viernes, 1 de abril de 2011

Guerras


Los ancianos uniformados
devoran trozos de carne
que aún palpitan
(de sus hijos sacrificados)
servidos en relucientes
bandejas de plata;
los ancianos uniformados
sentados en cómodos sillones,
señalan con el índice al cielo,
una profecía,
se niegan a morir
y por eso,
inventan una guerra,
inventan una bandera,
inventan una bomba atroz
y empujan a sus hijos
a masacres monumentales
en campos de batalla
inexistentes,
superficies verdes y suaves
se manchan con coágulos rojos
que revientan
y sobre alfombras rojas
los ancianos uniformados
hablan dándose
aires de importancia,
y trozos de carne acribillados
por moscas verdes
en bandejas de plata
todavía laten
entre risas y eructos de borracheras
de wishky.

Imagen: Guillermo Loiácono

40 comentarios:

Alelí dijo...

el única observación "sus" hijos?
nahhh
son "los" hijos de alguien (poco importa QUIENES)...los "propios" estaban en otras partes...seguro que no en la guerra!

marichuy dijo...

Los hijos de puta que hacen guerras, que fomentan matazones, no conocen patria ni filiación ideológica o religiosa. Los hermana ser malnacidos y con eso basta. En México tenemos los nuestros.

Abrazo

Noe Palma dijo...

"los ancianos uniformados
sentados en cómodos sillones,
señalan con el índice al cielo,
una profecía,"

en sí todo el texto me conmueve, pero lo que te copio... uuufff, es real, es como si lo viera ahora mismo!!

niño, q estés bien! abrazos

vera eikon dijo...

Es demencial que los hijos de alguien mueran por una bandera. Al fin y al cabo es un trozo de tela al que esos hombres uniformados le inventan significados. Ni siquiera tienen la decencia de cubrir con ella los restos mutilados de carne. Para ellos los muertos son simplemente cifras. Buen poema
Beso

Eleanor Smith * dijo...

HIJOS DE PUTA *
Perdón pero es todo lo que puedo decir!

Un beso o 2 *

Maia dijo...

Ni siquiera todos sus hijos, sólo aquellos que no tenían más remedio (por lo que yo sé). Transportes anfibios para generales anfibios, asquerosamente ridículos y embadurnados de babosas chupasangres, así los veo. Asco, mucho asco me dan. Muy bien Curiyú, aunque vos de curiyú no tenés nada.

Carmela dijo...

Tú lo has dicho todo, y de forma esquisita.
Un beso

mariajesusparadela dijo...

Unos llevan el uniforme de la guerra y otros (el último de la izquierda,) llevan, teóricamente, el de la paz: pero unos y otros llevan cruces sobre le pecho...las cruces que nos ponen a los que los sufrimos en nombre de Dios y de la Patria.

Palabras.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Amigo, cuanto vértigo me da la palabra guerra... que sucia es la puta palabra, y este puto mundo no se cansa de utilizarla.

Saludos y un abrazo.

Siona dijo...

Mi abuelito estuvo en la guerra y siempre me contaba, sobretodo porqué yo le tiraba de la lengua, quería saber. Ahora cuando veo guerras por la pantalla me vienen a la mente los detalles, la distancia corta con el horror. Qué doloroso y absurdo formar parte de un conflicto sin saber porqué luchas. Al final por supervivencia, como la mayoría....y otros decidiendo des de arriba...que no nos toque...

Esilleviana dijo...

Tus palabras me han resultado reveladoras: los que hacen la guerra pensando solo en ellos, en sus logros particulares y privados, sin tener en cuenta la vida y pensamientos de aquellos que sufren sus decisiones. Y, como Mª Jesús, de la fotografía me quedé con la imagen, siempre unida y próxima de la iglesia, al lado del poder impuesto, forzado y sin elección. Me encantó este poema y su significado.

un abrazo.

Malena dijo...

Nada. Últimamente estoy tan melancólica que lo único que puedo escupir, escribir, cantar o decir es veneno. Así que te dejo Milonga para un soldado, de Borges:

Lo he soñado en esta casa
entre paredes y puertas.
Dios les permite a los hombres
soñar cosas que son ciertas.


Lo he soñado mar afuera
en unas islas glaciales.
Que nos digan los demás
la tumba y los hospitales.


Una de tantas provincias
del interior fue su tierra.
(No conviene que se sepa
que muere gente en la guerra.)


Lo sacaron del cuartel,
le pusieron en las manos
las armas y lo mandaron
a morir con sus hermanos.


Se obró con suma prudencia,
se habló de un modo prolijo.
Les entregaron a un tiempo
el rifle y el crucifijo.


Oyó las vanas arengas
de los vanos generales,
que nos digan los demás
la tumba y los hospitales.


Oyó vivas y oyó mueras,
oyó el clamor de la gente.
El sólo quería saber
si era o si no era valiente.


Lo supo en aquel momento
en que le entraba la herida.
Se dijo "No tuve miedo"
cuando lo dejó la vida.


Su muerte fue una secreta
victoria. Nadie se asombre
de que me dé envidia y pena
el destino de aquel hombre

Alma dijo...

y quien dirige a los ancianos uniformados?, quien los tolera y los acoge y los ampara... y nosotros aquí, sin aprender nada. Un abrazo enorme, enorme Curiyú

mujerdeole dijo...

Sólo por Malvinas debiéramos todos, y cuando digo todos me refiero a todo el planeta, perseguir hasta el último segundo de vida a estos ancianos uniformados hijos de puta.
Y algunos pretenden que olvidemos a los 30.000 desaparecidos, que no se haga justicia por los bebés apropiados, ni por las torturas o por las muertes.
Sólo por Malvinas no habrá perdón ni olvido, sino incansable búsqueda de justicia, de verdad.

Abrazo

Rob K dijo...

... y tampoco olvidemos que la plaza, ese fatal 2 de abril, estuvo llena de imbéciles que los vitoreaban.

claudia dijo...

Y además parecen inmunes.

Blue dijo...

La palabra anciano para mí tiene connotaciones positivas. Yo les llamaría viejos, por deslucidos, estropeados, ajados... aunque puede que ahí le deis otro significado.
Besos.

Lexy dijo...

Debo decirte que me ha dejado fascinada tu poema Espejismo. Si, me he puesto al día con algunas de tus entradas :)

emmagunst dijo...

Triste día, un abrazo

Elena Lechuga dijo...

Y ahí les dejamos. Como si no fuera con nosotros.

Fuerte abrazo

MAR dijo...

Guerras heredadas, me parece horrible, lavados de cerebros.
Besos para ti.
mar

Rayuela dijo...

gran testimonio tu poema.grande



besos*

miralunas dijo...

nada mejor que ahora esta área de vómitos, mi amigo! toda esa certera y precisa descripción me ha revuelto otra vez el estómago.

saludos!

auroraines dijo...

Fuerte y verdadero, esta fecha es de dolor y recuerdo.
Un beso

Cris dijo...

Y no tienen ningún tipo de remordimiento...

(Besos)

Lucía dijo...

Malditos egos de unos miserables.

Besos

La abuela frescotona dijo...

en la familia tenemos muchos trozos de esa carne sacrificada, que logramos sacar de las manos de la muerte, solo quedan las marcas del dolor, y la vida a cuesta, con esa historia cruel, que marcó tantas vidas. Tu escrito, pinta el apocalipsis de esos dias de horror en forma genuina, te abrazo.

Isabel Martínez Barquero dijo...

No a la guerra, no a los inventos del demonio, no a quienes justifican la violencia del hombre contra el hombre.
Ahí está nuestra peor cara, nuestra lacra más execrable. No y mil veces no.
Un beso para ti; para ellos, nada, desprecio a lo sumo.

leamsi dijo...

Ejercicios así, como este que hoy realizamos aquí, nos abre la puerta de a la luz,
¡¡¡ todavía queda gente en el mundo, que no justifica la guerra como un ejercicio económico tolerable!!!
Aun hay esperanza
PD:gracias por hacernos recordar
salu2

ANA dijo...

Todos unos hijos de puta... ellos por hacerla, nosotros por tolerarla (porque de alguna manera no haciendo nada, toleramos) pobres de las inocentes generaciones que aún no saben que pasa... pero pronto serán generaciones de hijos de puta tb...
bueno... me fui un poco?... me pone muy de mal humor y me da mucha impotencia el tema... aunque a vos te salga decirlo de uan forma... hasta linda!
besos curi!

KrmN BastidA dijo...

Sí... demasiado inventan estos cabrones, pero nosotros muchas veces peores por aguantarles toda esa nube tóxica de hipocresía, que poco a poco nos va envenenando a todos.

He encontrado este blog de casualidad y la verdad es que ha sido una grata sorpresa.
Mi enhorabuena y saludos desde España

Stalker dijo...

Comparto tu vómito ante los ancianos uniformados...

con un abrazo insurrecto

María Beatriz dijo...

Una época que prefiero no recordar.
Duele, Curiyú.

Un beso

Marga dijo...

Qué asco dan los ancianos uniformados... y los que los acompañan!

Eso sí que son arcadas...

Maripaz Brugos dijo...

Ah! la guerra y los que las programan...sepulcros de maldades recónditas.
Abrazos

Silvi Rivoira dijo...

Como dijo Cantinfla ... la cosa era "amaos...amaos los unos a los otros", pero desgraciadamente han entendido mal, han confundido los términos, ¿y qué es lo que han hecho?, ¿qué es lo que hacen?: "Armaos los unos con los otros".He dicho.

trapecista dijo...

la guerra; uno de los negocios más viejos del mundo

VeroniKa dijo...

el gran engaño...

nosotros?
victimas de la historia que nos obligaron a elegir.


un gran mierda.


besitosss ( y no tan salvajes ...)

soylauraO dijo...

Una mancha "ES" según la perspectiva de la subjetividad que la valore. Por ejemplo,ante una pintura consumada y expuesta, de este lado juzgo "arte"...tal vez, al artista se le derramó una gota indeseable mientras obraba; para él, era una mancha que debilitó su cuadro.
Los impecables "uniformes"(léase forma única),no consideran que la materia costitutiva de esa mancha es cada humano que estaba envasado en cuerpos de entre 16 y 45 años aprox. Para mí esa mancha es dolor... para ellos, lo que juzgue su entorno...
¿Sabe qué? sus tintoreros, aún los hacen sonreir.
http://enfugayremolino.blogspot.com/2011/03/una-voz-por-treinta-mil.html

http://enfugayremolino.blogspot.com/2011/04/duelo-para-un-soldado.html

MaLena Ezcurra dijo...

En la época que estos hijos de puta gobernaron no había nacido pero dejaron bocas silenciadas, ojos que no quieren ver, gente que se calla.


Y no tengo nada que decir sólo deseo que no queda ninguno más sobre la tierra.
(perdóname)



M.