lunes, 12 de marzo de 2012

Cartografía de la muerte


No va a morir,
no puede morir, no quiere,
la muerte no debe arrastrarlo, así,
tan impunemente,
quién cuidará los niños,
cuando el cáncer
convierta sus huesos
en mero polvo,
cuando consuma
su carne
a fuerza de gusanos,
y la sangre infectada, toda,
se esfume
de sus venas,
quién les dará
hamburguesas, papas fritas
y salchichas,
quién acariciará
sus hematomas
urdidos a puño cerrado,
y los abrazará
cuando se orinen
en la cama y el temor
los conmueva
en medio de la noche,
cuando ya no esté con ellos,
cuando ese dolor físico
se acabe y de lugar
a un abismo,
y persista
a lo largo de los tiempos
el eco de la angustia
única y primera.



Imágenes: "Biutiful" de Alejandro González Iñárritu

53 comentarios:

Maritza dijo...

Intenso, doloroso al máximo, dramático, y tan real...Amigo, se palpa cada una de las situaciones, físicas y emocionales.

(Qué buenas fotografías)...

Un abrazo grande en esta semana que comienza (que sea buena para ti!).

mariajesusparadela dijo...

Y que un actor con una cara de hombre duro sea capaz de transmitir tanta ternura como reflejas en tu poema...

Lila Biscia dijo...

ay, me es terrible. terrible.
a veces pienso qué sería de mi hijo si me pasara algo.
cuando nació ulises, aprendí a cuidarlo a él, pero también a mí.
los hijos son el único sentimiento altruista verdadero que uno tiene.

besos, d.

aina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
aina dijo...

Cuervo, me has el vello de punta. Has tocado un tema muy actual y has expresado el sentimiento de manera muy real y cruda.

La película no la he viso aún, pero el poema no tiene crítica alguna.

Maia dijo...

Nada hay en este mundo que nos haga tan fuertes y tan vulnerables como nuestros hijos. Nada, absolutamente nada, vuelve a ser lo mismo desde que llegan. Son ellos la medida de la vida, que adquiere, sin duda, otro valor; otorgándole a la muerte un significado nuevo y desconocido hasta entonces.

Marga dijo...

Una buena peli, tan, tan dura y fuerte!

Cecy dijo...

reviví en un segundo la película, tremenda película.

Un beso Joven.

SILDELSUR dijo...

Solo al tener hijos uno teme por la propia vida.
Muy buen resumen de una historia dura y real.
Besosss!!!

Alelí dijo...

me emociona, este tema, me pone así.

Occam dijo...

Tengo ganas de llorar y jurarle que no morirá.
Pulgares arriba!

Marián dijo...

Me encanta Iñárritu, sabe como nadie transmitir la realidad...la vida de todos, tan llena de contradicciones. Ese padre tan tierno con sus hijos, pero tan lleno de defectos por el mundo que le rodea...una realidad cruda donde el amor no está exento de egoísmo.

Bardén, como siempre, está por detrás del actor, porque el personaje es lo primero, y él sabe metamorfosearse en lo que sea, de forma maravillosa.

Interesante esta entrada...

elisa...lichazul dijo...

traspasas esa conjoga, es un Golgota tus versos
FELICITACIONES CUERVO!!!

besitos y feliz semana

MAGAH dijo...

Una de las cosas mas dolorosas que he aprendido no fué mi muerte sino saber que siempre habrá quien se encargue de lo que yo ya no podré y sólo seré recuerdo.

Me ocupo de ser un bello recuerdo que sólo deje sonrisas como una estela de luz al paso.

Ellos ya lo saben, será mi mandato, tendrán tiempo para llorar, pero luego "VUALÁ" que sólo he tratado de dar el ejemplo de que siempre se debe intentar ser felíz.

Mire usted que tan sentido habrá escrito, que tan lindas sus palabras a pesar de la dureza del tema, como me llegaron sus letras, que se me abrió una hendija del corazón.

uy! sé que sabrá disculpar, pero me salió asi.

Corina dijo...

Me hace mal

Eleanor Smith dijo...

Quién eh?
Yo soy egoísta, la verdad. Y lo sabés... Y no voy a ahondar porque sé muy bien que me entendes.

Un beso o 2 *

vera eikon dijo...

Desde mi absoluta ignorancia presiento que tener hijos ha de ser la consagración de la propia vida a alguien. Y qué duro debe ser sentir que lo que ofrecemos con amor de repente se vuelve cenizas entre nuestras manos. Triste saber que no vas a poder mantener las promesas silenciosas que le hiciste a ese ser que nació de ti. Qué terrible impotencia, al pensar en su futuro desamparo. Cuánta fuerza y amargura en este poema, y a la vez cuánto amor y generosidad subyacen. Cuando hay un amor tal, entiendo que uno ya no tiene la libertad de abandonarse....

De cenizas dijo...

Esa puta de negro no sabe de razones.


un abrazo

Lucila Haus dijo...

Desde que tengo a sol, me cuido más, por ella. Antes no le tenía miedo a nada. Y ahora si, me volví miedosa. No quiero que me pase nada, porque pienso eso: quién va a cuidarla, quién le va a dar de comer y a abrazarla cuando esté asustada? los hijos nos ponen tan vulnerablesss y a la vez tan fuertes, es loco... me encantó lo q escribiste

Blue dijo...

La verdad es que me gustó más tu poema que la película. Me pareció en muchas cosas excesiva.
Besos.

Blue dijo...

Los hijos nos condenan a vivir.
;-)

El Gaucho Santillán dijo...

Retoñamos en ellos.

Y queremos tenerlos a cargo para siempre. Pero no es posible. Lo nuestro es pasar.

Buen poema.


Un abrazo.

Gala dijo...

Duro, durísimo.
A veces me sorprende cómo puedes expresar con tanto realismo y belleza algo tan cruel y doloroso.

Eres un artista lo sabes verdad?

besitos mediterráneos.

Amanecer Nocturno dijo...

Se me ocurre que haga lo que hace Walter, el protagonista de Breaking Bad para poder mantenerles cuando no esté (para lo cual hace falta ser químico), pero en cuanto al tema emocional me has pillado. Quizás algún amigo imaginario no les vendría mal.

Un beso.

Isabel Martínez Barquero dijo...

La angustia de la condena sin ojos cuando de él dependen seres indefensos.
Los hijos nos aferran a la vida con uñas y dientes, está claro.

la MaLquEridA dijo...

No sabes cómo me llega esto en estos momentos.

Portal De Mis Desvelos dijo...

Creeme, SIEMPRE quedara esa Mano! Siempre habra un corazon y un pecho donde abrigarse, Muy linda entrada amigo mio, Muy triste , SI, pero una realidad, Gracias por compartir, Bendiciones!!!

Halcón peregrino dijo...

Una crudeza que sacude. Es ahí, en esas circunstancias, donde los argumentos para la vida son demasiado legítimos.

abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Te dejo el poema que escribí tras ver esa película:

BIUTIFUL


"Biutiful" no es sólo una película
es mucho más que eso
es un navajazo por sorpresa
para todas las almas ciegas
es el después de la muerte
atrancado en la garganta
es nuestra miseria moral
mirándonos a los ojos
es la mentira del libro de familia
riéndose de los cromosomas
es la puta, el ruin y el asesino
que todos podemos ser un día
es la infancia rota y muerta
al poco de haber nacido
es el dinero frío y podrido
que nos ensucia por dentro
es la realidad que nos explota
es un puñetazo en la conciencia
es la basura de la que estamos hechos.

Carmela dijo...

Debo ser de las pocas que no he visto la peli, pero el poema como madre me ha llegado hondo.
Besos, Joven

Javier F. Noya dijo...

Ojalá conjuraran estos versos la cercanía de la muerte, de esa muerte al estilo Biutiful (qué película). Ojalá pudiéramos creer en esa especie de justicia. Saludos.

chatnoir dijo...

He vuelto a ver la película entre tus versos.
Me ha encantado!

Besos.

mientrasleo dijo...

Intenso, coincido en esa apreciación. Tu característica más sobresaliente es la intensidad y crudeza. Magnífico
Besos

Lapislazuli dijo...

Intensificas la tristeza de la pelicula. Muy Bueno
Un abrazo

Axis dijo...

Hay películas que sabés no puedo ver, y supongo entonces que tampoco ésta será...

En cuanto al poema... traté de leerlo por arriba... me quema.

Besos.

marichuy dijo...

.Tu poema es doloroso, hermoso y conmovedor. Mucho más de lo que me pareció serlo ese film de Alejandro González Iñárritu. [mala mexicana me dirán. :)]

[si te gusta sufrir en el cine —a mí sí—, hay un film en la misma línea del fatalismo pero sin la dosis excesiva, sin ese regodeo morbosos en  del miserabilismo tan excedido en el film de mi paisano González Iñárritu. Se llama ‘Submarino’, es danés, del mismo director de esa puñalada llamada ‘Festen’, Thomas Vinterberg.]

Un abrazo

Bípede Falante dijo...

Adoeci depois que vi esse filme.
Adoeci de tristeza e melancolia.
Adoeci porque a arte é também a vida.
beijoss

Andrea dijo...

Inevitable, ella y sus coordenadas.

Andrea

Noelia Palma dijo...

es una película? ufa, yo como siempre en ascuas... me remito al poema!
he de amarte Curiyú.! =) así, clarito, que esos poemas no los puede escribir cualquiera, que nadie puede hablar del dolor así como si nada, y yo te imagino ahí con un vasito de algo, siempre diciendo cosas que nos dejen perplejos,
momentos así.

Besotes

Rayuela dijo...

tremenda película
tremendo poema

desgarro,eso es.


besos*

Luján Fraix dijo...

LA AUSENCIA ES UN ABISMO.
ES UNA REALIDAD QUE NOS TOCA A TODOS.

BESOS

Licantropunk dijo...

Muy bueno el poema. De hecho es lo mejor de la película, las palabras que le dedicas, ya que fue una de mis grandes decepciones cinematográficas: esperanzas decepcionadas en un patio de butacas: Iñarritu sin Arriaga no funcionó, a mi modesto entender.
Saludos.

Sarco Lange dijo...

Morirse es un tango de Axl.

LA ZARZAMORA dijo...

Cuando salí de verla, fue como abrirle las tripas a Barcelona y empezar a amar la vida.
Besos, Cuervo.

María Beatriz dijo...

Qué hermoso y dramático poema!
Cuando se tienen hijos la vida adquiere un sentido más pleno. Pero el miedo de algún día no poder protegerlos siempre está presente...

Besos
Maribe

La abuela frescotona dijo...

conozco todos esos miedos, pero ya son pasado, gracias a Dios, los hijos en parte son nuestros salvadores, te abrazo Curi

J. G. dijo...

En mi caso gracias por la invitación, todavía no la he visto, esa mirada de Jamón jamón no la ha perdido. Un gran actor.

Hermes D. dijo...

Es así, los hijos se te encarnan en el alma. Son los miedos, las ilusiones, el futuro, el pasado, todo.
Tremendo poema, Cuervo.
Salud,

VivianS dijo...

No he visto la película Cuervo, pero a juzgar por la fuerza de los versos debe ser de esas que dejan una sensación apretujada en el pecho.
El temor a la pérdida de un hijo siempre está latente, pienso que no debe de existir nada tan desgarrador, te leo y se me eriza la piel.
Un beso

virgi dijo...

No la ví y ahora me conmueven tus palabras. Pensar en la muerte y en los hijos son cosas incompatibles.
Pero reales, desgraciadamente.
Besos

Laura dijo...

No hay respuesta...
El dolor está presente siempre con cada pérdida y en cada renacimiento uno se vuelve a condoler.

También la ví.

Besos

no es lo que parece dijo...

No ví la película, pero la poesía me gustó mucho..es un lento disparo que va entrando por los ojos..y duele.

Besos

HUMO dijo...

Te flasheo mal la peli no?, tremenda, la vi, sufrí y lloré. Te felicito que de esta catarsis hayas logrado este escrito. Besos!

=) HUMO