lunes, 6 de abril de 2015

Insomnios flamantes


No duermo
porque pienso
en la ronda temeraria
de la muerte
vivo alerta
el corazón en una mano
y la horda agazapada
que espera mi flaqueza
no capitulan párpados
así como así
resisten doloridos
los embates de la fiebre
yo no quiero agonizar
sin el abrazo
sin la palabra
sin la boca que cierre
la mía para siempre.

43 comentarios:

Moni Revuelta dijo...

Pura poesía, pura vida que sólo se entiende cuando se tiene insomnio, el que tan magníficamente defines en tus palabras.
Vivir es morir un poco, y dormir, el otro poco...
Un abrazo Darío.

◊ dissortat ◊ dijo...

El insomnio provocado, ese es bueno, pero el otro, llega a ser muy doloroso

Saludos, amigo.

lichazul alqantar dijo...

no hay que capitular así como así
no señor
hay que darle la pelea y cada día se llene de escarlata huella

abrazos gorditos

lichazul alqantar dijo...

no hay que capitular así como así
no señor
hay que darle la pelea y cada día se llene de escarlata huella

abrazos gorditos

Mirella S. dijo...

Son emociones compartidas, el miedo, la resistencia, el estar alerta... pero, para qué anticiparse y esperar el último beso.
Besos, Darío.

alba dijo...

...

Carmela dijo...

Nunca debería faltar esa presencia.
Un abrazo, Darío.

Fanny Sinrima dijo...

Darío, impresionante poema de amor.Acaso solo cuando su boca selle la tuya con un beso y sus brazos te estrechen...sentirte morir sería un buen momento.

Mi felicitación.

Un abrazo.

miss desastres dijo...

In crescendo total

DosBichos dijo...

Avísame si se me está pasando el tema comprar tus libros/poemarios.

Un abrazo, genio.
P.

Amapola Azzul dijo...

No creo que se cierre tan pronto, mi querido Darío, con estos poemas con que nos prodigas en tu blog, Enhorabuena.

Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

A mi no me importa que cierren mi boca, siiempre que pueda mantener abiertos los ojos. Y leerte.

la gata dijo...

Yo tampoco duermo ¿será por lo mismo? creo que supiste combinar las palabras para definirlo muy bien.

Un beso Darío.

LA ZARZAMORA dijo...

¿Resignarse?
No.

diego dijo...

Hay bocas que cierran. Y bocas que resucitan. Abrazote.

TORO SALVAJE dijo...

Nada que hacer Darío.
Esa es una guerra perdida.
Lucha como quieras pero al final...

Saludos.

Lapislazuli dijo...

Por mas esfuerzas, llega inexorablemente
Abrazo

Amapola sin Pétalos dijo...

Muy bello poema Darío, enhorabuena.
Besos.

María Socorro Luis dijo...


Excelente poema en ritmo y estructura.
Un tema tabú que abordas con naturalidad y valentía.

Besos

José A. García dijo...

No duermo, ansiando ver la muerte llegar por mí.

Suerte

J.

Amapola Azzul dijo...

La muerte vendrá de todas maneras, cuanto menos se piense , mejor.
un beso.

Marga dijo...

Vendrá la muerte y tendrá tus ojos, decía el poeta (otro).

Pero mientras, me quedo con tus versos y consigo ignorar la ronda temeraria.

Y para qué si no los abrazos, las palabras.

Eso me recuerda: abrazo, poeta.

Mientras Leo dijo...

No hay mayor condena que la de saber que vamos a morir, algún día
Besos

Jo dijo...

a veces me lleno la boca diciendo que no quiero llegar a los 50 y mirame ahora... parece que uno se echa la soga al cuello solita

Licantropunk dijo...

Qué bueno, qué ritmo. Y qué angustia. Hoy no duermo.
Saludos.

Maripaz dijo...

Que bellas tus palabras echas poema. A pesar de la vigilia llega esa hora en la cual no puede faltar el afecto como último deseo.
¡Precioso, Dario!

Mamen dijo...

Es un extraño poema:
El miedo a la muerte no deja dormir, pero al mismo tiempo parece insinuarse que es la falta de su presencia(los cuatro últimos vesors así parecen decirlo) lo que atormenta al insomne. Un relación extraña, o una declaración de amor bellísima.
Un saludo.

maijo dijo...

Descripción de la vida de poética sublime.

Verónica Calvo dijo...

Un poema enorme, Darío.
Te felicito.

Saludos

Ning Jie dijo...

Igual es que vivir así, ya es como estar medio muerto...

Ricardo Guadalupe dijo...

Recuerdo una pesadilla en la que moría solo.
Ahora en cambio tendré un sueño en el que desearé ser besado mientras muero.
Un abrazo

Amapola Azzul dijo...

Yo te veo bien vivo, quédate traquilo.

MAR dijo...

Yo, tambièn voy por el beso que resucite y nos devuelva a la vida, a la ilusión y a pesar de los pesares a la alegría.
Mi abrazo para ti con mucho cariño y muchos besos venidos y por venir
mar

Slave dW dijo...

Agonizar pero siempre de amor

Un Abrazo

marichuy dijo...


Hermoso, aunque un poquito triste. Como sea, ojalá mi insomnio tuviera esas motivaciones pero no es así. No dormir sin motivo aparente se ha vuelto mi desgracia cotidiana. Ok, soy dramática, tal vez no sea una desgracia… pero tampoco es algo grato.

Un abrazo

begusa dijo...


pues a mí que nadie me cierre la boca... que me hagan vestido para taparme los abismos de vez en cuando i prou ;)

Blue dijo...

Necesitamos tanto para vivir y tan poco para morir.
;-)
Besos, Darío.

Sue dijo...

Vivamos, pues, mientras seamos conscientes de la belleza.

Un abrazo.

P MPilaR dijo...

*...a este lado del edén, jauja total, según previsto.
*del otro lado, siniestro y más negro cuanto más lo busques

**agua que no has de beber, déjala correr** te morirás igual, pero feliz de ignorarlo


besos

Amapola Azzul dijo...

Bella poesía, Besos.

lichazul alqantar dijo...

ten una preciosa semana Darío
mil gracias por tu huella
abrazos gorditos

Isabel dijo...

Siempre he creído que tanto dormir es una pérdida de tiempo del que nos toca vivir. En verano que en el sur hay tanta costumbre de dormir la siesta, yo nunca lo hago.
¡Vivimos tan poco!

Verónica Durán González (MUJERCIERVO) dijo...

habrá que mirarse al espejo, acicalarse la melena, perfumarse y esperar.


Un abrazo fuerte.