viernes, 3 de mayo de 2013

Parición del monstruo


Cómo decir adios
y separarse, sin más,
con los ojos ensartados
en el otro,
con su olor,
que no acaba de borrarse,
y remoloneando en la ropa
y en el pecho, reincide,
y de la fragorosa siesta,
las astillas en los poros 
y en el pelo,
cómo irse sin partirse,
el propio cuerpo al norte
y los fragmentos de alma y piel
adheridos a la espalda
del que se va
pero también se queda,
en el abrazo, el abrazo.

65 comentarios:

Pato dijo...

Miro al costado de mi blog, y leo la palabra "monstruo", es tu blog. Casualidad, causalidad, sintonía, ¿Estamos mirando un horizonte donde los abrazos se limitan y rompen?

Muy bueno tu poema.

Leo al final, en la etiqueta, "el mundo sin amor". Eso nos está sucediendo. Nos estamos olvidando del amor, en ese mundo los monstruos no son casualidades, sino consecuencias.

Un abrazo.

Vera Eikon dijo...

No hay cómo, pero se hace. Así como a todos nos gusta pensar que moriríamos de amor, y lo único que acabaremos por hacer será sobrevivirlo. Es tan hermoso el sentimiento de estos versos que me llenaron de ternura. Un abrazo.

ohma dijo...

Debo de estar muy sensible porque me dolió hoy tu poema.
Bicos.

Sandra Garrido dijo...

Pues sencillamente a la mitad, durante un tiempo se vaga, se arrastra uno porque le faltan piezas de su cuerpo, le faltan esos abrazos. Dulcemente sobrecogedor tu poema.

un beso

Amapola Azzul dijo...

Pues no digas Adios ni te separes , al solución es bien facil...

Besos.

Amapola Azzul dijo...

Bueno, se supone que el Mosntruo que has parido es la poesía, no sé,Darío, eso Creo, No creo estar tan desorientada.

Abrazos.

Mundo Aquilante dijo...

Por qué decir adios pues? capaz adicción a las despedidas... y de las buenas

Laura Uve dijo...

Qué dura es la despedida cuando queda algo, o mucho, compartido. Y que difícil encarar el futuro son amor... No deseo esa desolación por nada del mundo.

Tu poema es bello en su desolación.

TORO SALVAJE dijo...

Eso es al principio.
Luego pasa el tiempo y arrasa con todo.
Es injusto pero cierto.

Rob K dijo...

Yo tampoco sé cómo.

Marite Alarcón dijo...

:(
Me hizo pensar en todas las despedidas... muy cierto lo que describes.

◊ dissortat ◊ dijo...

Y no hay más remedio que despedirse algunas veces, quizá demasiadas.

Abrazo fuerte.

María Sotomayor dijo...

Nunca habrá silencio más hermoso que el de no saber decir adiós, después el abrazo y ser contención en el ojo del otro.

Abrazo...

elisa lichazul dijo...

esto es lo que tiene el separarse
siempre hay algo que se va con el otro y nos deja sin un pedazo hasta de la propia carne

en falta se echa y el alma puro extraña

bello bello poema DARIO
besitos
feliz fin de semana

Lila Biscia dijo...

el despedirse... es un evento tán trágico, que solo el cuerpo puede definirlo.

besos, darius

Funámbulus dijo...

Excelente tu poema. Quizás tu monstruo se divide en dos y no sabe que hacer con su otra mitad, la que observa y calla.
Abrazos!

Amapola Azzul dijo...

Condensada ceremonia, inmensa poesía, besos.

Axis dijo...

Marca indeleble, y dulce.
Así de perpetua, así de palpable, en ese abrazo, que no ha de borrarse.

Beso!

SILDELSUR dijo...

La vida es un continuo separarse y reencontrarse o encontrarse sin el "re".
Te separás de algo o alguien para juntarte con otro u otra cosa,es así.
Y aunque sea con la misma persona,ya será otra la próxima.
Besos!!!!

Guau la música!!!!

BLUEKITTY dijo...

Cuesta mucho decir adiós. Pero en muchas ocaciones es necesario para que así las cosas nuevas también lleguen y tengan un lugar.

Mamen dijo...

Si no quedase nada del uno en el otro ese adiós no dolería y la vida debe doler.

VivianS dijo...

¿Cómo?
Es difícil, pero todo pasa, aprendemos a convivir (partidos en dos) con un presente que se hará futuro, con un futuro que se hará olvido, mientras duele.
No debía de existir el amor, las despedidas, ni los que comen conejos.
Hoy va un abrazo Darío.
Duele. ¿Sabes?

Betina Z dijo...

Es todo tan extraño. En el momento en que amamos a alguien creemos que no sería posible la vida sin esa persona. Después, cuando nos separamos, sentimos que, en efecto, no va a ser posible la vida, nos partimos en pedazos, parimos monstruos. Y sin embargo, pasa el tiempo y recordamos esos amores lejanos casi sin sentimiento, como si fuera una pieza más en el rompecabezas de nuestra vida, una pieza que hace mucho dejó de latir dentro de nuestro corazón.
Es todo tan extraño.

mientrasleo dijo...

Se puede, Dario. Hay que sobrevivir
Besos

Luján Fraix dijo...

ES MUY TRISTE DECIR ADIOS CUANDO NO QUEREMOS HACERLO.
UN BESO

Libélula dijo...

Hay abrazos que abrasan tan así, Darío...

Mariela Laudecina dijo...

La separación es una orfandad que me da miedo.

Mirella S. dijo...

El abrazo final es el que más duele y queda prendido en la piel y en los huesos, pero también -con el tiempo- permanece como un recuerdo dulce de algo hermoso que tuvimos.
Abrazo.

Carmela dijo...

Cuesta, sí que cuesta.
Un beso, Darío

diego dijo...

Hace dos días he tenido una separación de esas, y duele, duele aunque sepas que se repetirá el encuentro...

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Me gusta. A veces no encuentra uno cómo irse

TriniReina dijo...

Para algunos resulta tan fácil irse...
De nada valen entonces los abrazos.

Abrazos

Morgana de Palacios dijo...

Buen poema, Darío, y el anterior "Estruendo de hipopótamos" también.

Mucha la intensidad que pones en juego con naturalidad, sin alharacas, y eso siempre es un punto a favor de la emoción.

Salgo contenta.

Namasté.

Amapola Azzul dijo...

Es mejor no decir adios, así ni se va nadie, ni se queda nadie, besos.

Intenso, el poema muy intenso, Abrazo.

virgi dijo...

¡Ah, no me hables de separaciones! Bien sufro, joder, con lo mayor que soy y lo adulta que debiera ser...
Abrazos para ti.

begusa dijo...


quedarse en un abrazo... no deja de ser un castigo (sobre todo si no va a re-producirse)
pero a veces resulta tan dulce que parece que ni siquiera nos importe que duela
a veces lo necesitamos como punto de apoyo (hasta de referencia)

jordim dijo...

Bonito poema.

Lucrecia Borgia dijo...

El que se va sin que lo echen, vuelve sin que lo llamen...

marichuy dijo...

Decir adiós debe ser de las cosas más difíciles en esta vida. Triste, doloroso. También, algo que encarna mucho valor. Bueno, casi siempre... los hay que dicen adiós por miedo.

Un abrazo

JOAQUIN DOLDAN dijo...

quizás nunca nos separamos

Amapola Azzul dijo...

Muy intensa poesía, me gustó, enhorabuena, besos.

Bonito aroma dejan tus letras, es una maravilla tu blog. Abrazos.

MAR dijo...

FUNDIENDOSE ...en el abrazo eterno del corazón que siente, no de la mente...que cuando seguimos amando no nos deja olvidar.
mar

Ricardo Guadalupe dijo...

Cuántas partidas. Soy el fragmento de un fragmento de un fragmento de un fragmento de un fragmento de un...

Stalker dijo...

brutal delicadeza la de este poema...

se me clava dentro como astilla...

un abrazo

[Maxwell] dijo...

y por qué separarnos? juntos es mejor!

RECOMENZAR dijo...

el abrazo de las horas muertas

elisa lichazul dijo...

muchas gracias a tu huella DARÍO
ten una semana preciosa
abrazos

Alma de Adra dijo...

Eso ¿Cómo? Cuando todo duele tanto...

Un beso

Leo Mercado dijo...

Irse es partirse; dejar, dar, andar por siempre a medias.

Jo dijo...

No sé decir adiós. Soy siempre cobarde para las despedidas...

Amapola Azzul dijo...

El que se va y dice que se queda es que realmente no se ha ido, ni se fue ni se irá. Si se va, se va del todo.No se queda.

Besos.

Intenso.Igual que una despedida, Abrazo.

la MaLquEridA dijo...

Cómo irse sin dejar un poco de nosotros en aquellos a quienes amamos.


Beso

Luján Fraix dijo...

FELIZ COMIENZO DE SEMANA DARIO.
UN BESO

Licantropunk dijo...

Lo que te acabo de contestar en mi blog: ahí cine que te queda tan bien como una camisa recién estrenada.
Fantástico poema.
Saludos.

fiorella dijo...

Diciéndolo muchas,muchas veces...y, muchas más. Un beso

ana dijo...

Nos vamos sabiendo que nos llevamos y nos dejamos algo.Besicos

Nerea dijo...

De verdad Darío, tenés el poder de evocarme a personas a las cuales no dejo de necesitar cerca siquiera en mi recuerdo. Impecable lo tuyo. ¡Me gustó MUCHÍSIMO el poema!

¡Beso y abrazo grande! :)

Laura Berenguer dijo...

Qué difícil es decir adiós a algo y alguien.. Es como una parte de ti también te estuviera dejando.. Sin embargo, un adiós, trae un hola.. :)

Marga dijo...

De momento sigo parada en el ritmo que marcan tus versos (ese último repitiendo el abrazo, ummmm)...

Buen poema, andas saliéndote, señor Dario... buena racha de letras!

G dijo...

"Ven, mi amor, en la tarde de Aniene
y siéntate conmigo a ver el viento.
Aunque no estés, mi solo pensamiento
es ver contigo el viento que va y viene.

Tú no te vas, porque mi amor te tiene.
Yo no me iré, pues junto a ti me siento
más vida de mi sangre, más tu aliento,
más luz del corazón que me sostiene.

Tú no te irás, mi amor, aunque lo quieras.
Tú no te irás, mi amor, y si te fueras,
aún yéndote, mi amor, jamás te irías.

Es tuya mi canción, en ella estoy.
Y en ese viento que va y viene voy,
y en ese viento siempre me verías."

R. Alberti

Besos...

Maritza dijo...

Doloroso y bello este poema que no había leído...quien sabe de esto puede sentirlo claramente en su piel. Y sin emabrgo, tenemos la resiliencia de avanzar...aún con esto, aún con todo. Aún.

ABRAZO GRANDE,DARÍO.
FELIZ FIN DE SEMANA.

Imilce dijo...

Me tocan hoy tus poemas más que otros días.
Me tocan los abrazos que no me tocaron.

LA ZARZAMORA dijo...

A veces lo mejor, es irse sin abrazo.

Besos, Darío.

Ricardo Gonzalez dijo...

Ir, y el monstruo menstruó o parecía, abrazo sin ataduras, fin de lo que nunca fue.

protervidad dijo...

Regresar siempre es hermoso, porque te hallé más tenaz, mucho más afilado...