lunes, 27 de febrero de 2012

3/100


 "todos estos días estar en once te conecta con otra cosa..."

Flowers dixit

Me envolvió la noche
en su compleja trama,
una mujer solitaria
en los laberintos
del Once
no puede más
que envolverse
temblando y silente
en un baño público,
hasta que el sol revele
las caras y cecas,
hasta que espante
la febril verga
y el puñal frío y ciego
acechando en las sombras...

Imagen: Nan Goldin

49 comentarios:

Humberto Dib dijo...

Creo que alguna vez la vi, suele estar en el baño de la planta baja, ese en el que alguna vez quise entrar a dejar mis despojos...
Un abrazo.
HD

Cecy dijo...

Te conecta con caras de la vida cotidiana, que pasan a escondidas, algunas inadvertidas, otras como pueden, por los laberintos de once.

Un beso Joven.

Maia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Occam dijo...

He sentido frio, he sentido miedo.
Pulgares arriba

Maritza dijo...

Lo de la estación de Once ha sido una terrible tragedia, por lo cual te dejo mi abrazo sincero y solidario, desde el otro lado de la cordillera.

Tus letras siempre llevan emoción.

Besos,amigo.

iguana dijo...

LA EMOCION DE SENTIRSE PERDIDA, DE ESTAR ESCONDIDA ESPERANDO QUE SALGA EL SOL O QUE ALGO SUCEDA... ESA EMOCION DE QUE LOS MINUTOS SON ETERNOS EN LA TRAGEDIA

vera eikon dijo...

Noche acechante de irrealidad, como un mástín del miedo. En la que nos volvemos infantiles, y quebrados. Nos sentimos indefensos en las sombras, y llamamos por la luz, nuestra aliada. Pero a veces, el puñal incluso entre luces acecha...

Rob K dijo...

¿Cuánta realidad se puede soportar?

LA ZARZAMORA dijo...

Esas sombras seguirán acechando en once, durante cientos de noches lúgubres antes de lograr salir del laberinto.

Besos.

chatnoir dijo...

Te conecta con nuestros miedos.

Besos.

Eastriver dijo...

Tiene esa cosa perversa que a ti, y secretamente también a quienes te leemos, te gusta tanto... Cómo eres, Pulgarcito.

Noelia Palma dijo...

es que estar vivo te conecta con otra cosa, no crees?
los laberintos del cuerpo suelen hacernos estas cosas...

Eleanor Smith # dijo...

Yo quiero decir tantas cosas, pero no puedo... Me emocionás, eso sí y los quiero a los dos mucho, mucho. Bue, vos ya sabes lo qué pienso ¿no?
Te daría tantos sopapos hermano, pero tantos (por tonto!) y sabes porqué

Un beso o 2 #

Eleanor Smith # dijo...

Ah y Nan Goldin: la fotógrafa preferida de una amiga nuestra...

Se ve que es la semana de Nan, ¿no? (lo digo porque yo tampooc pude resistirme a su belleza)

mientrasleo dijo...

Buenísimo el poema de hoy. Me ha encantado.
Y bonito cambio.
Besos

mariajesusparadela dijo...

Los laberintos del once son un misterio para mi...

elisa...lichazul dijo...

estremece la imagen de la vejación, cuantas y cuantos por ahí en este momento son víctimas

un abrazo solidario para con todos ustedes, lo ocurrido en ese terminal ferroviario eriza la piel y desgarra el alma

besitos jovèn Cuervo
(no es nada, simplemente que desde pequeña me han gustado los cuervos, son aves muy especiales,lejos de ese dicho cabeza de pollo, por el contrario, son aves conscientes de si y su entorno)

Amanecer Nocturno dijo...

Me encantan las tramas nocturnas, y más con esta pedazo de foto.

Un beso.

la MaLquEridA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
la MaLquEridA dijo...

El once es un número un tanto sin sombra.

Sarco Lange dijo...

Hermano, no entendío un carajo.

Sarco Lange dijo...

El mensaje era que yo no entendí un carajo, pero lo escribí mal y valgo una concha de mi madre.

SILDELSUR dijo...

tampoco entendi por que nombras al Once relacionado con eso,habiendo pasado la desgracia...no se,no me cierra.
Esos baños en la oscuridad estan en tantos otros sitios,no?
besos igual!

SILDELSUR dijo...

Salvo que la mujer,sea "la muerte".

marichuy dijo...

Saberte [o sentirte] perdida debe conectarte que tus instintos más básicos. Muy impresionante.

Un abrazo fuerte

Carmela dijo...

No le busco entender de que va, sólo sé que me gustan tus letras.
Un beso, Joven

Imilce dijo...

Oscuridades y miedos.
Muchos.
Demasiados.

Halcón peregrino dijo...

La soledad que abruma, la huida de la noche y sus significados. Ese laberinto de vida del cual parece no tener escapatoria.

Saludos.

Maripaz Brugos dijo...

Uf, ese puñal frio y ciego acechando en la sombra, me ha dejado inquieta.

Luján Fraix dijo...

CUANTA TRAGEDIA EN ONCE Y CUANTA ESPERA ESTÉRIL.

BESOS

Ina dijo...

Definitivamente la oscuridad inspira muchas cosas, no todas buenas.
UN saludo.

Hermes D. dijo...

La mujer espera que el sol espante un puñal mientras esconde el suyo, el mismo con el que ha dado muerte a tantos. Asuntos del poder.
Hermoso poema.
Abrazo,

Corina dijo...

¿Caerás en la complicidad de dejar a esa flor marchitar? hay que ser valiente para entrar a ese baño a salvarla, antes de que salga el sol.

Axis dijo...

Noches en Once, en soledad, en trenes, en las calles, en minifalda, esquivando borrachos, y rozando sexualmente peligros ausentes...

Beso!!!!

◊ Dissortat ◊ dijo...

¡Qué malevo sos a veces! Es por eso que te quiero más...

ANA dijo...

Imponente... que naturalidad para decirlo todo, la envidio.
Besos

J. G. dijo...

siempre digo que los baños son sexistas, pero soy hipócrita, me escondería a escudriñar los de señoras

virgi dijo...

El pavor del Once, la soledad del frío, esa verga que acecha, nunca amorosa.
Besos, Joven

Sergio DS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sergio DS dijo...

Sí es cierto que la noche teje una sutil trama que puede capturarte a lugares recónditos e imprevisibles. Bendita noche.

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Muchas veces las tormentas llegan, arrasando todo a su paso, dejando solo frío y tinieblas.

Muy bien reflejado!

Abrazos alados.

algamarina dijo...

Crudo y real... impacta y conmueve!

Mis saludos azules, Cuervo, desde mi playa que lo espera...

El dedo en los labios dijo...

Duele...

La abuela frescotona dijo...

dicen que los fantasmas citadinos ya no tienen donde esconderse en la ciudad, no asustan a nadie, solo tratan de huir del hombre que perdió su inocencia detrás de las quimeras, saludos Curi, dolorosamente real

eMiLiA dijo...

Cuántos seres en esos laberintos, cuántas historias que a pocos le importan, cuánta sincronía con un destino oscuro.

Abrazo!

Isabel Martínez Barquero dijo...

Una hermosa forma de dejarse envolver por la noche.

Esilleviana dijo...

Siempre caminando de una parte a otra en una estación, en un aeropuerto o en un puerto, de aquí para allá; me pareció un intercambio de dinero a cambio de cierto contacto sexual. Es su modo de sobrevivir: trabajar a cambio de dinero, como todos/as.

un abrazo
:)

De cenizas dijo...

Pero hay veces que el sol vomitó todas las sombras, ebrio de desengaños, y sólo es puñal al amanecer.


un abrazo

Flowers dijo...

Qué gran comentario el de Corina.