lunes, 23 de enero de 2012

De las condenas


Quien arroja una piedra
la arroja, indefectiblemente, hacia atrás,
como el estúpido
que escupe para arriba
se expone al gargajo,
la inerte piedra
obligada a bucear
en los difíciles senderos
del pecado, de la culpa,
del rencor,
de la cobardía y la omisión,
puede volver al lanzador
(el que está libre de pecado);
quien arroja una piedra
la arroja a ciegas, por sí las moscas,
como un centro buscapies,
venenoso,
consciente acaso,
de que sumará
un acto irreversible
a la cadena impiadosa
de actos irreversibles
e (in)humanos.

Imagen: "Irreversible" de Gaspar Noé

54 comentarios:

Noelia Palma dijo...

ay ay ay
no sé yo, a vos, me parece que te gusta provocar, y quién sabe cuántas piedras tiraste, y quién sabe cuántos pecados, todavía, te quedan por escribir

mariajO dijo...

Precioso, me paso por aqui a saludar, me gusta :)

bsS**

Flowers dijo...

por nada

chatnoir dijo...

Tira la piedra, pero nunca escondas la mano...

Besos.

Respirando entre palabras. dijo...

Uy Curi, ultimamente estás con todo...y contra todos justa-mente.
Besote

vera eikon dijo...

No sé si alguna vez te he hablado del daño que me hace esa palabra, "irreversible". Es sólo leerla, y creo que cada una de sus letras estrangula mis entrañas. Es una palabra que a veces he querido eliminar del vocabulario. Lo cual no es más que tontería, porque por mucho que se elimine, no voy a eliminar lo que realmente me duele, que es la conciencia de que en la vida existen actos y sucesos irreversibles. Recuerdo que cuando salió la película, me pareció un acierto el título, porque hechos como los que relata, esa escena de la foto, son sin duda irreversibles. El antes de repente se esfuma, y el futuro se sumerge en la negrura. La vida de repente se hace trizas...
No sé, hoy al comentarte me he inclinado demasiado hacia lo personal. En otro momento quizás te comente el poema. Un abrazo

Isabel Martínez Barquero dijo...

Ni de niña me gustaba arrojar piedras y, menos aún, que me las arrojaran.
Mala costumbre, tanto entendida en sentido literal como metafórico.

vera eikon dijo...

Por cierto, que estos días un periódico ha estado publicando estractos de unas conversaciones de algunos presos de ETA que han querido pedir personalmente perdón a los familiares de sus víctimas. Algunos parece que confiesan que no pueden dormir por el peso de la culpa, por la conciencia del mal provocado. ¿En estos casos la piedra ha vuelto para estamparse en el rostro del lanzador? ¿Un posible arrepentimiento, minora en algo la irreversibilidad de sus actos? ¿Y en el caso de los familiares de las víctimas? No sé, al leerte no he podido evitar relacionarlo...

EMMAGUNST dijo...

esa película me dió ganas de matar. me asustó la imagen, el poema es bondadoso al lado de lo que me provoó la película. Un abrazo

Sarco Lange dijo...

Cada poema que escribimos es una pedrada directa a los genitales del alma.

Abrz.

El hombre de Alabama dijo...

Al final tirar una pedrada va a ser como ir a la guerra.

AmanecerNocturno dijo...

Las putas pedradas que llegan sin avisar y de quién menos te lo esperas.
Un abrazo.

Lapislazuli dijo...

Por las dudas ya me encargue un casco......

mariajesusparadela dijo...

Si grave es tirar una piedra, peor todavía es tirarla hacia atrás.

MAGAH dijo...

Me he quedado mimetizada, cagandome de risa de nosotros mismos, contagiada por la risa de los pibes que se han quedado al fondo de tu blog, para ver a esta penuria de adultos, que aun haciedose cargo, por lo general la joden.


A nadie puede quedarle mejor este fondo que a este blog!

Rayuela dijo...

una vez escribí: es irreversible el pasado?
lo pregunto aquí. todo es irreversible?

abrazo*

(siempre es un placer leerte)

virgi dijo...

Eso es porque la tira sin un objetivo definido. Si se la tirara a alguien concreto, y además, acertara, seguramente se quedaría muy satisfecho.
Besitos, Joven.
(para aumentar la colección que nos ofrece últimamente)

marichuy dijo...

“Quien arroja una piedra la arroja hacia atrás…”
Qué cierto y qué pocas veces repara uno en ello.

Un abrazo

Auch, ese film de Gaspar Noé me dolió y enojó. El cineasta es bueno par provocar reacciones extremas en el espectador. Por ahí anda otro cineasta cuyo estilo me recuerda a Noé: Romain Gavras, hijo de Konstantinos (Costa).

◊ Dissortat ◊ dijo...

Lo bueno sería no tener que recibir ni tirar piedras y aun así...

Alelí dijo...

es muy cierto.

habla de la estupidez y de la humanidad que todos cargamos...todos estuvimos o estamos ahí.

De cenizas dijo...

La piedra que sale de la mano... vuelve más fuerte para estrellarse contra la frente del que la lanzó.


un abrazo

Maritza dijo...

Estás escribiendo cada vez mejor, amigo.

Cada piedra lanzada se vuelve contra el propio rostro, y no hay duda de aquello...pero cuántos hematomas y lesiones tenemos y aún no aprendemos nada...

Besos, querido amigo.

Ina dijo...

Puedes arrojar la piedra y darte la vuelta, pero no estarás libre de lo que venga después, eso nunca.
Cuando me enseñaron esa peli me advirtieron de lo desagradable que podía ser, sobretodo la escena de tu captura. Pero me pareció una peli tremenda y genial, así como Gaspar Noé.
Un saludo!

J. G. dijo...

el miedo que tiene, valiente de pensamiento y cobarde de acción e inseguridad, así es el que arroja lo que sea

Rob K dijo...

El maldito afán de meternos en la vida ajena...

axis dijo...

Reconocer tus propias piedras y arrojarlas, reconocerlas y liberarte de ellas, de un peso que se hace insostenible. No como un acto destructor hacia otro, si no para demoler viejos cimientos.
En ese caso...

María Beatriz dijo...

A ver? Quién no arrojó una piedra alguna vez, injustamente, contra alguien inocente?
Y sí, luego reconoce haberse equivocado, pero el daño ya está hecho...

Un besote

no es lo que parece dijo...

"hay un boomerang en la city, mi amor, todo vuelve como vos decís"..poesías que hablan a los ojos (como a mí me gustan). Besos

Maia dijo...

No he visto la película. En cuanto a pedradas, me gustaría creer, como vos, que siempre vuelve al lanzador. O mejor aún, que tuviésemos clara esa sabia, hermosísisma, frase de Jesús que aquí nombras.
Jesús también dijo "Les aseguro
que todo el que peca es esclavo del pecado". ¿Será? Dudo, porque ni siquiera estoy segura de creer que el pecado original era tal. ¿No será dios quién tiró la primera piedra?

Gala dijo...

Cuando tiramos una piedra debemos estar atentos por si alguien nos la devuelve...o simplemente ella hace la figura en el aire tipo boomerang y nos rebota en toda la frente.

Si nos paráramos a pensar en todas las piedras que lanzamos... tal vez no tendríamos las manos tan ligueritas..

Besitos mediterráneos.

Cecy dijo...

sumatorias que ninguno queda exento, sera tan difícil pensar antes de actuar?, o decir?... porque no tomarse un segundo para ver eso que se arroja cuanto de nuestro lleva.

Un abrazo joven,

VeroniKa dijo...

So?...la tiramos o no la tiramos.

caminamos sobre la cornisa o pisamos seguro?

nos quemamos con fuego o arriesgamos?

So? People are strange...

La sonrisa de Hiperión dijo...

El hombre siempre tan (in)humano...

Saludos y un abrazo.

eMiLiA dijo...

Una sutil cadena sin principio ni fin.

Abrazo!

MUCHITA dijo...

Creo que te vi pasar..
¿me equivoco?

Besos mil.

La abuela frescotona dijo...

hola Curi, aun ando por traslasierra y abro poco la compu...
me gusta este escrito por la sencillez de contar algo tan cotidiano en el Hombre como la cobardía o la indiferencia.
creo que todo acto ejecutado es irreversible en si mismo, fue.
abrazo amigo mio

la MaLquEridA dijo...

Dices bien, arrojar piedras es escupir al cielo.

Escribes con toda la verdad.


saludos.

Almudena Vega dijo...

"no quiero regalos exquisitos
dame una piedra"

Camilo Edmundo de Ory


totalmente irreversible

fus dijo...

la inerte piedra
obligada a bucear
en los difíciles senderos
del pecado, de la culpa,
del rencor,
de la cobardía y la omisión,
puede volver al lanzador.

Esta parte de tu poema es como un boomerang. Enhorabuena

un fuerte saludo

fus

Hermes D. dijo...

Allá por el 95 le cantábamos a la hinchada de Platense este hermoso verso:

Oooohhhh,
son los tira-piedra
son los putos
de Saavedra

Todavía se me eriza la piel al recordarlo. Hoy están en la tercera categoría. Todo vuelve.

Magnífico verso, Cuervo.

Javier F. Noya dijo...

Tan sabio lo tuyo, y sin embargo llevuen cascotes diariamente...Abrazo.

Corina dijo...

Todo vuelve... sin embargo tiramos la piedra, cerramos los ojos y cruzamos los dedos...
Mil besos

Imilce dijo...

Mientras que no me caiga en los pies...



Me gusta el nuevo fondo. Me alegra.

Eva BSanZ dijo...

Quienes hacen eso, suelen ser despojos de la naturaleza.
PD: Un poema bien específico.

Un abrazo y beso para ti

Blue dijo...

Mejor no malgastar fuerzas en tirar nada. Seguirá ahí.
Besos.

BESOS dijo...

¡¡que tire la primera piedra el que esté libre de pecado!!

Andrea dijo...

recuerdo la pelicula.. fue terrible .. muchas sensaciones horribles y la necesidad de conectar con otra parte de la vida, menos cruel, màs bella. Nadie deberìa jugar con piedras.. simplemente, que cada uno sea su propio juez... beso!

Ana Laura dijo...

Tu poema es casi tan duro como esa película.

Muy bueno.

Espérame en Siberia dijo...

Siempre imágenes "sexis" por acá. Así sí da gusto visitarte, jajaja.

Te quiero, guapo. Muchos besos.

Marga dijo...

Claro que la tira a ciegas, si la tirara mirando se le caería la cara de vergüenza, que dirían por aquí.

Claro, que hay tanto sinvergüenza, me dirás. Y claro, te diré, no puedo por menos que darte la razón..

Me gustaron estas piedras de hoy. abrazo

NINA dijo...

por dónde escuché que las piedras representan los problemas?

En todo caso, a mi no se me da por tirar piedras.

Baci

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

Tirar piedras es mejor cuando tiras a dar y al que le das se lo merece por necio. La foto. Esa foto. Me saca la lujuria por las orejas.

protervidad dijo...

irreversible, sendero*
culpa*
rencor*
cobardía*
omisión.

Un réquiem al minuto de silencio irreversible y a las manos heridas por limpiarse la sangre de sus palabras que quedan en la boca.

elisa...lichazul dijo...

quien arroja piedras es porque se jura superior y libre de polvos y pajas

quien arroja piedras es porque no sabe que hacer con ellas

quien arroja piedras pierde su propio arrojo de vida

abrazos y feliz fin de semana