jueves, 15 de septiembre de 2011

La fiesta es interminable


En esta ciudad Hemingway es eterno. Eterno, mientras delira sobre el amor, sobre la muerte, y nunca suelta la copa. La guerra es su sombra. Nosotros, maravillados en su boca encendida de absenta, como si dijese todos los misterios del mundo. ¿Quién quiere estar en Malibú? me pregunto entre dientes. Algo del mundo empieza a resquebrajarse.
En esta ciudad, en la que Hemingway es eterno, todo se contagia. Las melodías de Cole Porter, los rinocerontes de Dalí, los ópalos que en el Norte Imperial no valen nada, las fiestas eternas, el amor eterno.
En esta ciudad, que podría no llamarse París, desde el primer sol hasta la última luna se repiten como los ecos incansables del beso más dulce. Dejarse tocar por la lluvia, andar por los puentes, sin prisa. En un bar, sin prisa, espera Hemingway cada noche y siempre nuevo. Piensa que quizá, no vale la pena cuestionarse demasiado la duración de las guerras, la eternidad de la fiesta.

53 comentarios:

Celestina Terciopelo dijo...

Qué emoción, ¿verdad? Y qué lluvioso (con truenos y relámpagos, no como desenlace musicalizado) que hasta la eternidad tenga final.

Ya me voy porque si no me voy a poner a hablar del fin de fiesta. Y Midnight in Paris no se merece eso.

(Llegué en primer lugar, ¿viste?)

Eleanor Smith # dijo...

Ya tengo ganas yo de estar en una ciudad así.

Un beso o 2 #

(hno mayor, vos y la amiga Flowers me divierten mucho: que sigan nuestros diálogos x favor *)

Eleanor Smith # dijo...

Ya tengo ganas yo de estar en una ciudad así.

Un beso o 2 #

(hno mayor, vos y la amiga Flowers me divierten mucho: que sigan nuestros diálogos x favor *)

Alelí dijo...

que linda peli!

muero, si muero por conocer ese lugar mágico.

Luján Fraix dijo...

LUGARES SOÑADOS POR UN HEMINGWAY ATEMPORAL.

EXCELENTE RELATO COMO TODAS TUS OBRAS.
MUY ELEVADO ESTILO.

BESITOS.

Eastriver dijo...

Se acrecienta la magia...

vera eikon dijo...

Como no he visto la película probablemente el texto pierda alguna de sus vertientes para mí(quizás alguna fundamental, no lo sé...). Pero leerlo me ha hecho reflexionar acerca de esa idea que tengo de que el personaje Hemingway me resulta más interesante que sus escritos. Y evidentemente ante una copa lo escucharía como si dijese todos los misterios del mundo. Porque en ocasiones creo que la relevancia está en el cómo se dice, por encima de lo qué se dice. Aunque sólo cuando hablan ciertas personas. Y en mi imaginación Hemingway sería el primero de ellos. Incluso yo parezco visionaria cuando bebo absenta(aunque en mi caso el efecto es casi el mismo ante una "cunca de viño de Barrantes"). Y bueno yo sí que he vivido París, he caminado sus puentes, y he escandalizado a los franceses pidiendo "fromage" de primer plato. Así que amo París, pero afortunadamente pienso que París existe en todas las ciudades, siempre que uno lo desee. Así como Hemingway es eterno y delira(me gusta esa gente que delira mientras no suelta la copa), y todos conocemos a alguien en cuyo estar se eterniza, así que todos los caminos a él nos conducen. Y bueno, yo también pienso a veces que no vale la pena cuestionarse la duración de las cosas. El gato de Hemingway no lo hacía(por cierto que la historia del gato "los gatos" de Hemingway es una gran historia...) Ahora espero ver la peli y comprobar si mi visión del texto cambia...

LaLy dijo...

..sin prisa..la fiesta interminable serà..

Besos

LaLy

mariajesusparadela dijo...

Hoy leo "interminable". Ayer "eternamente"...y siempre me suena a dolor.
En felicidad es todo tan rápido...

El hombre de Alabama dijo...

Lo puedo entender. Tuve mi París.

Rayuela dijo...

por los puentes también anda la maga, y hem no la verá...

(tomemos la casa, sí)

beso*

EMMAGUNST dijo...

Es increíble! me pasó todo lo que dijiste y no quería que termine la película. Mi cara de boba frente a la pantalla con sonrisa incluída no podía obviarla. Fue uno de los momentos memorables de mi gran existencia. Gran película. Valió la pena verla sola, o no? ;)

Noelia Palma dijo...

que nos toque la lluvia, entonces!!

aina dijo...

Ni siquiera sé de qué película hablan, pero este texto me encanta. Es brillante, cuervo.

Eva BSanz dijo...

Coincido con muchos comentario en que yo tampoco he visto la pelicula, pero tu texto me ha trasladado a las fiestas en epoca de guerra que muchos hemos apreciado en otras peliculas dandonos a entender con esas escenas que lo mejor para olvidar las situaciones tragicas es montar una fiesta.

Mi beso para ti desde la otra orilla del lado oscuro.

Meme Vergara dijo...

Excelente el texto, como el film, es que W. es todo talento, es todo magia.

axis dijo...

Ayer mismo entre los besos más dulces hablé de mis ganas, ahora sí, de ver esta peli. Casualmente!
Hoy te leo a vos y se me redoblan las ganas.

Beso.

Makeda dijo...

Menos mal que tampoco tengo idea de que película es...lo que sí sé es que esa ciudad y la fiesta interminable donde se escucha a lo lejos la melodía de un paraíso de vino y placer me gusta...

Nina dijo...

¡Quiero estar ahí!

¡¡Amo esa película!!

Besote gigante.

Cecy dijo...

Hace ya varias entradas que me encuentro con esta invitación.
Saco ticket para media noche y espero sentirme en Paris.

MUCHITA dijo...

Brindo porque la vida siempre sea una fiesta...
...y muero por leer el libro de Hemingway para sentir ese ánimo festivo.

Besos mil.

miralunas dijo...

me enamore de Hemingway otra vez, como en "el viejo y el mar". podría no ser paris. pero podria ser con él ahi. y nosotros como si el vino tinto fuera la fulgurante absenta, la última lluvia.

sabe que el allen ese, me había hartado casi desde sus principios y esta fiesta interminable me hizo casi quererlo? habrá sido paris?

beso, bonito.

Alma dijo...

Vaya...pues yo soy al revés que miralunas porque allen me encanta, o me encantaba, o me sigue encantando lo que me encantaba de él cuando me encantaba y sin embargo, Hemingway me cae la mar de gordo :D

Un beso y ¡tantos besos! :)

Sarco Lange dijo...

Pienso que los escritores tienen la culpa de todo, y pienso que además son la especie más inocente del mundo, pero la fiesta nunca ha sido gratis.

Quiero decir algo pero no sé cómo, maldita sea.

Abrz.

Antonio dijo...

Hay ciudades universales, donde el ser humano forma parte de ellas intrínsecamente, donde el tiempo se para y todo rezuma historia, deleite y encuentro.
Saludos

Pato dijo...

Me gustó mucho la película, en un punto me recordó al Otro cielo de Cortázar, esa manera de perderse por las calles y pasar a otro tiempo, a ese tiempo en Paris...

Me encantó tu texto, se te notó realmente inspirado!!
(Y la música que suena ahora, qué grande!!!)

Besos Joven Cuervo!

la MaLquEridA dijo...

Quizá no vale la pena cuestionarse nada y dejarse llevar así como él.


Un abrazo.

Lapislazuli dijo...

Que tranqui amigo, estoy extrañada. Quiero esa ciudad. Un abrazo

Espérame en Siberia dijo...

Siempre me ha parecido una paradoja relacionar al amor con la eternidad.

Un fuerte abrazo.

No decir dijo...

Donde estas querido poeta?
y que buen relato.

Lila Biscia dijo...

"dejarse tocar por la lluvia"
...
me gusta eso. Hoy dicen que quizas, llueve. Si sucede, voy a cerrar los ojos e imaginar que estoy al sur de paris.

besos!

Rob K dijo...

"... si yo no fuera tan de mi país,
tendría un corazón para París..."

escribió Félix Luna hace tiempo.

claudia dijo...

Para mí tenían cierto aire cómico, Hemingway, Buñuel, Picasso, ahí perdido en el tiempo, caricaturizados.

La peli me encantó.

Elena Lechuga dijo...

Hemingway no es más eterno que tú y que yo en estas ciudades. Vamos a quemar el tiempo. Y a la hoguera con todos.

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

Las guerras no finalizan... se transforman en otras!

Lucía dijo...

No he visto la peli...aún. Jeje

Besos

María Beatriz dijo...

Qué linda peli!
Me prometí a mí misma conocer París algún dia!

Besos

marichuy dijo...

Me gustó mucho la película, aunque creo que no le cabía un cliché más. Pero como bien dijo tu paisano Andrés Neuman: Woody tiene el talento para hacer una oda al cliché y salir bien librado, crear algo hermoso. No cualquiera puede eso. Siento que Midnight in Paris conecta con nuestra nostalgia por esos tiempos, cuando todo era una fiesta. Quizá por eso es la película más exitosa a nivel de audiencia de todas las que Woody ha realizado: hace mucho que la fiesta terminó.

Un beso

Carmela dijo...

París, ¿y esa ciudad existe??
Un beso, poeta

Malena dijo...

París es una fiesta que nos sigue.
Eso lo dijo Hemingway.
A mí sólo me sigue la lluvia, y ni siquiera se atreve a tocarme.

No decir dijo...

Hola :)

Maripaz Brugos dijo...

Uff, me encantó como describes esa maravillosa ciudad donde todo es eterno. Me ha entrado curiosidad por ver la pelicúla.

eMiLiA dijo...

Me haría bien estar en esa ciudad...

Abrazo.

Marián dijo...

Todos hemos estado en París, in situ o no...aunque siempre me ha asustado ese color verde...absenta es sinónimo del diablo...pero Él me dijo que no, que tuviera fe en su poder...
Un beso.

Mamen dijo...

Desde luego que sí, todos amamos alguna ciudad desconocida, la hacemos nuestra, la dotamos de nosotros mismos. Nuestra imaginación nos hace libres y podemos escapar de los lugares donde habitamos tristemente. Imagenemos pues como un Hemingway sin limites.

Virginia dijo...

Lo único que no me gusta de Hemingway es su afición por las corridas de toros. Pero cómo me gusta "El viejo y el mar".

Esilleviana dijo...

y yo por qué no siento alegría en este texto? solo percibo cierta tristeza ahogada en la fiesta y el alcohol. Hemingway estaba alcolizado y acabó suicidándose. Porque nada es eterno, ni la felicidad, ni el amor, ni mucho menos el enamoramiento...

pero he de confesarte que leer tus palabras siempre producen un pensamiento que ayuda a sobrellevar esteeeeeeeee calvariooooooo (con voz de ultratumba... es broma jaja). Siempre es un placer leerte, de veras.

un abrazo amigo.

DANI dijo...

Tu crees que la lluvia, nos ayudará a ganar??

Un abrazo enorme

Luján Fraix dijo...

HOLA QUERIDO AMIGO
EL POEMA ES SUBJETIVO, A VECES NO TIENE EXPLICACION SOLO PARA QUIEN ES EL AUTOR Y LOS DEMÁS LE DAN SU PROPIA INTERPRETACION.

YO TE PUEDO DECIR QUE LOS LIMITES NO VAN CON LA LIBERTAD, QUE ES MARAVILLOSA.

LO CIERTO ES QUE LOS LIMITES A MI ME SIRVIERON EN LA VIDA, AQUELLOS QUE MIS PADRES ME PUSIERON, HOY SON PARTE DE MI PERSONALIDAD, ME FORMÉ DE ACUERDO A ESOS CODIGOS Y ESTOY AGRADECIDA.

BESITOS.

Camino a Gaia dijo...

Quizá las guerras debieran buscar su paraíso, lejos, no solo de la palabra como aún hacen, sino de la misma historia que las soporta.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Hemingway tenía razón, mi querido Darío, no importa cuanto duren las guerras, ni si doblan las campanas o no, ni por quien, ni si todavía se celebran San Fermines en Navarra o si las neuronas fenecen anegadas en alcohol... o si el Sena continúa orlado de puentes...lo que importa, lo que realmente importa, es algo tan efímero como es la propia eternidad...

Beso con regusto a cicuta...

La abuela frescotona dijo...

no vi la peli, pero tu escrito me subyuga, que vida fascinante la de Hemingway, saludos Curi

auroraines dijo...

Apoteótica tu presentación, debo verla!
Un abrazo