miércoles, 31 de octubre de 2012

Asarái

Yo sé, que la memoria de mi mano
ha extraviado en alguna ignota línea,
tu humedad,
la lisura de tu pierna,
la textura irregular de la cicatriz
en los suburbios de la ingle,
yo sé, de una anorexia que oxida
la delicadeza de la palma,
la temblorosa sensibilidad
de la yema,
algo que lima y destierra
la simpleza original de la piel,
la experiencia del goce o del dolor.

88 comentarios:

Vera Eikon dijo...

Hermoso.Y poco más puedo decir...Beso

Galia B. dijo...

Precioso, sí, se puede sentir la caricia a través de tus palabras. Un abrazo.

merce dijo...

..." temblorosa sensibilidad
de la yema, "


...melancolía....después, pero se ha sentido, se ha vivído el goce......y ahora quizá el dolor.

Un abrazo Darío

De cenizas dijo...

Cuando las manos olvidan otras pieles...vuelven al origen.

un abrazo

ohma dijo...

Traspasada la frontera de la piel se esconde todo un mundo de sensaciones.
Besos.

David Mariné dijo...

yo sé, de una anorexia que oxida la delicadeza de la palma,
inmenso Darío.
fuerte abrazo.

SELVAYSEX dijo...

Me entrego por completo a quien acaricia mi cicatriz...ya sea del cuerpo o del alma.
Besos

nilda dijo...

de donde saca tantas ideas sobre cojer? yo tengo apenas dos o tres y ud. me hace sentir verguenza por la pobreza de mi decir.

◊ dissortat ◊ dijo...

Hermosa forma de describir un acto tan habitual.

Saludos

la MaLquEridA dijo...

Coloca la mano sobre esa piel y recobrara la memoria de inmediato.

Roberto LopezGarcia dijo...

No encuentro un antídoto que me sane de estos bellos versos.

Saludos!

Maritza dijo...

Maravillosa la imagen de la memoria de la mano,Darío...

Muy muy bello, romántico, evocador, sensible y delicado (sigo?)...

Besos y abrazos.

silvia zappia dijo...

la mano jamás pierde la memoria, sólo disimula...


bello
abrazo*

María Beatriz dijo...

Me encantó el poema...

Un beso

Eastriver dijo...

La memoria en la mano, los ojos en la piel. Qué otra manera de sentir, más cierta incluso. Más genuina, más intensa.

guille dijo...

Nunca olvido lo que mis dedos han recorrido. Las humedades.
Los sonidos que su avanzar provocan.
Pero ya esta escrito:

"A veces, sin embargo, hay dentro de nosotros
tanta noche y es tanta la ruina,
que ayudarnos no puede la memoria,
ni la del corazón, ni la de la razón,

Se nos apaga el brillo de los ojos.
Y la conversación, los movimientos...
todo se apaga. Pero existe aún
la tercera memoria: la del cuerpo...


...Que los labios recuerden otros labios.
Hay hielo y fuego en ellos. Hay tinieblas y hay luz.
Todo el mundo contienen, impregnado
de aroma de naranjas y de nieve."

Fragmentos de la excelente "La tercera memoria" del insigne Evgueni Evtuchenko.

Poema entero aquí: http://nueva-gomorra.blogspot.com.es/2011/12/la-tercera-memoria-de-evgueni.html

Darío dijo...

Qué hermoso poema, Guille. De un poeta que mi supìna ignorancia, tamnbién puede hacer gala. Precioso. Y tanto decís, que recordé la película El sentido perfecto. Y ahí vamos...
Un abrazo.

guille dijo...

En las últimas décadas del siglo pasado (quizá los 70 y los 80) en la URSS era como Bruce en occidente; una super estrella.

El poeta nacional.

En la revolución que acabo con el status quo estaba en el balcón con Yeltsin (del que luego se alejo).

Darío dijo...

Te lo agradezco. Ya andaba buscando algunos poemas. Y realmente es impactante. Un abrazo.

Verónica C. dijo...

Qué exquisitez, Darío...
No te digo nada, este poema se siente sin más.

Besos

Bípede Falante dijo...

Estava no meu bloguinho a escrever sobre a memória das minhas mão sem ter em mãos esse nome exato, preciso, genial.

Adorei o seu poema!!

beijoss :)

Andrea dijo...

Cual es el límite que oscila entre ambos..? Hermoso, Dario, genial. Abrazo!

fus dijo...

Cada verso hace que la sensualidad se desborde.

un saludo

fus

Carmela dijo...

olvidará la mente, pero nunca la piel. En ella se quedan grabados todos los roces, formando los pliegues de la vida.
Un beso, Darío.

Alma de Adra dijo...

La piel mira mejor que los ojos, más lejos y mucho más adentro. Como me ha gustado eso de los suburbios de la ingle :)

Bueno, como me ha gustado todo...

Un beso, Darío

Cecy dijo...

Hoy son de esos días, donde la exquisitez de tu escrito, me dan ganas de abrazarte.

Joven, joven.

Marite Alarcón dijo...

Excelente... me dejas con ganas de leerlo una y otra vez.

Lucrecia Borgia dijo...

Antes de iniciar ese largo recorrido, tendrías que tratarte la anorexia... ;-)

Capitán Placenta dijo...

De una anorexia que oxida la delicadeza de la palma...
Ay, ay, ay.
Qué bien lo haces siempre...

Carolina Badia dijo...

Brutal Dario. Simplemente de una belleza brutal.
Besotes

Javier F. Noya dijo...

Ir perdiendo la memoria del tacto es una verdadera pérdida. Muy bello poema, me ha gustado mucho. Abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Busca, concéntrate y encontrarás.

J K dijo...

Todo es recuerdo y búsqueda. Al final puede ser suerte y tesoro.

Besos

aris dijo...

A veces perdemos lo que más amamos .. Espero que lo vuelvas a encontrar ..

Un cálido abrazo

mientrasleo dijo...

Ante el olvido, repetición. Así funciona la memoria humana...
Besos

Lapislazuli dijo...

Es un poema que duele.Muy bueno
Un abrazo

ana dijo...

Menudo sofocón al leer tanta pasión, mira que estoy sola y a estas horas de la noche...
BESOS.

Sarco Lange dijo...

Tremenda cosa el escribir así, Darío. Tremenda cosa!

Abrz.

Le.chatnoir dijo...

Es tan, tan hermoso!

Besos.

Eleanor Smith dijo...

la memoria, sea de la mano o no, siempre vuelve.

un beso. o dos.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Este poema es un compendio de sensaciones táctiles. Parece fácil, pero no lo es, y lo has bordado. Enhorabuena.
Mi abrazo, siempre.

mariajesusparadela dijo...

Tu sabes. Tu sí que sabes.

aina rotger dijo...

¿Cómo no he comentado aquí? si es uno de los mejores poemas que he leído últimamente!

Bravo. Mi enhorabuena. Darío, creces.

virgi dijo...

Exquisito, Joven, una preciosidad.
Mis aplausos fervientes.
Abrazos y besos

Esilleviana dijo...

:)
Ésa mano es privilegiada. Capaz de conservar lo más íntimo y personal de ella.

Es precioso. Es cierto, escribes cada día mejor.

Un abrazo

marichuy dijo...

Hermoso.

CY pensar que he crecido en la creencia de que la única memoria que no fallaba era la de la piel...

Un abrazo

K. Diminutayazul dijo...

Y si se funden goce y dolor más allá de la piel..

K. Diminutayazul dijo...

Y si se funden goce y dolor más allá de la piel..

Axis dijo...

Una cierta melancolía ante la pérdida de encuentro de tan preciados tesoros...
Piel, humedad, y mapas...

Beso!

Super lindo Darío.

la quiltra dijo...

bello poema, con mucho sentimiento de aquella necesidad de acariciar... la piel, los olores, las sensaciones que nos provoca el otro y que necesitamos de vez en cuanto... es dificil olvidar... suerte con eso!!!!

Lichazul dijo...

a veces se nos extravían los deleites a voluntad torpe y orgullosa


tu poema es total!!!
excelente Darío


abrazo

Luján Fraix dijo...

"Anorexia que oxida la delicadeza de la palma".
Nos llevas a través de las metáforas a un mundo de sentimientos encontrados.
Un beso

MAR dijo...

La temblorosa sensibilidad de la yema se sentirse SINTIENDO al otro.
Maravilloso poema.
Mis besos para ti.
mar

Blue dijo...

Yo sé, que cada vez te adentras más
y más en donde quieres.
;-)
Besos.

BEATRIZ dijo...

Aaah! Dario, con lo que me atraen las manos...y luego todas esas vivencias que nos hacen alcanzar, y por mala fortuna la memoria no esta en las manos...de otro modo recordaríamos todo!

Saludos.

Alma Mateos Taborda dijo...

Genial y descriptivo. Original y estupendo. Aplausos! Un abrazo

Silvi Rivoira dijo...

que buena música!

Norae Lebowski dijo...

El cuerpo es geografía que estudiar, que investigar, que recorrer. Y el tacto es el sentido por excelencia para llevarlo a cabo.

Makeda dijo...

el tacto es la mejor memoria..

TriniReina dijo...

Y ese saber lo hará dueño de la pasión que ella promete...

Saludos

Jo dijo...


Mi cabello entre tu barba y las cejas. Recuerda. Una complicación de pies, una ecuación de órganos

(* dijo...

Sabes demasiado...
Un abrazo, Darío.

Luján Fraix dijo...

FELIZ TARDE DARIO.
GRACIAS POR TU HUELLA EN MI CASA.
UN BESO

Horacio Beascochea dijo...

Bellísimo, amigo.

Abrazo

MC. dijo...

de vez en cuando necesito pasar por este nido, gracias Dario, me gusta el uso que le das a las palabras, beso.

Sgroya dijo...

Tus letras si que saben acariciar, estremeciéndo mi piel..
Besoteees!! ;)

mario dijo...

un círculo en al agua

[Maxwell] dijo...

Siempre nos rendimos ante algo delicado.
Saludos

Lichazul dijo...

Muchas gracias Darío por tus huellas
abrazo grande y muchas felicidades para este fin de semana
:D

alalai cánfora sandra dijo...

Me has convencido, sí.

La memoria desmemoriada, el enamorado descorazonado... las paradojas de esta vida bien afiladas nos esculpen y aguijonean a partes iguales.


Encantada de conocer tu blog, nos vemos por aquí.


Un saludo

Licantropunk dijo...

Muy bueno. El tacto siempre ha sido uno de los sentidos menos valorados. Excepto cuando se pone en marcha...
Saludos.

Amanecer Nocturno dijo...

Sabiendo la memoria de tu mano, ya sabes demasiado. Ten cuidado.

Un beso, mago.

Jon Igual dijo...

No te fíes de una mano, sobre todo de su memoria.
Saludos.

Luján Fraix dijo...

Que tengas un lindo domingo, Darío.
Un beso

Amapola Azzul dijo...

Pues sí, la memoria de tu mano ha extraviado en alguna ignota línea algunas cuántas cosas.

Y yo se de una anorexia que oxida muchas delicadezas, pero bueno eso ya ya igual, lo importante es que la anoréxica que oxidaba la delicadeza de tu palma y también la sensibilidad de la yema,no andaría tan desmemoriada como dices para ir detectando todas esas sensibles cosas que detectó.

Enfín, espero que esto no te ofenda, sino pues recomentaré algo " mejor".

Digo yo para detectar ciertas cosas no andaría tan mal de sensibilidad. Así que sería muy preocupnate qué no detectaría si de sensibilidad anduviese bién, la verdad prefiero no pensarlo.

Pero no te preocupes , la poesía me gustó, muy bonita, Darío.

Así que por favor no me malinterpretes.

Repito, la poesía me gustó.

Repito, la poesía me gustó.

Y bueno, a los demás comentaristas, lo de repetir es muy propio de mi, por si algo no quedó claro.

Besos a todos lo cometaristas, y a tí Darío y al resto de la gente y saludos a todos.

Amapola Azzul dijo...

Ah, y no te preocupes, vas a recuperar la memoria muy rápidamente.

Besos.

No era tan malo perder la memoria.

Lo notarás cuando ya la hayas recuperado.

Creo que te sentará bien...

Fran dijo...


Creo que te vi corriendo desnudo entre el caos...

saludos

Amapola Azzul dijo...

Fran, pues yo no vi tal cosa, debo estar un poco cegata.

Saludos Fran.

Cosa que no me extraña en absoluto.

Karu dijo...

MUY lindo!
Abrazo

Susan Urich dijo...

"Yo sé, que la memoria de mi mano
ha extraviado en alguna ignota línea"

Estos dos versos son perfectos, así de simple. Me gustó. Un saludo.

La abuela frescotona dijo...

muy oscura ha de ser tu noche para olvidar los caminos que llevan a gozar de tal princesa, bella como su nombre, saludos querido amigo mio

Jorge Ampuero dijo...

Siempre hay ciertos laberintos que nos seducen entre el goce y el dolor.

Saludos.

LA ZARZAMORA dijo...

Dime que cuando vuelves a iniciar ese recorrido, recuperas texturas, piel y todos esos suburbios de sensaciones...

Besos, Darío.

Lola dijo...

Las palabras escritas no siempre pueden ser expresadas con facilidad, tus letras son así, sencillas y serenas, que dicen tanto que ya queda todo dicho. Bella entrada. Un abrazo.

Gala dijo...

Y a mi que esta caricia me duele?
Nno sé, tal vez porque se volvió seca, o a mi me lo parece.
Cuando la piel se oxida, y la anorexia transforma el cuerpo en piel y hueso, las caricias no llegan, las yemas de los dedos no palpan esa suavidad de la carne que deja el terciopelo en la piel.

Eso me trasmitiste.
Seguro que no tiene nada que ver, pero hay mucha humedad que se torna seca y solo permanece en el recuerdo.

Besos mediterráneos.

Ricardo Gonzalez dijo...

A veces la mano pierde la sensibilidad y se olvida como volver, y tocar. La memoria touch. Saludos, muy bueno.

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

La memoria de mi mano ha extraviado, por eso vuelve y vuelve a eso que no quiere olvidar jamás

protervidad dijo...

Tragar cada milímetro de éste dolor, en algún punto, el abismo se debilita, y del vacío se obtiene más vacío.

Cada línea es siempre un hilo, siempre la traza súbito, es como si del temblor se aguarde un centro para ir escribiendo por signos el deseo, y dárselo, abarcarlo detrás de la mudez que deja.