jueves, 18 de abril de 2013

Explosionar


Rujo tu nombre
en el descoyuntamiento
de cada cuerpo que me monta,
lo deconstruyo
en los sexos que encapsulan
el mío - la dramática pulpa -,
despotrico
con la impotencia furiosa
del que no tiene o pierde,
calculo tu peso específico
en mi plataforma
de muslos apretados,
tu volumen en el cráter
de mis brazos,
intuyo tu tacto
en la irremediable angustia 
de la piel,
no se disimula la sangre
no precisa boca que la expulse,
no existen riendas de dominar
escalofríos.

58 comentarios:

Lichazul dijo...

cuanta pasión!!!
estás desbordante Darío
felicitaciones

aunque ese rugir en otros la ausencia de lo amado , duele
duele y sentencia irremediable


abrazos

Vera Eikon dijo...

Y así vamos inventando, o aproximando como las palabras aproximan, ese espacio de piel que nos está vedado, ese olor que es como la alquimia de tantos otros olores, ese latido tan volátil e imperceptible como el aleteo del colibrí. Esto tiene algo de ritual, es una invocación. Como el conjuro de un nigro(a)mante. Exactísimo poema de urgencias...Un abrazo.

Rob K dijo...

Qué potente imagen. Los escalofríos andan libres, desbocados.

Maritza dijo...

Absoluto! Pasional y sensorial...más allá del destino de lo leído.

Excelente,Darío.
Felicitaciones.

Abrazos!.

http://expresiongraficayverbal.blogspot.com/

Amanecer Nocturno dijo...

La sangre bien adentro, que si no el descoyuntamiento no sería un éxito.

Un abrazo.

Laura Uve dijo...

Cuanto cuesta olvidar a veces...

Blue dijo...

Creo que si no escribes, revientas.
;-)
Besos.

◊ dissortat ◊ dijo...

Tan salvaje, tan puro sexo...

Amapola Azzul dijo...

Bueno, supongo que siempre habrá que dominar algunas riendas, para que las riendas de la vida sigan su buen curso.

Besos. Muy bella poesía enhorabuena, Darío.

Hermosa tu Poesía. Abrazo.

Maripaz dijo...

Un poema muy pasional. Intuyo que eres todo pasión.

LA ZARZAMORA dijo...

Desbocando sensaciones y dándoles rienda suelta...
Di que sí!
;-)

Un besito, Darío.

Marite Alarcón dijo...

Uf, demasiado!
Me hizo pensar en mil cosas!

Lucrecia Borgia dijo...

Salvaje y pasional, como Homero...

Amapola Azzul dijo...

Creo que el resumen está en la última palabra del poema.

mientrasleo dijo...

Así son determinados sentimientos, salvajes,. Es loq ue provoca que nos sintamos vivos
Besos

Sandra Garrido dijo...

El deseo contenido acaba de explotar. Banngg!
y duele entre las piernas.

Un beso

la MaLquEridA dijo...

Si se trata de imaginar esto es muy erótico.

Beso

Mundo Aquilante dijo...

No hay razón de dominar escalofríos...

Abrazos

Jo dijo...

eres la mejor parte... de mi instinto salvaje


Ricardo Guadalupe dijo...

Se llevan tu sexo encapsulado en el suyo.

También se llevarán consigo este poema.

Bravo.

Un abrazo

Sergio DS dijo...

Queda definida la pasión.

Alma de Adra dijo...

Y yo aquí echandote de menos, y tú pasandolo en grande :D

Abrazos

[Maxwell] dijo...

Mi sexo revienta cuando está lejos

Marián dijo...

Así es la pasión en el sexo...todo amor a los sentidos...sangre y vida.

Abracito.

Leo Mercado dijo...

No hay mejor plataforma para calcular el peso...
Abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Con otras, pensando en una.

María Sotomayor dijo...

Domesticar el escalofrío del cuerpo nunca será posible, nunca al animal.

Beso fuerte Darío.

Luján Fraix dijo...

MUCHA PASION PERO LOS SENTIMIENTOS Y LA MENTE EN OTRO LADO.
BESOS

virgi dijo...

A galope tendido te leo, te siento, te veo.
La sangre a cien, desbocada como un pura sangre.
Besitos

GARDENIA dijo...

mas que un poema es un cuadro pasional. Intenso!!
Abrazo

EvaBSanZ dijo...

Lujuriosamente pasional.

Un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Ruge sin parar hasta el último de tus días.

Saludos.

MC. dijo...

Puñaladas, así me suenan tus poemas, desgarros, me encantan! y encima les ponés esa música. Sin palabras.
Abrazo Darío! Buen fin de semana.

Anna Genovés dijo...

Despotrica todo lo que quieras... Tus versos nos hacen recapacitar.

Buen trabajo amigo Darío, Ann@

elisa lichazul dijo...

mil gracias por tu huellas
ten un genial inicio de semana Darío
abrazo

Mariela Laudecina dijo...

calculo tu peso específico
en mi plataforma
de muslos apretados,
tu volumen en el cráter
de mis brazos

Me quedo con este poema dentro del poema. Hermoso.

MAR dijo...

Y si no aparece Adán o Eva...nos comemos la manzana igual!!!
Un abrazo enorme.
pd
Los extrañaba.
mar

Edelia dijo...

Dramático, pasional y maravilloso. Mis felicitaciones.

Horacio Beascochea dijo...

Incendiario, amigo.

Abrazo

Cecy dijo...

Bue! que quedarse sin aliento domingo por la noche, no es poco.

Abrazo joven :)

Caia dijo...

... explosionamos e implosionamos?

marichuy dijo...

¡Cuánta intensidad! Ahora sí me quedé sin palabras.

Un abrazo

Marga dijo...

Ufffffff cuánta fuerza!

Que difícil me concentro en el trabajo por tu culpa... jeje

Abrazo!

Amapola Azzul dijo...

Sigo pensando de la misma manera siempre es mejor que existan las riendas. besos.

Amapola Azzul dijo...

Eso, aunque no se disimule la sangre, abrazos.

elisa lichazul dijo...

abrazos y energías Darío
gracias por tu huella

TriniReina dijo...

A veces el deseo arde más cuando se intuye...

Saludos

ohma dijo...

Qué gusto da leerte. La pasión vista con los ojos masculinos.
Besos, Darío.

mientrasleo dijo...

Me ha encantado.Lleno de sentimientos,provocador..
Besos

Amapola Azzul dijo...

Bella poesía, Darío.

Luego comentaré mejor, besos.

Amapola Azzul dijo...

Bueno, es que creo simplemente que las angustias no son buenas, saludos.

No Obstante:
La poesía es muy bonita, abrazo.

Laira dijo...

¿Todo eso lo intuyes o imaginar entre insultos y blasfemias?
Quizás un empujón, una frase no pensada y el calculo de su peso sea real.
1 beso.

BLUEKITTY dijo...

Algo abajo se despertó. Y eso que son palabras!

Esilleviana dijo...

Exquisitos escalofríos...

un abrazo

Ricardo Gonzalez dijo...

Con el latigo se completa el circulo. Abrazos.

BEATRIZ dijo...

Tienes razón. A esas alturas ya no hay riendas. Sólo corriente fuerte.

Saludos Darío.

Stalker dijo...

carne erguida y desamparada por el eros...

boca abisal rugiente

cercanía...

protervidad dijo...

Que agresividad tan sutil, que soberbio, que implacable está esa naturalidad de lo erótico para caerse en su propio peso del deliro.

Estas escribiendo, como los demonios...