lunes, 26 de marzo de 2012

Introducción ilustrada al monstruísmo


"El tirano es orgulloso y eso es su perdición. Es orgulloso porque piensa que su fuerza le es propia; así, está en el papel del payaso, que equivoca la sombra con la sustancia; su destino es ser engañado."

El héroe de las mil caras - Joseph Campbell


Al principio
fue el monstruo - creador increado -,
sus hijos dilectos
se llamaron
Franco, Hitler, Videla,
o patéticamente, Pinochet,
debajo del maquillaje
de los payasos
había monstruos,
debajo de las arrugas
de un abuelito,
un monstruo,
debajo de la belleza
un monstruo,
el mundo adornado
con guirnaldas de odio,
la venganza
agazapada en la piñata
que alguien
iba hacer estallar
tarde o temprano.





Imágenes: "Balada triste de trompeta" - Alex de la Iglesia

47 comentarios:

chatnoir dijo...

Los monstruos siempre habitan debajo de las máscaras...
Por cierto, gran película! ;)

Besos.

c c Rider dijo...

La interpretación no siempre coincide con el sentido. Cuando la interpretación no es la representación sino es juzgar al prójimo con un don “divino”, irreflexiva severidad, la tentadora coacción, la deshumanización de la burocracia y ahí una goma roja en sus narices que nos harán reír, removiendo la semilla totalitarista que todos tenemos dentro. Habría que preguntarse cuál es la naturaleza de cualquier totalitarismo. Tal vez sea una necesidad inconsciente de tragicomedias.

Un abrazzo amigo

LA ZARZAMORA dijo...

No hay máscara capaz de disfrazar el llanto del payaso.
Tras el maquillaje, las cicatrices de la memoria destiñen en su piel.
Pura catarsis...
Hoy te dejo un tango que me inspiraron tus versos.

http://www.youtube.com/watch?v=2PMc3oBJNc0

Besos, tatuados ;-)

vera eikon dijo...

Lo peor es que todavía, hoy en día, hay muchos que reivindican el maquillaje o la máscara como algo real, y niegan la naturaleza del monstruo...
Me gusta mucho cómo comenzaste el poema. Beso

Bípede Falante dijo...

Quem dera fosse possível tê-los só em ficções e fantasias. Mas os monstros querem ser pedras pra ficar nos nossos caminhos.
Beijosss

Lapislazuli dijo...

Que caiga para siempre la mascara de los perversos
Un abrazo

Eleanor Smith dijo...

Semejantes basuras eh?
"Abuelitos con arrugas": estos abuelitos me provocan asco y repudio.

Me gustó mucho.

Eastriver dijo...

Es eso: son como serpientes. Siempre acaban mordiendo.

Cecy dijo...

y seguirá estallando porque esta demasiado inflado.

Abrazo Joven!

Occam dijo...

Contundente poema. Las mascaras acaban por caer, el maquillaje se diluye con el tiempo, siempre tarde o temprano la verdadera cara del monstruo aparece para vomitar crueldad sobre nuestras espaldas.
Un beso

Corina dijo...

Maravilloso...
¿Cuánta basura se puede maquillar? ¿Durante cuánto tiempo?
Besotes

Noelia Palma dijo...

coincido con todos en eso de las máscaras, pero y después de estallar, qué?

Pato dijo...

Se esconden cada monstruos detrás de hermosas caripelas que da miedo nomás de pensarlo, aunque en estos tiranos a los que hace referencia el excelente poema, por mas viejos que se hayan vuelto, en los ojos no se les ve un atisbo de viejo bueno ni de casualidad, se les ve la hijaputés siempre.

Saludos!

Gala dijo...

Estamos rodeados de monstruos con cara sonriente.

Besitos mediterráneos

Ciudad Química dijo...

quisiera saber si existe calma en el sueño de un villano.
Me gusto leerte, una vez más.
Saludos!

..cq..

Axis dijo...

En buena hora podríamos comenzar a reconocerlos, ya no podemos quedarnos tan confiados en unas cuantas palabras y gestos estudiados para hacernos nuevamente caer en sus garras impiadosas...

Beso.

alma dijo...

Los muy reverendos hijosde la gran puta, que se las dan de abuelitos venerables. Al menos ustedes los están juzgando.

Un beso

◊ Dissortat ◊ dijo...

Hay un monstruo dentro de cada uno de nosotros, pero hay monstruos muy monstruosos y otros que los somos menos, afortunadamente.

Un abrazo

Lila Biscia dijo...

nunca pude ver más que mosntruos. nunca vi sus máscaras. siempre chorreando sangre desde la comisura de sus labios.
luego, de ellos hacia abajo, más monstruos. los militares que los secundaban, los empresarios, los civiles que los apoyaron, los que miraron hacia el costado. los que aun hoy te cruzas por la calle. los que aun hoy ponen en duda y hablan de "dejar el resentimiento". me dan asco. asco.

besos, mi querido

L.

El hombre de Alabama dijo...

Socorro, llevan un arma.

claudia dijo...

Siempre me produce mucha curiosidad cómo será por dentro la cabeza de esos monstruos que se nos muestran tan tiernos junto a sus nietos y luego son capaces de hacer semejantes monstruosidades y sobre todo porqué tienen fieles seguidores.



bss

Nina dijo...

malditos monstruos.

Besote enorme.

El Gaucho Santillán dijo...

Al final, las mascaras siempre caen.

El problema, es que a veces, lo hacen tarde.

Un abrazo.

Amanecer Nocturno dijo...

Las imágenes de esta peli ilustran a la perfección el monstruísmo del que hablas. Aquí me quedo pronunciando esa palabra una y otra vez, ¡hoy te has lucido!
[con lo que me gusta a mí las palabras inventadas necesarias para la comprensión de un concepto]

Sarco Lange dijo...

Me has dado escalofríos, esas pieles, esas viudas, ese hálito a café con agua ardiente por las mañanas. Mierda.

Javier F. Noya dijo...

Por eso hay que desconfiar de quienes hablan de valorar la vida desde el poder: generalmente son pura hipodresía.
Al margen, quién no sintió deseos de ponerse al lado de ese payaso. Qué buena película!

Abriendo Caminos dijo...

Excelente poema el que compartes con nosotros.

No solo los payasos esconden su maldad entre mascaras, los humanos tambien.

Saludos!!

mientrasleo dijo...

No he visto la película, no me gustan los mónstruos. como se diría en una película de serie z... habitan entre nosotros.
Gran composición

Maripaz Brugos dijo...

Debajo de las máscaras y variadísimos maquillajes, se esconden unos seres horribles que muestran aún ocultandóse, lo peor del ser humano.
Es importante desenmascararles a tiempo.

marichuy dijo...

Y los más peligrosos de todos esos monstruos son, como siempre, los que disfrazan su monstruosidad bajo una capa de maquillaje de estudiada amabilidad, simpatía y hasta bondad. Y pensar que hay quienes añoran a los Franco o los Pinochet.

Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Monstruos en las presidencias, en los consejos de administración, en los juzgados...

Se han hecho con todo.

TriniReina dijo...

Monstruos por doquier y siguen proliferando.

Saludos

Isabel Martínez Barquero dijo...

Hay que temer a esas bestias. Tras facciones humanas, albergan crueldad sin medida. Suelo ser transigente con todo, excepto con la intransigencia, por eso para ellos pido que se les aplique la misma vara de medir que ellos aplicaron con otros, para que vean cómo pica. Son la deshonra de la Tierra.

lichazul...elisa dijo...

de nena siento rechazo por los payasos y los mimos
no los soporto

pero los monstruos que se nombran en el poema, lamentablemente dejaron legado y seguidores acérrimos
y éstos traspasarán esa hiel que guardan a otros que les idolatrarán luego

el hombre decide , libre albedrío , si va por A o B camino

besitos y mil abrazos

Maia dijo...

Puede que la perdición del tirano sea su orgullo, como dice Campbell. La del resto de los mortales, es que no creemos que un hombre pueda llegar tan lejos hasta que ya es tarde. Creo que ambos destinos: el del payaso y el del que se ríe de sus payasadas (por no tomárselas en serio) están unidos por el engaño mutuo.
"El mundo adornado con guirnaldas de odio..." me llega; el odio está muy revestido y maquillado. Algo está por estallar y será temprano.

maría josé tirado dijo...

Bienvenido el tirano cuando camina de frente para que podamos vaciarle nuestros cargadores, peores son aquellos disfrazados de salvadores, e incluso de payasos, la ideología del mundo alrededor de mi hombligo.
Saludos.

iguana dijo...

como se dice "el diablo vendiendo cruces" si en verdad tuvieramos el valor y la inteligencia de poder ver con el corazon, es decir, más allá de las caretas... no sucederían tantas cosas horrendas

Rayuela dijo...

y hay algunos otros a la espera de nuevas máscaras....


buen poema, cuervo*
(y la película..bravo!)

Halcón peregrino dijo...

Tal cual, el mundo y su comparsa.

Un abrazo.

Marián dijo...

Gran película esta de Alex, que da un tajo al alma humana y pone de manifiesto toda su miseria...verdades como puños de los pros y contras de realidades afectivas.

Beso.

P.d. me encanta como en unos trazos poéticos le das todo el sentido.

Sergio DS dijo...

Creo que tirano es de las definiciones más precisas que existen de la decadencia humana, quizá sea la que nos diferencia realmente de los animales.

Jo dijo...

por eso no nos quitamos la máscara joven llamado cuervo?¡¡

Mercedes Ridocci dijo...

Mucho monstruo maquillado tenemos por ahí, así van las cosas.

Buen poema.

Un abrazo.
Mercedes.

Esilleviana dijo...

Has visto la película de A. De la Iglesia? es una salvajada pero tiene muchos simbolismos. No solo expone nuestra historia más reciente sino las consecuencias de la falta de libertad, el hecho de ocultar los pensamientos, los efectos de no progresar y cambiar, maquillar el dolor y el sufrimiento (de ahí el payaso) y todas las represiones que una dictadura ocasiona y provoca.

Tus versos excepcionales, poeta.

un fuerte abrazo
me encantó

Norae Lebowski dijo...

Me gusta mucho tu forma de combinar la poesía con la fotografía, esta es una composición muy fuerte tanto por la intensidad de tus palabras como por las imágenes.

Me gusta la repetición constante "un monstruo". Los verdaderos monstruos no viven bajo la cama, habitan dentro de uno mismo (sólo que algunos lo dejan escapar)

mujerdeole dijo...

Qué bueno que las máscaras vayan cayendo y que hagamos estallar las piñatas.
Enhorabuena!

HUMO dijo...

Tarde o temprano la verdad despeja el velo, no se puede tapar el sol con un dedo, los muertos hablan.

=) HUMO