lunes, 10 de marzo de 2014

Burocracia de la seducción



Después de pasar por diferentes estadios emocionales, de dar engorrosos pasos como si de rellenar formularios se tratara, después de haber puesto en juego complicadas y hasta insólitas estrategias de persuasión, de haber superado caprichosas exigencias, después, incluso, de tener que soportar no sólo negativas, sino también, admisiones que rápidamente eran retractadas. Cuando ya pensaba que estaban hechas todas las observaciones o cuestionamientos con respecto a su objetivo o sus intenciones, que ya no tendría que someterse en adelante a ignominiosos cuestionarios, ni moverse con el sigilo que entrañan los trámites formales, lo espeso de la gestión, José Salinas encontró un obstáculo inesperado a su deseo, esto es, que la dama en cuestión le solicitó un Certificado de Buena Salud, aduciendo que en estos tiempos es temerario tener sexo sin las prevenciones pertinentes. José le propuso que usaran preservativos, pero ella no lo acepto porque, dijo, "mis peores miedos están centrados en las enfermedades contagiosas de la boca." No supo que decir, el frustrado Salinas, se dio cuenta de que persistía en la búsqueda por mera obstinación, que cualquier rapto de espontaneidad estaba vedado, que no le estremecía el cuerpo pensar en su mano hundiéndose en el sexo de la mujer, es más, se lo imaginaba como un laberíntico castillo subterráneo, cuya infinidad de puertas reducían al mínimo la posibilidad de dar con aquella que cobijara detrás, la tempestad del goce.

49 comentarios:

Marite Alarcón dijo...

Tus escritos siempre, siempre caen bien a pesar de cualquier circunstancia...
Beso!

Vera Eikon dijo...

Aunque el juego de la seducción es en primera instancia un acicate, si se prolonga demasiado tiempo y se llena de multitud de obstáculos, puede acabar por aburrir o eclipar el goce(no sabría decirte qué es peor). Y no digamos nada cuando a todo esto se le empieza a sumar la burocracia....Abrazo!

Cecy dijo...

¿Cuál es la medida justa de las cosas?
La distancia que hay entre la interrelación de dos que se ajustan y si no, tendrás que dejar de insistir, porque no era el camino.
La precaución me parece afortunadamente favorable a exaspero de otros, ajo y agua.


Beso en la frente queridísimo Joven.

veronicaboletta dijo...

¡Una brújula! ¡Un faro! El deseo se ha extraviado en la maraña de la burocrática prudencia.

Maia L.B. dijo...

Impecable.

Maia L.B. dijo...

(Un estilo muy Javier Marías, por cierto. Un enamorado del "antes" y el "después" y de las frases secuenciales que vos conocés mucho mejor que yo).

elisa lichazul dijo...

lo que faltaría en estos tiempos es dar fe ante notario y con todos los certificados en mano de que estamos "limpios"

no hay por Dior

excelente Darío
abrazos

Isabel Martínez Barquero dijo...

Tremendo esto de tener que acreditar tanto para el juego amoroso, pero así están los tiempos y los cuerpos.
Buena prosa, Darío.
Un abrazo.

De barro y luz dijo...

Odiosa la burocracia en general, y ésa en particular. Yo le diría a Salinas. ¡Sal corriendo! ¡Huye!

Abzo

ohma dijo...

Me imagino al Salinas follando con mascarilla, en canzoncillos y con traje y corbata!! Porque los hay que cuántos más peros encuentren antes de, más les pone, coño!
El se la buscó pues que le aproveche!
Bicos.

mariajesusparadela dijo...

Me ha encantado, Darío: una prosa perfecta.

Amapola Azzul dijo...

Cruel realidad. Un beso Darío.
Feliz semana.

Amapola Azzul dijo...

Creo que así es la vida siempre hay obstáculos inesperados a todos los deseos.

Muy bien expresado.
Un saludo.

Blue dijo...

Un texto tan bien enredado como la señora.

Besos, Darío.

Mientras Leo dijo...

Estoy segura que con tanta vuelta... se quitan las ganas por el camino.
Como se complican algunos
Besos

nele b dijo...

qué histérica vueltera! si se habrá revolcado en cada calle..
:P

Mirella S. dijo...

Ella encontró la fórmula exacta para apagar el fuego; un simple "no" lo hubiera acicateado más...
Besos, Darío.

Adra Sólo dijo...

Madre mía, con lo fácil que hubiera sido decir no me apetece nada...

Un beso, Darío

TriniReina dijo...

A ese paso tendríamos que llevar tatuado un certificado de sanidad.
Está bien tomar precauciones, pero sin llegar a exagerar.

Abrazos

Laura Noestá dijo...

No me extraña que José decayera en su empeño, con una actitud como la de ella, se mata el deseo hasta del más salido!!! jajajajajaja

EXCELENTE POST

Besos

Amanecer Nocturno dijo...

Me encantó imaginarme a mi pareja (real o imaginaria) pidiéndome un montón de formularios antes del amor-sexo. ¡Eres un grande!

Abrazos.

TORO SALVAJE dijo...

Huye Salinas!!!
Aún estás a tiempo!!!

RECOMENZAR dijo...

espectacular como escribis y tu blog
beso

Amapola Azzul dijo...

Es que la salud es muy importante y las enfermedades de la boca son las peores.

Un abrazo.
Besos.

María Socorro Luis dijo...

Muy buena narración, original y creíble. Salinas debería salir pitando, sin mas trámites.

Abrazo

la MaLquEridA dijo...

Sexo oral libre de gérmenes y lleno de terror.

Amapola Azzul dijo...

Los estadíos esmocionales posiblemnete no sean como los estadios de fútbol.

besos.

marichuy dijo...

Diosss, como si la vida no estuviera llena de trámites, hasta en el amor hay que seguir algunos. Y luego por qué la gente prefiere renunciar o incumplir con los procedimientos…

Un abrazo

Moni Revuelta dijo...

Que paranoica la señora. La seducción, ese divertido juego, juego con riesgos.
No se debe hablar de gérmenes en la mesa:))

Un abrazo, me ha encantado leerlo, engancha hasta el final.

MAR dijo...


El cuidado, la salud y las relaciones de todo tipo, un gran tema.
Mi abrazo para ti.
mar

moderato_Dos_josef dijo...

Leerte es descubrir algo más... lejos de lo imaginado y reinventar la propia imaginación.

Un saludo.

diego dijo...

Salinas era un inexperto: hay condones para la lengua.

Carmela dijo...

Tantos peros y reperos ahogan cualquier goze. Una hermosa prosa, Darío.

Un beso

Laura dijo...

Menos mal que solo fue un sueño, ¡ te imaginas, seducir con sellos pasados por distintas ventanillas!, la seducción surge sola, una mirada y ¡¡¡ ya!!!, te perdiste amigo...

Muy bien narrado. Un abrazo Darío

[Maxwell] dijo...

Genial y a cuidarse

cora dijo...

intenso como siempre Dario

muchos besitos, feli dia

Jo dijo...

y a veces, bastan silencios o actitudes para entender que "la margarita dijo no"

virgi dijo...

No le debe resultar muy atractivo. Somos muy rápidas inventando excusas :) :) :)

la gata dijo...

Es que la burocracia es mu mala pa tó...
Besitos.

Amapola Azzul dijo...

Tempestad o lluvia fina , siempre agua que traen las nubes.

Un abrazo.

Lapislazuli dijo...

Con tus letras vuela mi imaginación
muy bueno
Abrazo

noche oscura dijo...

La razón, siempre aniquila la espontaneidad, querido Darío.

Un saludo.

José A. García dijo...

Complicada la mujer de Salinas... Complicada por no decir otra cosa.

Saludos

J.

La sonrisa de Hiperión dijo...

La espontaneidad está masacrada por este mundo encorsetado.

Saludos.

Licantropunk dijo...

Ja, ja, está muy bien. ¡Pobre Salinas! Eso sí, la señora de tonta no tenía un pelo: la razón consumiendo la pasión.
Saludos.

Amapola Azzul dijo...

Besos, feliz semana.

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Y como no hubo un trámite inicial pensé que nunca los abría. Pasamos del amor al divorcio son escalas

Marga dijo...

Vengo de la cueva de Licantropunk y precisamente hablaba del gusto que acabaremos adquiriendo por el amor "aséptico" y sin mancha o roce...

Claro que tú cuentas mejor ese concepto y retratas, también mejor, este tiempo nuestro.

Pues así andamos, verdad?

Abrazote plas, plas

LA ZARZAMORA dijo...

Nos quieren también limpiar y aseptizar lo que contiene de belleza el placer del sexo sucio???
La gente está mal...
:(

Besos, Darío.