lunes, 28 de noviembre de 2011

Rebote al infinito


De noche,
en la oscuridad vírgen,
impoluta,
cuando la mano busca
la vertiente, el flujo tibio
de la grieta primordial,
sólo encuentra la piedra,
la sustancia del muro,
la mano se estrella
contra la piedra,
la piel se desgarra
en su filo.
se retuerce la carne
en el frío,
la brutal evidencia
del rechazo
y el golpe estrepitoso
a la materia
dura e inaccesible,
lo ya cerrado,
lo recóndito,
lo negado,
ahora y para siempre,
y en todas partes.

Imagen: Nan Goldin (Flores robadas en los jardines...)

55 comentarios:

Alelí dijo...

lo que un simple "no" puede doler!

De cenizas dijo...

¿Algún hombre no lo ha entendido?
Muy, muy, bueno.


un abrazo

Noelia Palma dijo...

sabés? yo me voy, yo me tengo que ir pronto, y ése NO que me decís, estará en todas partes, cualquiera sea el destino a donde vaya...
no sé mi Curiyú, creo que no debiste ponerme este poema-cáncer en la boca para después querer extraérmelo con un hilo de aguja

un abrazo

axis dijo...

De noche, buscando en la piel lo que una imagen promete, será eso? Será que seguimos alimentándonos de negaciones, y no podemos verdaderamente ver? Lo que ya no está, lo que entretiene nuestras almas, el deseo que nos abraza y nos alienta. Será cuestión de disernir? De saber en dónde y con quién uno está?
Encontrarse con la frialdad cuando uno está lleno de calidez debe ser un efecto devastador.

Besos bello Cuervo.

MAGAH dijo...

La grieta primordial, la linea màs dùctil que se abre hasta el infinito para dar a luz, para recibir, y se cierra, piedra, negra, enceguecida cuando del otro lado ya no hay màs nada.

EMMAGUNST dijo...

No es NO

aina dijo...

Mujeres... siempre hay que suplicarles.

Maritza dijo...

La frialdad del rechazo! aaaaaaaay...por Dios, qué dura es. Hay que intentar salvar siempre, a ver si queda algo entre los dos. Nada es tan definitivo en las personas.

BESOS Y UN ABRAZO GRANDE!

Lapislazuli dijo...

El rechazo disfrazado en metaforas, muy bueno, como siempre. Un abrazo

eMiLiA dijo...

Así podría decirlo a veces... cuando ni ganas... cuando no sos vos... cuando el sueño.

Así. Sin una coma más ni menos.

Abrazo!

Rob K dijo...

... y entonces compartir lecho pasa a ser padecimiento. Un padecimiento evitable, en todo caso...

claudia dijo...

Lo siempre accesible pierde mucho.

vera eikon dijo...

Otro poema impecable. Retratas como nadie la cara árida, la inanidad del amor. No nos hablas de tristeza ni de desgarro(para eso ya tenés al otro...), sino de esa carcoma que lentamente nos va engullendo. Te leo y el hastío cae sobre mí como una losa (y no, no es que tus letras me hastíen, al contrario...), y me digo que no, que jamás vamos a hallar esa llama que arde en le fondo de los ojos del otro. Y siento unas enormes ganas de rendirme...Pero luego me digo ¿no tendrá esa mano que busca algo de culpa de no hallar el flujo tibio de la grieta primordial? ¿En cierto modo, no existen actitudes que nos convierten en un una especie de Rey Midas, y tornen en piedra todo lo que tocamos? ¿Por qué esa necesidad de trascendernos en el amor? ¿Por qué no limitarnos a amar sin pretender convertir al amor en justificación de nuestra existencia? ¿No nos damos cuenta que ante esa pretensión sólo vamos a hallar un gran desamparo? Y sí, es cierto, a veces te leo y me invade un gran desasosiego. No sé...

Maia dijo...

Bueno, a veces hay que poner la llave en otras cerraduras para abrir la puerta adecuada. Usted sabe que las mujeres tenemos más puertas que grietas.
En todo caso, este poema me lo leí dos veces; la primera como poema (impecable, no es fácil hacer poesía de estas cosas), la segunda me causó risa, te cortaron el rostro de la manera más vil, no deja de tener su gracia y no, no me río de vos, me río contigo ¿A quién no le pasó, Joven?. A mí sí, la única diferencia es que mi grieta estaba húmeda ¡¡¡pero el portero se negó a darme la llave !!!
Un abrazo sin grietas.

Cecy dijo...

...en los jardines de quilmes.

cuando el final llega, no hay lugar cálido que lo salve. Piedra y papel, para desandar.

Abrazo joven!

Flowers dijo...

en todas partes no, querido.

El hombre de Alabama dijo...

Pues sí, lo de rebote le va al pelo.

Antonio dijo...

Esos rebotes, a veces, más que al infinito se va a la nada y la confusión, dejando la esperanza...

algamarina dijo...

Un dolor que paraliza, aire que congela, témpano que emerge, hielo que quema...

Emotivo poema, húmedas palabras!

Saludos azules desde las brumas de mi costa...

Isabel Martínez Barquero dijo...

Desolado poema que se estrella en la frialdad del ser deseado. La terrible sensación del rechazo, la tristeza que corre por dentro como un río gélido, la lágrima que se contiene...
Bello.

mariajesusparadela dijo...

Que terrible encontrar un no, cuando tanto se desea un sí.

Lila Biscia dijo...

dura e inaccesible,
lo ya cerrado,
lo recóndito,
lo negado,
ahora y para siempre,
y en todas partes.

(y el llanto)

abrazos, cuervo

L.

Cristofer dijo...

El muro de Berlín no cayó en un día.

Buen poema.

Saludos.
Cristofer.

mientrasleo dijo...

Precioso, lo he leído varias veces para saborearlo.
Un beso

Carmela dijo...

Resulta doloroso.
Un beso.

Sarco Lange dijo...

Asocié el texto con la fotografía y sabes, lo encontré exacto, pleno, abusando del no poder hacer las cosas.

Abrz.

Meme. dijo...

hay noches en las que es NO! absolutamente NO!

Reptile dijo...

Esos rebotes sirven para tomar envión y volver a intentar. Todos sabemos, a las mujeres nos gusta que nos insistan!

sildelsur dijo...

Por suerte y por desgracia,hay tantas "grietas primordiales" como mujeres!!!
Suerte para quien se acerque a una grieta que suelte su miel,y desgracia para quien busque donde ya no hay...al menos no hay para el.
Pero hay tantas grietas derramando su elixir mágico al vacio,como hombres rebotando en la piedra fria sin remedio.
Bellisimas palabras,intuyo bello corazon,y prontamente bellas puertas abriendose de par en par!!!

sildelsur dijo...

No dejes de escribir,hace bien al alma aunque uno este mal...y hace bien al alma de los otros!
A mi me gusta tanto lo que escribis,me siento tan reflejada en tantas de tus palabras,que casi no leo nada mas de los blogs.

sildelsur dijo...

Ah! cuando la "grieta" se cierra,antes se cerró el corazón,al menos asi funcionamos las mujeres.

Eleanor Smith # dijo...

Flores robadas en los jardines...
Si se roba un beso, no hay posibilidad para el "No"...

Yo sigo con mis ilusiones y no vas a venir a quitármelas, ¿oíste?

Y punto. La hinchada pide que ese "no" sea "sí"... Vos y la niña me entienden... Así que no se hagan los sotas >:O

Un beso o 2 #

alma dijo...

Pero también hay muros que caen, piedras que se disuelven y arden...

A veces.

Un beso.

:Isza: dijo...

Totalmente de acuerdo con el último comentario de sildelsur.

Y justo este poema, justo en este momento...

abrazo.

Gala dijo...

Destilando dolor de rechazo...
Lo negado, lo recóndito que antes fué cercano y conocido...
Como una noche infinita y el rebote constante contra las paredes aplastándonos el cráneo...

Uf, te dejo un abrazo y un beso mediterráneo.

Rayuela dijo...

se acabó*

Esilleviana dijo...

no sé si interpretar estos versos como la no aceptación a la otra persona o la resistencia a no abandonar todo lo sentido y vivido.

en todo caso, siempre es un placer leerte.

un abrazo poeta.

soy... dijo...

Que bueno que leí casi todos los comentarios, me han ahorrado opinar.

Solo disfruto, ahhhhh.

Un saludo.

Luján Fraix dijo...

Ay... amigo me has dejado helada.
Mira eh? Te pregunto, has publicado libro propio? Si lo has hecho disculpa la pregunta pero si no has editado piensa un poco en hacerlo porque la verdad tienes muchisimo talento.

En Argentina, no es fácil.
Cariños

marichuy dijo...

El rechazo duele. Tanto como duele lo forzado, lo fingido. Triste.

Un beso

virgi dijo...

Punto y final.
¿o sólo un momento de frío, de desapego, de dudas al borde de una almohada?
Besos, Joven

protervidad dijo...

El demonio y el deseo.

Es el desamparo esquelético de no amar a las putas que quieren amarse un poco en un cuerpo ajeno, que solo a veces les-nos pertenece. Per-te-ne-cer, es el abrazo vertical del final del vacío, la caída entre las sábanas cuando no sabemos, no saben buscarnos, porque se han perdidos, el cuerpo se nos pierde muchas noches, así lo toquemos, está perdido, fragmentado en todos los meses que abrirán la sed.

Oh...

Dar finales así, es algo ambiguo. De Asfixia.

J. G. dijo...

la imagen además de lo textual es poderosa, me imagino otra que supla a la tuya, igual igual, pero el sujeto sentado en la cama tal como está pero tecleando en una máquina de escribir.

Maripaz Brugos dijo...

La negación en el amor es la mayor de las amarguras, quizá porque cuando amamos no estamos dipuestos a renunciar al amado.

Yo dijo...

Cómo duelen esos rechazos, ¿verdad Joven?
Uno llama a la puerta, ofrece su alma, su carne viva, y, ¿qué recibe? La dura piedra y su afilado filo…
Brillante, amigo.
Quisiera además, agradecerte de tus textos que des rienda suelta a la erótica sensualidad, sin esas aciagas y grotescas imágenes que leemos muchas veces en lo que la gente osa llamar, literatura erótica. Pero me lamento de haber observado siempre extremos; lo pueril en ocasiones, y en otras, como repito, lenguajes grotescos sin poesía, sin música. Ese sonido que tú tan bien sabes crear. Te lo agradezco.

Un enorme abrazo.

Elena Lechuga dijo...

cuando lo tierno y cálido se hace duro y araña...
¿qué somos entonces?

La abuela frescotona dijo...

es triste, el rechazado siente su sentimiento perdido, su ofrenda pisoteada, el que rechaza se pregunta por no puede concretar la pasión, si el amor está presente... muchos temas hay detrás del rechazo en la intimidad.
me gusta el escrito, abrazo Curi

Ana Muela Sopeña dijo...

Extraordinario poema.

Me gustó
Beso
Ana

Respirando entre palabras. dijo...

El problema mayor es cuando te da lo mismo buscar o no.
Algo tiene que cambiar.No lo crees?
Besote

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Negar el Paraíso a un desterrado es lo peor que puede hacérsele, ya sufre bastante por ser un ángel caído, como para dejarle caer nuevamente, pero esta vez para caer en el vacío...

Un beso, Darío, morochito querido, aunque a ti nunca te dirán "no", Poeta.

Celestina Terciopelo dijo...

Me da miedo tu vicio de eternidad. Es piropo.

Pato dijo...

Un no es una muralla donde se puede escribir un poema como el que has escrito o un jardín donde robar flores, vos podés las dos cosas, tenés eso a tu favor.

Besos.

ŜhЄrezάđξ dijo...

Me pasa que cuando te leo
S U S P I R O

Luján Fraix dijo...

HOLA QUERIDO AMIGO
GRACIAS POR TU VISITA, SIEMPRE FIEL A MI ESCRITURA AUNQUE SOMOS DIFRENTES.

BESOS

Ana Muela Sopeña dijo...

Duro para ella, si es no es no.

Duro para él que no supo llegar, hacerse desear y querer.

Duro, en una palabra.

Lo interesante es saber si es no hoy o no nunca.

Crear un lenguaje de comunicación.

El poema creo que expresa a la perfección cuando el no se interpreta como no nunca. Entonces el hombre se viene abajo. Pero ¿y si es no hoy? y mañana es sí?

La reflexión se hace necesaria.

Besos
Ana