sábado, 8 de enero de 2011

Si mi vida fuese un film...


Por impulso del dulce viento de Paradela de Coles

A los dos años me sentaba en un taburete alto y ponía en el tocadiscos, canciones de Javier Solís y del Trio Los Panchos. Mi preferida era "Liliana", porque Liliana era la dueña de la casa, la dueña del tocadiscos, la dueña de los discos y la dueña de mi corazón. Algo así como la Tía Julia de Vargas Llosa, pero Liliana y sin Vargas Llosa, que como tipo es un asco. Ese amor no cambió.
Hasta que un día descubrí un disco de Nino Bravo. Entonces mi corazón se rompió por mil partes con canciones como "Aquel Atardecer" o "La Puerta del Amor". Y más se rompió cuando mi viejo me advirtió que Nino era hombre muerto, sepultado. A mi, los vecinos me decían Niño Bravo, por mi afición al Nino. Entonces, sólo me quedó esa voz impresionante, irrepetible, esa sensibilidad especial para decir las palabras. Los videos de "300 millones". Era verdad nomás, parece, que la letra de "Esa será mi casa" refería al cementerio. Un mal presagio. 
Mis placeres musicales viraron radicalmente, el día que leí una nota en la revista Pelo sobre la sombría existencia de Robert Smith. No es que me dejase de gustar Nino Bravo, pero, en el instante en que escuché los primeros acordes de "Play for today", todo cambió. The Cure se convirtió en la cortina de mi vida triste (la otra).
The Cure jamás será U2, menos ahora que Robert Smith pasó los 50 años y los 100 kilos. Como leí alguna vez, habrá bandas más reconocidas por las mieles del éxito, bandas más reconocidas por los críticos y sabelotodos, bandas más reconocidas por la academia. The Cure jamás será el canon. Pero no habrá otra banda que pueda marcar en la piel los escalofríos que dejan las canciones de Robert Smith. Ese Joven Manos de Tijeras, perdido en el mundo.
En mi cabeza, siempre retumba "A Forest". Es la melodia que hace siglos vive en mi boca. Una base potente, las guitarras envolventes y la joven voz de Smith fluyendo de lo profundo y oscuro del bosque.
"A Forest" no dice algo trascendente. Sólo habla de sombras y profundidades. De una chica perdida en el bosque. Habla, quizá, de esos momentos en que no encontrás el camino de salida, la respuesta, un argumento para seguir viviendo.
Y ahora que pienso, tal vez fueron demasiadas las respuestas que no encontré, y por eso, "A Forest" se repite, como un signo Pierciano, ad infinitum. O tal vez, sólo sea el signo melancólico de un bosque que pude dejar atrás. También, ahora que ando Murakamiano, puedo llegar a creer que Robert Smith, anduvo por un bosque del fin del mundo, tocando su guitarra.

43 comentarios:

minerva dijo...

Una interesante visión musical...variadita, desde luego.

Besos.

felicitat dijo...

Curiyú... no nos has puesto un poquito de su música? En mi marcaron una època, les dediqué una entrada en mi otro blog, junto a Moustaky:

http://eljardidelpirineu.blogspot.com/2010/05/georges-moustaki-le-meteque.html

Besos,

Curiyú dijo...

No suena la música??????????? Yo la escucho!!!

Minerva: variadita como yo!

Besos

Respirando entre palabras. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Respirando entre palabras. dijo...

Que gusto más variado.Cuantos recuerdos Curiyú...The Cure, que tiempos aquellos...ouch, sonó a eternidad.Me estaré volviendo vieja? jajjaBesote
p/D
Me gustó:http://paradeladecoles.blogspot.com/

Eastriver dijo...

Tu melancolía se hace evidente en esos gustos... Emocionante la historia del niño fascinado por un muerto. ¿No podrías ser un poco más normal???NOoooo, por favor, normal no, amigo.

Mercedes Thepinkant dijo...

Sí que se oye la música.

"Si yo nací, como todos nacemos, llorando, llorando.
Si yo crecí, como todos crecemos, jugando, jugando.
Si yo viví como todos, soñando, soñando y conseguí lo que tengo luchando, luchando".

¿Recuerdas lo que sigue? Es una de mis preferidas.

http://www.youtube.com/watch?v=QPJBX8xk16g

Besazos

MaLena Ezcurra dijo...

No tengo duda que Robert Smith camina por el bosque del fin del mundo, no hace falta leer y releer a Murakami pasa saber que ciertas almas habitan por ahí.
Me encanta tu evocación.


Van abrazos a troche y moche.


MaLena.

Makeda dijo...

Hoy me siento así,pérdida entre sombras...ojalá me digas dónde encuentro la salida,...o un buen lugar para pasarme un tiempo en sombras...dímelo tú curiyú...

mariajesusparadela dijo...

Sí que se oye. Maravillosamente. Gracias.

Blue dijo...

Muy bueno, Curiyú, me ha encantado tu relato.

300 millones. Me acuerdo de aquel programa...

Besos.

Elena Lechuga dijo...

Coincido contigo en el descubrimiento de Nino Bravo. Y en lo mismo que describes; su pronunciación que va más allá de eso.

Si estás tocando la guitarra en el bosque, te aseguro que se puede oir desde fuera. O desde el que yo estoy, quien sabe.

Un beso y una flor.

Curiyú dijo...

Lechuga: ha de ser el mismo bosque, por lo que veo...

Blue: un programón! Ja...grazzie

MaríaJ: gracias a vos, por el fuego.

Makeda: el lago es la salida. O el amor total.

Malena: es bello imaginar a Roberto dando vueltas por ahí.

Besos y flores, como bien recuerda Lechuga!

Curiyú dijo...

Mercedes: me acuerdo casi todas las canciones. Nino me pone la piel de gallina, todavía.

Ramón: me encanta esta normalidad. Gracias.

Respirando: no te estás poniendo vieja. El tiempo anda para atrás.

Besos.

felicitat dijo...

Ahora si la escucho Curiyú! Tengo este disco, les llaman lúgubres y góticos jajajaja

Abismo dijo...

Lullbaby... una de las de mi banda sonora :D
Besos abisales

almalaire dijo...

A mi me gusta mucho The Cure, pero también U2 y durante un tiempo me encantaban los Inmaculate Fools por sobre todas las cosas :)

Si tu vida fuera un film, Curiyú, sería una sucesión de imágenes potentes , oníricas y bellísimas y su poderosa banda sonora cambiaría cada día. Así me imagino yo la peli, por lo menos. Un beso.

Len0re dijo...

Mi adolescencia gravita entre "the Cure" y "Depeche mode", entre Lullaby y Personal Jesus, qué quieres que te diga...si tu me dices ven lo dejo todo.
Variedad y buen gusto.

Besazos

oliva dijo...

Me hace gracia. No escuchaba a The Cure desde hacía muchos años. Con catorce/quince años me rapé el pelo como ellos, el disgusto de mi padre fue descomunal, increible. También llevaba pantalones "cagados" (se llaman así??) como este grupo, con labios y uñas negras... por esto me reía. Me gustó recordar. No podría decir una canción concreta, sé que bailaba todas (tanto mis primas como yo...). Bueno este comentario quedó algo nostálgico, pero está divertido. De eso se trata, de hacer recordar... también participé en la propuesta de Mª Jesús.

saludos.

María Beatriz dijo...

Curiyú:
Con el tiempo van variando los gustos musicales, o mejor dicho, van incorporándose otros estilos y cantantes...ahora la compu de mi casa tiene pop, reggae, tango, rock, cumbia, salsa, jazz, cuarteto, etc, etc.

De Nino, me gustaba Cartas Amarillas...

Un beso

SEMA MIRANDA dijo...

Comparto contigo la aficion por Nino Bravo,fue una pena su muerte,como la de todos.Un saludo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Bosques que lo tapan todo, y siempre dejan un infinito inacabable en nuestro paladar...

Saludos y un abrazo.

emmagunst dijo...

Toda mi infancia y adolescencia escuchando los dos caset de Nino Bravo, que había en casa de mis padres...y la que mas me hacía llorar era "Cartas amarillas"... y el grito de: "Noeliaaaa"

en fin, muchos recuerdos. Un abrazo Curi

MAMÉ VALDÉS dijo...

The Cure, unos de mis grupos preferidos de los 80 tuve la oportunidad de verlos en 1992 antes que su lider sepusiera un poquitín gordo, los sigo escuchando aún muchas veces que recuerdos de los 80, un saludo.

marianaflorece dijo...

Flores para usteddd!

un abrazo grande!

Maia dijo...

"Las cartas no son más que un trozo de papel. Aunque se quemen, en el corazón siempre queda lo que tiene que quedar; por más que las guardes, lo que no tiene que quedar desaparece." de Tokio Blues, uno de los libros más interesantes que leí en el 2010. Quizás no sea literatura "alta", quizás por eso me gusta tanto Murkami.Un abrazo,

Lucía dijo...

Yo también escuché a los Panchos, en mi infancia. Nino Bravo es maravilloso. También The Cure, aunque sean tan diferentes... Parece que compartimos algunos gustos,jeje.

Besos

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Pues mira Curiyú, a mí me gusta U2, pero no cambio a The Cure por ellos, donde esté Robert Smith, gordo, avejentado o con un kilo de pintura encima que se quite el estilizado de Bono. Y sí, "The Forest" es deliciosamente inquietante, pero y "Killing an arab"???

Perdona que estos días no me haya pasado, estuve demasiado atareada y ahora voy poniéndome al día con los blogs.

Tu entrada, estupenda, como siempre y tú aún más, mi querido y venenosillo amigo.

Te dejo un besito ponzoñoso con todo mi cariño.

◊ Dissortat ◊ dijo...

El pasado siempre está presente

Stalker dijo...

Algunos vivimos tantos años dentro de esa canción que no encontramos aún el camino de salida del bosque.

Sé que sabes lo que eso significa

La Cura, siempre

abrazos

Malena dijo...

Ecléctico, sin duda, tu gusto musical. :)

Lexy dijo...

la música tiene tanto efecto en lo que somos...en realidad si...

1600 Producciones dijo...

Robert la gran musa de Burton, más que Elena y Johnny, la melancolía esperanzada y proyectada a los tiempos sin agujas...

Los años agudizan nuestro oído, gracias a ellos entonces!!!!

SAludos!!!!!!!!!!!

Cristina dijo...

Hola

Me llamo Cristina soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

Si estás de acuerdo. Házmelo saber a cristina.cister@hotmail.com

Suerte con tu web! :)
Cristina

La abuela frescotona dijo...

A MI ME GUSTABAN LOS CARPENTERS...
BUENO ES OTRA HISTORIA, HABRÁ TOCADO SU GUITARRA POR EL IMPENETRABLE?
QUERIDO CURIYU, SON SOLO BELLOS RECUERDOS, NO TE PONGAS TRISTE, NO HAY RESPUESTAS CUANDO ELLOS SE PRESENTAN, SOLO EVOCARLOS CON NOSTALGIA.
TE ABRAZO AMIGO MIO

nocheinfinita dijo...

Una buena amiga mia es fan de "los quiur", ésta que suena me gusta.

Un abrazo

noche

Ataúlfa Braun dijo...

Sonidos irrepetibles en el tiempo los de ese bosque thecuriano, aunque sí en nuestros espíritus que siguen sonando y sonado, again and again and again and again...

Curiyú dijo...

Ataúlfa: again and again, y jamás terminará el triste eco en ese bosque.

Noche: que te guste más. Gracias por venir.

Abuela: hay muchos guitarreros ahí perdidos en El Impenetrable.

Cristina: buen nombre. Quedamos así.

1600: ja ja, es verdad. La más grande musa!

Lexy: demasiado efecto.

Besos.

Curiyú dijo...

Malena: muy ecléctico. Aunque dicen que cerrado.

Stalker: al menos yo no puedo salir. Vivo en esa maraña de sonidos y dudas y sombras.


Dissort: debe ser porque nunca se fue. O el concepto del tiempo...

Dalia: y Nido de serpientes. Lo que pasa con U2, es que siempre van demasiado arregladitos.

Lucía: quizá tengamos las mismas dosis químicas en el alma.

Maia: me pasa lo mismo. Y lo que no tiene que quedar, desaparece.

Besossssssssss

Curiyú dijo...

Mariana: entonces, te mando Narcisos.

Mame: también los ví, en el 87, cuando Smith parecía un tipo lúcido.

Emma: Nino era impresionante. Es un hijo de dios.

Hiperion: y asi son los bosques...

Sema: que bueno. Aunque ha de ser difícil decirle no a Nino, como a los Beatles, supongo.

MaríaB: sólo The Cure permanece...

Besos

Curiyú dijo...

Oliva: claro que sí. Mis papis también pensaban que The Cure era una mala influencia.

LenOre: ven...

Alma: desconozco, pero ya voy por los Inmaculate...es el colmo que yo no sepa algo!

Abismo: y que video alucinante!!!

Felicitat: pero ya se pusieron recontrafelices. El tiempo pasa, nos vamos poniendo tecnos!

Besossss

De cenizas dijo...

Creo que todos podríamos escribir nuestra historia, y revelar mucho de nosotros, a partir de nuestros gustos musicales.


una brazo

Curiyú dijo...

De Cenizas: claro que si. No por nada, Leopardi decía que la música transporta al infinito. La música es casi nuestra alma, si no lo es.
Otro abrazo.