miércoles, 10 de junio de 2015

Cotorras


Me pregunto si se empachan
las cotorras
o padecen constipaciones 
no se nota en todo caso
siguen su trayectoria
libres o enjauladas
o mueren, sin que nadie
las socorra
no se quejan - no parece -
ni experimentan paranoias
viven o mueren nomás
como si nada
como si nadie.

40 comentarios:

P MPilaR dijo...

Por las pintas, parece ser el mismo destino (¡oh, maldad!) que corren los cotorros... No sé, es cuestión de indagar constipado!!! Ay,

. Besos

P MPilaR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
U-topia dijo...

No me resultan simpáticas, será porque no suele caer como sambenito a las mujeres cuando nos quieren ningunear.

El poema tiene "miga".

Un abrazo!!

lichazul alqantar dijo...

y algunas son de exportación ...
bueno es la condición de su cuna jejeje

las cotorras ... qué bueno que existan
al menos el día se pasa volando

besitos

lunaroja dijo...

Doble e inquietante lectura...
Muy buena esta finísima ironía!

la MaLquEridA dijo...

Pronto tendré a mi cuidado a una. Descendiente de los más rancios plumajes que han pertenecido a la dinastía de La Bella.
La enseñaré a ser educada, muy educadita.


Cotorrita, cotorrita, dame la patita cotorrita.


Besos Curiyú guapetón.

Sara O. Durán dijo...

Lo que sí... es que viven muchos años.
Besos.

Humberto Dib dijo...

Las cotorras pegan gritos, pero no dicen nada, nunca.
Un abrazo.
HD

Mamen dijo...

Estarán aquí por algo, tendrán una función....
cotorrear.
O son tan prescindibles como las otras.
Nos da igual, no. A mi sí.

Sofya dijo...

Cotorras....Bufff....Con lo que me gusta el silencio...

Abrazo!

LA ZARZAMORA dijo...

Paupérrimas vidas malgastadas entrelanzado sus lenguas miserables.
Mientras cotorreen entre ellas y no jodan a nadie...

Un besito, Darío.

Fanny Sinrima dijo...

Hola, Darío. Suponiendo que te refieres a las cotorras animales que pueblan nuestras palmeras con su incesante parloteo,creo que ellas se cuidan muy bien, pues han proliferado en apenas unos años. Ahora bajan a comer entre las palomas y es curioso que lo hagan en buena armonía.

Si pensamos en las personas cotorras que nos procuran "mucho ruido y pocas nueces" y se pavonean de sus colores estridentes... entonces maldigo tales cotorras.

Un abrazo.

Carmela dijo...

... como si nada
como si nadie.

debe ser terrible eso.

Un abrazo

diego dijo...

¿Seguro que una cotorra enjaulada no experimenta paranoias, como si nada? Abrazo.

Blue dijo...

Funcionan a pilas, jaja.
Un abrazo, Darío.

la gata dijo...

Pues mira tú por donde, yo siempre me he preguntado lo mismo.
Esos bichos son mu mala gente.
Bss

De barro y luz dijo...

¿Quieres decir que hay tanta diferencia?


Abzo

Sonsoles dijo...

Yo tengo una de la especie de las ninfas ;) tiene ya 14 años y va para largo. Tb tenía una vecina que era así _en España a las cotillas y a la gente que habla mucho las llamamos cotorras_ digo las porque es raro que sean hombres ;-P
Miss you
Besos

María Socorro Luis dijo...

No me gustan las cotorras humanas.

Las de verdad, son otra cosa. Aunque no sé si sabes que las cotorras argentinas -las de verdad- están invadiendo los parques españoles de forma alarmante. Lo he leído hace un tiempo.

Abrazo

María dijo...

No lo sé, yo soy muy cotorra y sin embargo como poco, necesito poco de todo en realidad, pero me es imposible no decir lo que me viene a la boca de los dedos aquí - por favor perdón- lo intento hacer con todo el cuidado de no molestar, fuera solo si tengo confianza.. pero tb sé escuchar y además ¿sabes quué? los pájaros me parecen preciosos .. lástima ¿ ves? hablo mucho pero no tengo plumas... ni vuelo.. en fin, la próxima vez prometo leerte calladita .. bueno, mejor no te lo prometo.. solo q lo intentaré;))

Un placer DARÍO .. es q te he visto por ahí y me acerqué a curiosear..
Me ha gustado, si otro día te encuentro y no te importa, me vuelvo a pasar.

fus dijo...

Las cotorras y los cotorros, una familia sin pausa...

un saludo

fus

TORO SALVAJE dijo...

No van al psicólogo ni toman antidepresivos.
Están y un día dejan de estar.
Así de fácil.

Saludos.

José A. García dijo...

Como si nadie se percatara nunca de nada...

Pobres, las cotorras, claro.

Saludos

J.

Vivian dijo...

Bueno, si hablamos de cotorras, como cotorras…¡El problema es cuando aprenden a hablar! Ahí no hay quien las pare. (Como mujeres en cena del Día del Amigo jaja)
Muy bueno Darío.
Me gusta cuando te pones “acido”. (Y repartes hostias)

Beso

MAR dijo...

Yo creo que lo pasan fatal!!! y no tiene corazón el que no lo ve.
Odio todo tipo de "enjaule" a no ser que sea de voluntad propia.

PDTA
Tù también eres importante para mi, tu blog es uno de los que más me gustan, me sorprenden, eres muy creativo y escribes a v e c e s desde la mente, otras desde el cuerpo y otras desde el corazón, eres total.
Cariños para ti.

Moni Revuelta dijo...

Pues yo no puedo dejar de reír Darío, jajja, ...será cierta esa fortaleza de las cotorras, que aguante!!
Un beso, sin piedad...

Mientras Leo dijo...

Las cotorras no sufren, o dejarían de hablar
Besos

karin rosenkranz dijo...

Buena reflexión,
Quien sabe la respuesta......

Amapola Azzul dijo...

pobrecillas...
Besos.

Ricardo Guadalupe dijo...

Pero mientras no paran de hablar y relatar sus vidas.
Un abrazo

Sergio DS dijo...

Confirmado: los centros de salud están plagados de cotorras.

Salu2

Esilleviana dijo...

Las cotorras existen porque hay otros animales que le dan trascendencia a su vida, elevándolas como humo de plástico asfixiante y angustioso.

un abrazo poeta :))

Gabriela dijo...

vivir al día!!!!
me interesa aprender!

Maripaz dijo...

Jajaja, Darío, has dado en el clavo, las cotorras son tremendamente peligrosas. Tu los has dicho con una fina ironía muy tuya.
Abrazos, querido amigo.

Isabel dijo...

Al leer cotorras me ha venido a la mente las human@s, no sé si se empachan, pero cuando l@s oigo parece que le atragantaran sus propias palabras.

lichazul alqantar dijo...

abrazos gorditos
mil gracias por tu palabra Darío
ten una semana redonda

Amapola Azzul dijo...

Padecen enfermedades como los humanos Darío, es dificil vivir en un aburbuja y que nada ni nadie te toque...
Besos, poeta.

Linda semana para ti.

Verónica Calvo dijo...

Así, como si nada, como si nadie.
No creo que se empachen, Darío, más que nada porque no paran de cotorrear.
Buen poema.

Abrazos

Lujan Fraix dijo...

Yo creo que persiguen algún fin pero no dejan de ser sólo eso...
Muy buen poema.
Besos

lunáticasuicida dijo...

así lo haremos todxs, pues.