lunes, 21 de abril de 2014

Desnombrado


Para cada fiesta compra un vestido
de esos que deslumbran
flameando como banderas vanidosas
en los territorios conquistados
por la algarabía
y después
la terrible desolación
de lo pasado y lo pisado
la desolación, digo,
de pájaros arrojados
en la tierra
por la impiedad
de la tormenta.

60 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Después el vacío existencial, la nada con vestido nuevo.


Beso Joven Cuervo

elisa lichazul dijo...

la desolación es terrible cuando
solo quedan las cenizas de todo el show montado

buena semana Darío
abrazos

Rob K dijo...

Esa fiesta se olvidará con... ¡otra fiesta! Y así hasta la náusea.

Lila Biscia dijo...

la impiedad
de la tormenta

(tremendo)

abrazos

L.

Vera Eikon dijo...

Siempre llega el momento de enterrar los cadáveres...Abrazo

Mirella S. dijo...

Los vestidos nuevos son disfraces distintos, que no alcanzan para tapar el vacío de siempre.
Un abrazo.

Marite Alarcón dijo...

Siempre deslumbrar, ante todo!

alba dijo...

"A veces pongo a prueba a mis conocidos con preguntas como ésta: ¿Quién de ustedes llevaría un remiendo o siquiera un par de costuras de más a la altura de la rodilla? Muchos de los interrogados reaccionan como si su vida pudiera arruinarse si lo hicieran. Para ellos sería sin duda preferible ir renqueando por la ciudad con una pierna rota que con un pantalón roto. A menudo, cuando un caballero sufre un accidente que afecta a sus piernas, puede arreglárselas, pero si el accidente les ocurre a las perneras de sus pantalones, entonces no hay solución, porque el hombre no tiene en cuenta lo que es verdaderamente respetable, sino lo que suele respetarse. Conocemos sólo a unos pocos hombres, pero una gran cantidad de chaquetas y calzones.
Vestid a un espantapájaros con vuestro traje nuevo y deteneos desnudos a su lado, ¿quién no saludaría antes al espantapájaros?"

Walden, H.D. THOREAU

Maia L.B. dijo...

Hay vestidos que conquistan un día y son buenos. Pero los hay que conquistan toda la vida: ésos son los imprescindibles.

◊ dissortat ◊ dijo...

Vanidad de vanidades... Todo es vanidad, querido amigo...

Betina Z dijo...

Hay una escena que es casi un cliché (en películas, obras de teatro , culebrones, etc.) en la que un personaje femenino se saca el maquillaje mirándose al espejo. Se lo saca dramáticamente, dejando al desnudo la verdadera expresión de su rostro (siempre triste, vacío, desolado) que el maquillaje ocultaba.
Otros vestidos- o pájaros- cayendo (máscaras al fin inútiles)

Abrazo, Darío

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me ha gustado muchísimo cómo describes esa sensación de desolación tras la fiesta. Buen poema.

Carmela dijo...

Tambien me quedo con el final:
la impiedad
de la tormenta.

Un abrazo, Darío.

MAR dijo...

También esos pájaros llegan a mi alma y me dejan en oscuridad de tanto en cuanto....soy mucho más depresiva de lo que creen...de lo que quisiera.
Besos y abrazos amigo querido.
mar

Mientras Leo dijo...

Que malas son las resacas, sobre todo las de la vida
Besos

Amapola Azzul dijo...

Las tormentas son así, lo arrasan todo.

( bueno, solamente si son muy copiosas), sino, la verdad , no lo sé.

Amapola Azzul dijo...

Tu poesía conquista territorios , no te des por vencido, no hay desolación en tus palabras.

Besos.

Amapola Azzul dijo...

Si no hubiera fronteras no hubiera tal vez banderas, no lo sé.

Dificil saber.

Besos.

GARDENIA dijo...

Un disfraz publico, tal vez, luego la mas tremenda soledad
Besos

PMPilar dijo...

hoy era un día desolado.
ha sido un día desolado
no flameaba por no extinguir mayores piras.
fue desolado con cadáver real de por entre medio.
Hoy la tristeza me puede.
también la inserenidad que da escalofrío sin banderas sin arranque sin principioque va a fin, Darío

Abrazos

Cecy dijo...

La desolación se lleva a todos lados, el vestido, simplemente se saca.

Abrazo Joven Poeta :)

la quiltra dijo...

siempre después de un festín o de un momento de gloria queda un tremendo vacío.

Humberto Dib dijo...

Por eso nos vemos tan bien desnudos, aunque tengamos toneladas de grasa o arrugas como en un mapa fluvial.
Un abrazo.
HD

Sandra Liebaert dijo...

The dark side of the moon,
toda bandera se colorea con sangre.

Besos

Amapola Azzul dijo...

Ese vestido debe ser muy bonito.

Un abrazo.

Marga dijo...

Por eso no me gustan los vestidos ni las fiestas... aunque me encante, de nuevo, digo, tu forma de contarlo.

Siempre afinando, poeta, siempre...

SILDELSUR dijo...

Es ambigua la sensación de "fin de fiesta":
por un lado la felicidad y el regusto dulce de lo excesivo y bueno.
Por otro lado el momento de levantar los restos de lo que fue y ya nunca será.
Vidrios rotos de las copas que estuvieron llenas.
A veces lastiman...

MTeresa dijo...

Lo novedoso dura un suspiro
enseguida pasa a formar parte
de un todo.

TORO SALVAJE dijo...

Esos pájaros me han hecho un nudo en la garganta.

Saludos.

María Socorro Luis dijo...

Efímero el brillo de la fiesta. Tenaz el vacío de una vida sin metas.

Tu poema, de una trágica belleza desolada.

Abrazo filósofopoeta

Moni Revuelta dijo...

Es lo que tienen las fiestas...Por eso si puedo, me las monto con la tormenta, no con la gente...je je
Un beso Darío

virgi dijo...

Es lo que hay cuando la fiesta es un montaje, pura externidad. El vacío nos cubre más que la luz de las candilejas.
Besos besos

Joaquín Galán (Jerónimo) dijo...

Toda euforia va seguida de una depresión, es ley de vida.
Un micro realista, crudo, como la vida.

Saludos.

U-topia dijo...

Cada fiesta puede parecer nueva y se puede caer en la tentación de creerlo y comprar ese vestido de esperanza. Luego todo queda en nada.

Me llama la atención el título ¿Por qué desnombrado?

Un beso!!

Sergio DS dijo...

Es lo que deja a su paso la belleza cuando es una desalmada.

Un abrazo.

ohma dijo...

Se empieza de fiesta y se acaba en un mortuorio. Todo es posible.
Besos.

diego dijo...

La ciclogénesis, ya se sabe. Lo importante es que haya tantos vestidos como fiestas. Abrazote.

Amapola Azzul dijo...

Siempre hay un futuro nuevo que pisar.

Un saludo desde España.

karin rosenkranz dijo...

dura realidad. solo quedan los recuerdos.

Laura dijo...

Las alas rotas de los pájaros y la desolación de un vestido rasgado ¡qué pena!. Una paradoja: la vida es efímera, la Vida es eterna.
Un fuerte abrazo.

Amapola Azzul dijo...

Eso pájaros , si no estan muertos volverán a volar,
besos,


Feliz semana, Darío,
Un abrazo.

Amapola Azzul dijo...

Y no importa si la tormenta fue o no impiadosa, vivirán.

Gloria dijo...

Pero bueno, si lo repite una y otra vez es que no le importa las consecuencias posteriores y pensará ¡que me quiten lo bailao!
Besso de gofio.

EvaBSanZ dijo...

Sonríe, baila y emborráchate de la vida. (Muy bueno)

Un beso

lunáticasuicida dijo...

El pasado pisado que renace. Y ahora qué.

begusa dijo...


sólo compro vestidos por impulso....
odio las banderas... sirven como excusa para volverse malas personas
el pasado bien pisado
y las tormentas en primavera... que es cuando tienen que ser y puedes mojarte sin peligro
;)

Lau. dijo...

La desolación es de los sentimientos más horribles que puede alguien tener..

LA ZARZAMORA dijo...

Me trajiste al pensamiento este poema de Salinas...

LA VOZ A TI DEBIDA
Versos 494 a 521

Para vivir no quiero
islas, palacios, torres.
¡Qué alegría más alta:
vivir en los pronombres!

Quítate ya los trajes,
las señas, los retratos;
yo no te quiero así,
disfrazada de otra,
hija siempre de algo.
Te quiero pura, libre,
irreductible: tú.
Sé que cuando te llame
entre todas las gentes
del mundo,
sólo tú serás tú.
Y cuando me preguntes
quién es el que te llama,
el que te quiere suya,
enterraré los nombres,
los rótulos, la historia.
Iré rompiendo todo
lo que encima me echaron
desde antes de nacer.
Y vuelto ya al anónimo
eterno del desnudo,
de la piedra, del mundo,
te diré:
«Yo te quiero, soy yo».

Bss, Darío.

Antonio Torres Márquez dijo...

LA tormenta, siempre y luego, la tormenta.

Saludos.

Sandra Garrido dijo...

Siempre llegará el después, no lo pensemos, vivamos la fiesta el vacío ya tendrá tiempo de socavar.

Besos

Licantropunk dijo...

Muy bueno, Dario. Desolador. El pasado pisado, esa es la rima.
Saludos.

Licantropunk dijo...

Y nunca te he comentado lo que me gusta ese vídeo, Porcelain Raft 'Despite Everything', que tienes puesto al final del blog. La niña de la camiseta roja te deja hipnotizado.
Saludos.

Maripaz dijo...

A veces necesitamos un vestido nuevo para no dejarnos morir por la monotonía y cambiar el rumbo, aunque quizá se necesite una postura más profunda para no terminar desencantados.
¡Genial como siempre!
Abrazos.

Hey Virginia dijo...

Lo pasado pisado!!

TriniReina dijo...

Y debajo del vestido, qué, alma o vacío?...

Saludos

Amapola Azzul dijo...

Un saludo, y que salga el sol después de la tormenta

Besos.

Mia dijo...

Ya no recordaba que siempre me matas con tus poemas... llego de un traje feo de meses, ahora me visto de primavera.
Besos poeta

Susana Jiménez dijo...

El impacto de la desolación expresado en versos y una metáfora que nos lleva a vivir plenamente un momento angustioso: Pájaros arrojados en la tierra por la impiedad de una tormenta. Triste y profunda imagen.
Un gusto leerte

marichuy dijo...

Hay quien dice que las fiestas (los momentos de dicha) pasan y duran apenas como un sueño. Ojalá con la tristeza y la desolación pasara igual.

Un abrazo

Doretuá dijo...

Espero que algún día publiques, son muy buenos tus poemas.