martes, 17 de febrero de 2015

Destiempo


Nunca pasan las horas
cuando tienen que pasar
sólo pasan el ansia
y el miedo
con su estrépito
de creciente
por eso te abrazo
me aferro
hago pie 
sobre esta cuerda
que tiembla.

56 comentarios:

poemas lichazul dijo...

mejor abrazar un árbol sin cuerda (cordel)
;)

abrazos gorditos

inquietante poema Darío

la Sombra dijo...

Aferrarse a la vida aunque no hagamos pie...
Hermoso.

Sara O. Durán dijo...

Muy bello!
Beso.

la MaLquEridA dijo...

Mala señal cuando el tiempo se retrasa Curiyú, mala señal.


Beso

P MPilaR dijo...

*y si han de pasar para bien, mejor que pasen y no vuelvan. Ni ansia, por no desesperar ni miedo, por el mal fairo!!!


besos

De barro y luz dijo...

Difícil equilibrio sobre el filo del tiempo.... Y peligroso.


Abzo

diego dijo...

Lo importante es que siempre haya una cuerda temblorosa, aunque sea efímera, a la que subirse.

Marga dijo...

Chapó! y es que no puedo decir más y mucho menos añadir a la sencillez, belleza y ajuste de tus versos.

Me llevo la cuerda, eso sí, si me lo permites (gracias)

Un abrazo!

Sergio DS dijo...

El tiempo lleva la velocidad que se le antoja, siempre contrario al ritmo de nuestros latidos.

Abrazo.

Julito Chés dijo...

Estabilidad decreciente.

MAGAH dijo...

Lindo.
Ser la misma cuerda.

Jo dijo...

ayer me han dolido las costillas (o creo que lo que anida ahi) y hoy por la mañana mi costado izquierdo del vientre...

yo quiero pensar que fue un abrazo apretado...

Maritza dijo...

Sí, abrazar es urgente y necesario.
Abrazar la vida, abrazar convicciones. Personas. Abrazarte a ti mismo!

MUY hermoso,Darío.
Y yo te envío mi abrazo de siempre.

Susana Jiménez Palmera dijo...

El miedo siempre pasa, es solo un sentimiento que podemos ver fuera de nsootros y así soltar...
Te abrazo, feliz resto de semana

mariajesusparadela dijo...

¡cuánto te echo siempre de menos!.

mayte v dijo...

El tiempo como siempre tan caprichoso y molesto... suerte que los abrazos pueden en ocasiones inmortalizarnos, perpetrarse en un único instante.

El míedo fuera, Darío, siempre fuera.

Hoy te abrazamos muchos, disfrútalo, lo mereces.

alp dijo...

Muy bonito, de verdad... Un abrazo desde murcia....

Fanny Sinrima dijo...

El abrazo siempre nos salva.
Me gustó el poema, Darío.
Un abrazo.

Carmela dijo...

Un abrazo que salva.
Un abrazo.

Xiomara B dijo...

Así pasa el tiempo
cuando el ansia se instala.
Genial poema Darío.
Un abrazo

Raquel P.R. dijo...

Aún en la cuerda floja es una bendición coger altura y abrazarse, muy fuerte, porque ese miedo y ese ansia pertenecen a un sentimiento mayor.
Besos.

José A. García dijo...

Se pasa la vida viendo las horas pasar... y algunos que ni cuentan se dan.

Saludos

J.

Amapola Azzul dijo...

Muy bello, enhorabuena.
Bs.

Mamen dijo...

Nunca pasan... Necesitamos la presencia urgente de aquella persona que sabemos nos impide caer.Llega un tiempo en que ni el corazón obedece y es imposible sujetarle dentro del pecho.

Blue dijo...

Pero en el abrazo el tiempo pasa demasiado rápido ¿no? ahí no hay manera de detenerlo siquiera.

Besos.

MAR dijo...

Yo te abrazo y entrego mi cariño como siempre y mi amistad.
Besos para ti artista de la vida.
mar

marga dijo...

todo es demasiado lento para el que espera
besos

Mientras Leo dijo...

Gran verdad. Y cuando no hace falta, el tiempo vuela
Besos

María Socorro Luis dijo...

Es tan relativo, tan aparentemente incierto, el paso del tiempo...

Abrazo.

◊ dissortat ◊ dijo...

En esa tesitura me encuentro ¿Cuándo llegarán el ansiado anochecer?

El abrazo más fuerte!

Verónica Calvo dijo...

Esa sensación es tremenda.
Solo se ansía que pase o dormir.

Saludos, Darío

Lapislazuli dijo...

El paso del tiempo parece depender de tantas cosas
Abrazos

Humberto Dib dijo...

En muchas ocasiones una cuerda floja puede ser más estable que un piso de cemento.
Me gustó.
Un abrazo.
HD

Antonio Torres Márquez dijo...

El destiempo del mundo...

Saludos.

TORO SALVAJE dijo...

El tiempo además de caprichoso es muy travieso.

Saludos.

Gabriela dijo...

dimensiones atemporales, son claramente las que nos habitan, del placer vuela, y en el temor no transcurre...

Bluemīnda dijo...

¿cómo sabemos cuando tienen que pasar?

Un abrazo!

Maripaz dijo...

El tiempo a veces no corre a nuestro favor, de ahí nuestros miedos y el deseo de agarrarse a una cuerda esperanzadora.
Un abrazo, Dario.

Jorge Ampuero dijo...

El tiempo nos pasa a todos, nos deja suspensos en la misma cuerda entre los abismos.

Saludos.

Moni Revuelta dijo...

Nunca encontré oración que me valiese...hasta ahora. Me quedo ésta, gracias.
IMPRESIONANTE!



Un abrazo amigo:)

Amapola Azzul dijo...

las cuerdas que tiemblan son las que no están bien atadas...

Ricardo Guadalupe dijo...

Equilibrismos sobre el nido de serpientes, abrazado al cuerpo que atraes también hacia la cuerda.
Un abrazo

Horacio Beascochea dijo...

aferrarse a lo que nos mantiene en pie.

Abrazo

Amapola Azzul dijo...

eso es verdad, la horas hacen siempre lo que les da la gana...

Bs

karin rosenkranz dijo...

hay que aferrarse con fuerza!!!

la gata dijo...

Importante lo de tener a que aferrarse.
Hay momentos en lo que eso nos salva, aunque solo sea por un ratito.
Un beso.

Boris Estebitan dijo...

El tiempo pasa pero siempre nos queda algo a que aferrarnos, saludos desde El Blog de Boris Estebitan.

Mia dijo...

Me entusiasma lo que escribes y lo sabes, eres preciso y rotundo mas bello muy bello, me alegra tu retorno y gracias... no te vayas.
Mia

Licantropunk dijo...

Me angustio sólo de leerte.
Saludos.

MAR dijo...

Vuelvo...y que el tiempo en el cual no somos felices pase rápido y los momentos que lo somos sean eternos,
Mi abrazo para ti.
mar

Amapola Azzul dijo...

A veces las horas casi se detienen...
Bs.

la Sombra dijo...

Las horas que nos quedan...

Un beso.

lichazul alqantar dijo...

mil gracias por tu huella Darío
abrazos gorditos

EvaBSanZ dijo...

Hoy me siento así...

Un beso Darío

marichuy dijo...

Las horas parecen detenerse cuando deseamos que pasen, pero aceleran su paso cuando quisiéremos detener el tiempo. Tal cual.

Un abrazo fuerte

Ana Muela Sopeña dijo...

Precioso...