lunes, 16 de junio de 2014

Crónica del partido


Dice que somos
reverberaciones de dios
y dios de otro dios
y éste de otro
y nada hay
que se primero
sino inmemoriales
y persistentes
fragmentaciones
de hombres y dioses.

48 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Cuál será el origen del origen del origen de todo?

Quizás un sueño?

Saludos.

elisa lichazul dijo...

eso es!!!, has dao con el meollo
te votas a Presidente del Partido?
yo voto por ti Darío

abrazos

certero a la diana
felicitaciones

Vera Eikon dijo...

Creo que la fragmentación la ponemos los hombres....Ni los animales ni las plantas precisan de dios..Abrazo

la MaLquEridA dijo...

Once al ataque. Dos es el doble de uno. Uno no es ninguno dijo el dios de los hablantes que no silbantes.



Buen dia Joven Cuervo

Blue dijo...

Dicen que dicen y Dios no dice nada.
No hay quien entienda.

Besos.

Jo dijo...

con tantos apóstatas uno se confunde si son agoreros, o apóstoles y entonces... al que siguen es dios


:P el balón.


:)

Marite Alarcón dijo...

Preguntas filosóficas vienen a mi mente!

mflorencia dijo...

Qué tremendo.
Leí parto en lugar de partido.

Rob K dijo...

... ya sólo nos quedan dioses con minúscula...

mariajesusparadela dijo...

Suerte los argentinos: siempre teneis un dios que marca. Con la mano o con el pié.
Y marcará también con la cabeza.

Adra Sólo dijo...

Hum... habrá que ver de quien está reverberando Casillas... que trago, oye

Un beso

TriniReina dijo...

y cada vez más pobres dioses y pobres hombres...

Abrazos

Mirella S. dijo...

Lunes filosófico-metafórico, Darío. Los hombres tienen cada vez menos de dioses y los dioses han empalidecido, perdiéndose en el tiempo.
Un abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Los dioses se multiplican al antojo de los humanos, Darío.
Somos fragmentaciones de nuestra mente.

Saludos

SILDELSUR dijo...

Serán dioses con minúscula,porque aunque no se si existe Dios con mayúscula ,estos a los que se les dice dioses dejan tanto pero tanto que desear a nivel humano!
Genios de la pelota si.
Dioses son los que dignifican al ser humano con su nobleza,con su valor,con su esfuerzo y su ejemplo.
Dioses los maestros rurales y los médicos.
Los otros solo hábiles deportistas.
Besos!!!

diego dijo...

Ese tipo de reflexión me hice hace unos meses y acabé atrapado en la física cuántica... Abrazo muónico.

la gata dijo...

Los dioses no existen (ni en los partidos) aunque a menudo se les considere como tales.
Yo es que, como no veo partidos, pues tampoco veo dioses. Quizá y tal vez me esté perdiendo algo?...

Buen enfoque del tema, Darío. Besos.

Moni Revuelta dijo...

Odio el futbol, me viene bien tener algo que odiar, de vez en cuando ja ja

Para quitarse el sombrero tus palabras, eres único en estas distancias "cortas" Darío :)
Un abrazo

Marga dijo...

Jo, entre partidos y dioses como que me he perdido...

Y para mí los hombres tras una pelota como que pierden su encanto (jeje, yaaaaa)

Abrazote

Sergio DS dijo...

Sin fútbol no hay Dios.

Mamen dijo...

Nos sentimos dioses si tocamos el cielo... y ojalá fuésemos dioses capaces de cambiarlo todo.

Suerte Argentina.

Amapola Azzul. dijo...

Interesante partido, buen cronista.

Besos.

Me gustó tu relato, Darío.
Enhorabuena, Un abrazo.

karin rosenkranz dijo...

Vamos todavía!!!!

U-topia dijo...

Aunque en los partidos hay inicio y final. El mundo es otro cantar y tú cantas de maravilla.

Besos, bardo!!

MAR dijo...

Quien sabe...de un misterio tan eterno ...capaz sea todo muy sencillo, lo sabremos algún día.
Mis cariños para tiiiii
mar

Amapola Azzul. dijo...

Igual que un círculo...

Sandra Liebaert dijo...

Magnífico.


Besos

Amapola Azzul. dijo...

Fragmentos que hacen un Todo.

Besos.
Buen poema.

ohma dijo...

Así es. Unos venimos de otros.Cual fotocopias.
Besos.

Amapola Azzul. dijo...

Quizás mejor no fragmentarse,¿ no?

Besos.

Lapislazuli dijo...

Incognita jamas revelada
Abrazos

diego dijo...

dios hace tiempo que se fragmentó y se quedó de arquero y no se entera de por dónde le llegan los balones, tendría que ser reciclado. Abrazo.

De barro y luz dijo...

Prolongar la duda hasta el infinito no es resolverla. Es preferible aceptar la ignorancia del inicio y la certeza del final.


Abzo.

María Socorro Luis dijo...

Filosofando, filosofando se nos va la vida sin entender nada...

Besos

Licantropunk dijo...

En realidad los dioses son reverberaciones del hombre (¿flatulencias?), sin duda provocadas por la angustia de la oscuridad de la noche. Ay, la noche, que trae toda la vida, toda la muerte.
Pero te he entendido perfectamente.
Saludos

marichuy dijo...

Puras reverberaciones somos. Algunos de dioses y otros, sabrá dios de qué.

Un abrazo

José María Souza Costa dijo...


Hola
Tudo de bom, para você.
E os meus desejos de um fim de semana, excelente.
Que a luz do Sol, aqueça os seus sonhos, e que o Criador, abençoe, os seus desejos, para que eles despertem e se concretizem.
Desejos meus, de Saúde sempre e Paz.
Abraços

fiorella dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
fiorella dijo...

El Olimpo por ahora se les da, veremos que sucede despúes del martes, vos me entendés. Futbol y poesía....Un beso

Sgroya P dijo...

El problema es, amigo, que hemos creado teorias, mitos y otras razones para entenderlo y gracias a esto si la verdad nos fuera mostrada y no fuera acorde a nuestras idea no la aceptariamos y buscariamos excusas para justificarla..
Besoss!!

Amapola Azzul. dijo...

Igual que un puzle.

Besos.

elisa lichazul dijo...

hay partidos que vale la pena llegar hasta el final con ellos y otros mejor dejarlos pasar

reverberaciones somos
sin duda



abrazos y buen comienzo de semana

Mia dijo...

Yo hace mucho que dejé de pensar en dioses y eternidades, ahora solo vivo, no malgasto mi tiempo.
Como siempre un placer leerte querido Dario, todo lo de atrás también, me encantas.
Un beso más que humano :).

Aniquiladora dijo...

Es cierto que a veces somos como el eco. Reverberamos.

Besos.

Amapola Azzul. dijo...

Cuando un hombre se fragmenta ya no es un hombre.

Besos.
Tal vez sea el viento...

Lindo poema.

Lau. dijo...

Huevo o gallina?

Gloria dijo...

No creo en ellos pero sí en las buenas personas que al fin y al cabo son las que mueven el mundo y las conciencias.
Besos de gofio.

Isabel dijo...

Creerse que se es dios, y muchos aún creen más, que son perfectos; eso ha generado muchos males.

Un abrazo