lunes, 31 de octubre de 2011

Estigma



"El abrirse y cerrarse de un hueco. Él tenía un nombre propio para sus ausencias. El vacío del argonauta. Porque era el pequeño mal, sí. Pero era su pequeño mal."

"Todo es silencio" - Manuel Rivas


Alguien, acaso,
podrá arrancar este intenso clavo,
pero en su lugar
quedará un agujerito,
sutil, casi imperceptible,
y en el que sin embargo,
caben todos los dolores,
las angustias,
las ausencias mías
y las de todos los hombres
de la historia
y las ciudades.

Imagen: Matthieu Soudet

60 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Qué gran verdad: el ojo ajeno no percibe la magnitud del sufrimiento propio.
Sos lo más, Cuervito.
Abrazos.

Gala dijo...

Siempre queda un agujerito... no hay clavo incrustado que no deje su huella...

El mal de unos, puede ser el de muchos, pero cada uno ve el suyo propio como infinito... o tal vez haga justo lo contario ...

Besos mediterráneos.

Eleanor Smith # dijo...

A veces por más chiquito que parezca, las dimensiones y los efectos causados son enormes ~

Un beso o 2 #

Pd: El triunvirato debe juntarse... Ya sabes de qué hablo...

Besotes ~

Lila Biscia dijo...

el aleph del dolor...

cuervo, cuervo... mirá lo que me haces... me desarmás...

abrazos.

L.

◊ Dissortat ◊ dijo...

Puede llegar a matar...

marichuy dijo...

Casualmente ayer leí una frase dura pero, creo, cierta:

No es verdad que un clavo saque otro clavo: ambos se quedan clavados en la madera, en la pared y... ambos duelen.

Un abrazo

Maritza dijo...

A un intenso clavo,corresponde un enorme agujerito...pero pequeño o grande el asunto es el mismo, deja huella, dolores, marcas! Hay que encontrar el ungüento para que cierren esas heridas (en general siempre es amor y perdón!).

;)

Besos y un abrazo grande.

Vera Eikon dijo...

Poco puedo decir de este texto. Sólo que es bello(muy, muy bello), y que me gusta que hayas escogido a Rivas para acompañar a un poema que me sabe tanto a Rosalía....

Eastriver dijo...

Ahí, a ese nivel, nos fusionamos todos... Cuando he visto la ilustración he pensado que a la tierna Ophelia de Millais le habían crecido una tetorras impresionantes...

aina dijo...

Magnífico text, cuervo. Plasmas con sencillez todo un drama. El dolor que es capaz de aguantar el ser humano y esas heridas que no curan.

Sarco Lange dijo...

Pensé en Jesucristo como principal protagonista; pensé en el Joven llamado Cuervo como anestesista; luego pensé en mí y entonces alguien llamó a la puerta.

Abrz.

El hombre de Alabama dijo...

Pero dejad el clavo donde está, insensatos.

Esilleviana dijo...

(seguro que has leído algo sobre M. R.; es una persona muy comprometida con las causas sociales. Ha escrito bastante sobre el narcotráfico, uno de los mayores lastres de su CCAA, Galicia).

"Son esas voces que escuchamos desde el lado del silencio las que nos descubren ese mundo oculto, de modo que no sólo vemos por esa cerradura lo que está pasando sino que también oímos".

hay huellas que no se pueden borrar ni con el nacimiento de una nueva piel. Es precioso, de veras.

un abrazo

MUCHITA dijo...

Muy real y me hace sentir tan cortita...

Besos mil.

Maia Blank dijo...

Entro y salgo y entro y salgo, para decirte algo y no sé qué. Cada vez me convenzo más de que hay dolores inexplicables, mudos, intraducibles a palabras. Es el silencio de los agujeros. Hay momentos en que quisiera que el silencio me llevara.
Un beso,

C C dijo...

Como dice mi vecino en su decálogo del gallego “Temos vontade de estilo. Facemos ben o mal e mal o ben.” Y así vamos dando vueltas por el planeta sin ver nunca el sol, haciendo ecología de la libertad. Buscando el calor de nuestra tierra. Este vecino lleva décadas haciendo periodismo ligando literatura y sapientísima heterodoxia y escribiendo algunas novelas para nada desdeñables. Cuando toca salir a las calles y gritar contra el nuevo orden, es un brillo esperanzador verlo entre las gentes, entusiasta, devorando con sus ojos enormes la encarnizada verdad, para luego llevarla a un papel de algún periódico. También dice cosas como la siguiente; “Nin en Galicia nin no mundo enteiro, hai tantos poetas como debería. Diría máis: un dos problemas de Galicia e do mundo é a escaseza de mentes poéticas”

Un pequeño estigma que debemos subsanar.

Un abrazo compañero.

:Isza: dijo...

Que tierno y que triste... =/

La abuela frescotona dijo...

clavo o clavito dejará su marca de dolor, acaso pisaste uno en alpargata?
vamos Curi no seas vejete, sobate
te abrazo

Noelia Palma dijo...

no te lo pierdas, cuando leí esto, tuve una sensación de escalofríos durante no sé qué tiempo, pero tan intensa...

Malena dijo...

Profundo hueco dejan los clavos. Algunos hablan de rellenar los agujeros con cuerpo de otros clavos, pero a la larga, el cuerpo se resiente.

Alelí dijo...

que lindo!

e intenso.

si, somos todos ese espacio doloroso y lo que lo contiene, de alguna manera.

Carmela dijo...

Una verdad que solo podemos aceptar.
Un beso Joven

Yo dijo...

Algunos no sabemos sobrevivir sin esos clavos, por muy doloroso que nos sea.

Abrazos, Joven.

EMMAGUNST dijo...

http://youtu.be/T9MVrb_7ViY


...hay que escucharlo entero!
A B R A Z O

Luján Fraix dijo...

ES TRISTE EL POEMA, MUY PROFUNDO.
ESE AGUJERITO ES UNA HERIDA QUE SANGRARÁ POR SIEMPRE, EN ELLA ESTA NUESTRA VIDA ENTERA.

UN BESO

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Hay agujeros muy profundos, que ni el tiempo logra borrar, solo otro clavo logra tapar aquel hueco.

De lo contrario, escribir también es un buen cicatrizante.

Abrazos alados!!!

Cecy dijo...

Es como un pozo, mientras no termine de sacar todo, no puede volver a llenarse con nueva tierra Y hay un tiempo de limpieza, cada cual sabrá cuanto le sangra.

Me gusto la cita que evocas, me despertó curiosidad.
Abrazo1

mariajesusparadela dijo...

Manolo Rivas es, para mi, un grande.
Y tengo el inmenso placer de elerlo en su lengua natal.
Grande lo tuyo.

Stalker dijo...

Y el hueco, el hueco salva

sobre todo si es pequeño y sabe cantar

(generalmente saben)

Respirando entre palabras. dijo...

Tal cual...
Así es, así se siente.
Besote

Alma naif dijo...

Aunque sea muy pequeño... casi invisible...
Es asi...
Besos a tu alma van!!!

Esilleviana dijo...

:)
el galán seductor
jaja

gracias.

Espérame en Siberia dijo...

La imagen me ha dejado críptica. El texto también.


Muchos, muchos besos.

axis dijo...

El agujerito sin fin...

No sé cómo pero convivimos con el dolor, con los antiguos, con los de nuestros antepasados, con los de todos los días, y yo no sé si uno se sobrepone constantemente o si lo enfrentamos o lo anestesiamos y tratamos de engañarlo un poco para dejarnos soñar.

Sabés? Besos!!!

algo en la música me hizo descansar la mirada.

Bípede Falante dijo...

Perfeito na dor e na verdade!!!
besos:)

Rayuela dijo...

qué es lo importante? el clavo o el clavador?
sea cual fuere la respuesta, dibujaste un bello aleph del dolor


besos*

La sonrisa de Hiperión dijo...

El estigma del yo verdadero, siempre nos da una pedrada en mitad de la frente.

Saludos y un abrazo.

Luján Fraix dijo...

GRACIAS POR PASAR POR MI RINCON.
ACÁ DICE... ESTO ES CATARSIS... TIENES RAZÓN, TODOS DE ALGUNA MANERA U OTRA DESNUDAMOS NUESTRO SENTIR.

BESOS

virgi dijo...

Ofelia no resistió tantos agujeritos.
Besitos, Joven.

VeroniKa dijo...

Y apenas seremos un puntito en el universo y apenas nos convertiremos en un cachito miserable de historia.

María Beatriz dijo...

Y el clavo, tal vez con el tiempo se convierta en una reliquia, adorada por muchas generaciones...

¡Excelente el poema de M.Rivas combinado con la fotografía de M.Soudet!

Besos

Alma dijo...

Me gusta mucho Manuel Rivas, y yo no tengo, como Paradela, la fortuna de leerlo en su lengua natal pero a esta otra sí:


Unha vez tiven un cravo
cravado no corazón,
i eu non me acordo xa se era aquel cravo
de ouro, de ferro ou de amor.
Soio sei que me fixo un mal tan fondo,
que tanto me atormentóu,
que eu día e noite sin cesar choraba
cal choróu Madalena na Pasión.
“Señor, que todo o podedes
-pedínlle unha vez a Dios-,
dáime valor para arrincar dun golpe
cravo de tal condición”.
E doumo Dios, arrinquéino.
Mais…¿quén pensara…? Despois
xa non sentín máis tormentos
nin soupen qué era delor;
soupen só que non sei qué me faltaba
en donde o cravo faltóu,
e seica..., seica tiven soidades
daquela pena…¡Bon Dios!
Este barro mortal que envolve o esprito
¡quén o entenderá, Señor!…




Es de la desventurada Rosalía, que también sabía que vale más no andar con los clavos

Un abrazo grande

mujerdeole dijo...

Aunque queden las marcas, no reniego del clavo, hay que sacarlo claro si ya es sólo dolor pero en su lugar ese agujero nos recuerda la historia que fue.

Un abrazo

HUMO dijo...

Muy, demasiado bueno!

=) HUMO

De cenizas dijo...

Ese clavo nos hace humanos.

un abrazo

soy... dijo...

Que buena forma de describir las huellas que quedan, indelebles.

Porque hasta los dolores pueden, con arte, transmutar en estética.

Un saludo.

Eva BSanZ dijo...

Siempre hay un clavo que saca el otro clavo, pero tambien es cierto que siempre queda un agujerito sutil.

Muack!

Lapislazuli dijo...

Muy triste poema, asi es "todo clavo" deja su huella y a veces esa herida por mas pequeña que sea, no cierra jamas. Un abrazo

DANI dijo...

Jo como me has recordado la canción "where the wild roses grow" de Nick Cave, tanto tu texto, como la imagen que has escogido.


Un abrazo enorme

Rob K dijo...

¿Por qué percibimos el placer con sólo algunas partes del cuerpo y en cambio el dolor con casi todas?

Marga dijo...

Sí, cuánto puede caber en los agujeros chiquitos, ays...

Besos sin agujeros!

Imilce dijo...

El vacío deja un inmenso oscuro, que por más ventanas que aparezcan no podrán dar luz a ese hueco opaco.
Es lo vivido, se esconde, pero no se olvida.
En tu brevedad encuentro muchas cosas esta vez.


Un beso

Humberto Dib dijo...

Sólo quien lo padece sabe del dolor de una herida... aunque otros la consideren pequeña.
Un abrazo.
HD

MAGAH dijo...

Sì, para sentir basta un insignificante agujerito!!!

Y Otros Paisajes.. dijo...

claro, siempre queda un vació que volver a llenar por muy pequeño que sea..
un abrazo!

claudia dijo...

Me encanta esa foto, parece una versión de Ophelia de Millais.


Besos.

eMiLiA dijo...

Un agujerito pequeño, casi imperceptible. No importa. Todo cabe en ese universo.

Abrazo.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Ese agujerito, querido Darío, es tooodoooo un agujero negro...

Besitos de Ofelia semiahogada entre nenúfares mohosos...

:Isza: dijo...

Muy dulce muy

Besos!! :)

Rosalía dijo...

Me ha encantado la entrada. ¡Un saludo!