapola Azzul dijo...

Los animales nunca escapan a la lluvia, se mojan.

Besos.

alba dijo...

En los campos de exterminio, los alemanes contrataban a orquestas enteras para torturar con su música a los judíos. Tocaban lo que decidieron apropiarse como "música alemana, música de raza, aria, pura", como si la música no fuera el lenguaje universal que es, perteneciente a nadie, en el corazón de todos. Maravillas como las de Sebastian Bach, por el simple hecho de que el azar quiso que naciera en Alemania y no en Senegal, fueron el infierno musical que acompañó a millones de seres humanos a las cámaras de gas. Amo a Bach porque me cura cuando lo toco y cuando pienso en esto otro siento náuseas. Bach, leí una vez, es lo que tú quieras hacer de él. Para muestras, un botón. Desgraciadamente, con hijos de puta como Hitler ocurre más de lo mismo. Todavía los hay que lo ensalzan, para retorcimiento de mis tripas y las tuyas y las de muchos otros. Blanca Varela lo decía, "el hombre es un extraño animal" y tú has añadido: indescifrable.
Un abrazo grande, Darío.

[Maxwell] dijo...

Hay peores animales, en el gobierno x)

TORO SALVAJE dijo...

Hace dos años estuve en Berlín.
Había elecciones regionales.
Un partido de extrema derecha (los nazis están prohibidos pero da igual) tenía carteles electorales donde se veía a su líder montado en una motocicleta y con la mano en el acelerador, el slogan era: DANDO GAS!!!

Eso en 2011.

Es un país enfermo.

Celeste dijo...

Maravillas o engendros... etiquetas. Y las etiquetas jamás importan mucho.

(no sé si te lo dije alguna vez, pero amo la música de tu blog, es perfecta)

MAR dijo...

De todo hay en éste mundo, gente con corazón que lo usa y otros que se dejan usar para el mal.
KARMA-DARMA...de lo que das recibes, esa es mi resignación para encontrar respuestas a las injusticias de la vida.
mar

Maribe dijo...

Todos llevamos dentro una Maravilla y un Monstruo del Averno...

Me gusta tu manera de escribir.
Besos
Maribe

elisa lichazul dijo...

ten una semana preciosa Darío
mil gracias por tu huella

noche oscura dijo...

Y la lluvia es la nunca escapa del suelo...

Amapola Azzul dijo...

Aunque lo parezca. quizás no haya tanta contradicción en tu poesía.

P. Fernández Cuadrado dijo...

Nos hemos olvidado de los genios alemanes, nos seguimos fijando en la mancha. En el monstruo.

Un abrazo.
P.

Licantropunk dijo...

La tierra no es culpable ni de la excelencia ni de la excrecencia. Ve nacer y morir a unos y a otros, impasible. Así que los que muestran orgullo por la magnificencia (intangible) de la patria en la que nacieron son tan necios como ignorados.
Saludos.

Aniquiladora dijo...

Estaba tan enfermo (tenía un montón de enfermedades y muy poca salud). Dicen que se chutaba de todo. La ingesta de semen de toro pudo acentuar su caracter violento y agresivo.
A mí los alemanes no me caen mal. Supongo que habrá de todo, como en todas partes.
El verdadero fenómeno hitleriano no es otro que la capacidad que tuvo un solo hombre y con solo el uso de las palabras de convencer a un país tan inteligente para que cometiera una de las mayores atrocidades de la historia.

Besos.

marichuy dijo...

Son tan indescifrables como imposible es no reparar en ellos. Así sea sólo por el horror.

Un abrazo

Luján Fraix dijo...

A VECES, SE ME HACE DIFICIL SEGUIRTE DARIO, ES QUE TUS METAFORAS ME CONFUNDEN UN POCO O ES QUE NO LLEGO... ERES DEMASIADO CULTO.
BESOS

Sandra Garrido dijo...

Este poema tiene varias puertas... me quedo con la que llega a la luz. La oscuridad se la trago la historia.

Gracias por estar siempre cerca.

Besos

virgi dijo...

Están programados para ser cuadriculados. Y ahora quieren que todos entremos en sus cuadritos miserables.
¡Ay, Joven!

Amapola Azzul dijo...

Mi coche es alemán, bueno de motor.

Un abrazo.

Pero no es híbrido.


besos.