jueves, 16 de junio de 2011

La chica que se hizo bolas


Había una vez una chica muy simple, que de tan simple un extraño podría conocerla. Pero conocerla, hablo de desatar sus no-nudos, desandar sus no-laberintos, interpretar sus no-difíciles elucubraciones, porque de hecho no existía nada de eso en positivo, era una chica muy simple. Transparente como el aire, simple como un niño, simple, sencilla (¿es lo mismo que simple?). Ni siquiera sombra tenía.
Aburrida para los psicólogos, para los filósofos y para los curas confesores, chica tan simple jamás se dedicaría a cuestionar la existencia de un dios o del yin yang, la cuestión de la muerte o la significación de los sueños. 
Pero soñó, y si hay algo que incitan ciertos sueños voluptuosos, es a buscar desenfrenadamente lo soñado, que soñado es como el humo, que existe pero no se puede atrapar con las manos. En la vigilia, lo soñado deviene en deseo, y como deseado y no tenido, en un hondo abismo que es necesario de-construir para poder "tenerlo", re-gresar a la dulcísima posesión que confiere fugazmente el sueño. Tal vez, "al principio fue sueño y no tinieblas".
Soñó ese sueño, y a partir de ese momento las cosas dejaron de ser simples, simple el mundo, simples los enunciados, simple la chica toda. Porque en cualquier búsqueda siempre es necesario enrollar una madeja "caotizada" por el pícaro gato del azar o del destino, o por la voluntad de alguien o algo, quién sabe.
Todo lo que es simple puede complejizarse, pero nada complejo puede simplificarse.
De manera que la chica escribió millones de hojas, que quizá, acabaran quemadas como la tragedia (o no) de la Sra. Saeki. Creó millones de imágenes intentando materializar la preciosa dicha del sueño. Pergeñó millones de hipótesis en torno a la unidad y a la comunión del soñador y lo soñado. Desesperada persecución de lo simple.
¿Rescatar del sueño lo soñado y hacerlo materia? O ¿Secuestrar de la realidad, si es que existe, lo deseado y trasladarlo al mundo del sueño? Es muy complejo.
Y en esa asechanza obsesiva, se va el tiempo de la chica que era simple pero soñó. Y los sueños tienen esa cosa de necesidad. Necesidad de llegar a otro, "hacerse" con lo soñado. Dos, es complejo.
Esta es su hipótesis favorita: que al llegar a aquello que soñó y se le niega, de dos se hará uno, retornará trascendentalmente a lo simple.

Imagen: Paul Klee

41 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Bueno... Me cuesta creer que haya alguien simple, a no ser que tenga disminuidas sus facultades mentales.
La vida nos demuestra cada día que todo ser humano es tremendamente complejo. Pero si todos somos así, cabe que la complejidad se convierta en simpleza, ¿quién sabe?
Besos, Curiyú.

claudia dijo...

Yo quiero simplificarme, deshechar lo supérfluo, hacerme mínima ¿cómo se hace eso?

Rayuela dijo...

quiero saber quién sueña mi sueño.


intertextuado texto el tuyo.
sos grande!

beso*

Respirando entre palabras. dijo...

Puede ser simple a vista de otros...
Que es ser simple?
Tal vez desde "lo simple" se hagan realidad muchos sueños.
Besitos Curi.

Maritza dijo...

Buenísimo texto.
Entiendo la simpleza, como entiendo lo complejo. Creo que cada vez hay menos simples.
Pero todavía hay quienes se hacen bolas...

Abrazos.

emmagunst dijo...

mmmmmmm...lo voy a releer unas cuantas veces...lo que me parecía simple termina complejizándose! Ahora la que se hizo bola soy yo Curiyú!

(ya vuelvo)

mariajesusparadela dijo...

A veces he conseguido hacerme simple. Y cuando me siento feliz de conseguirlo, me doy cuenta de lo complejo que es llegar allí. Y vuelvo a perderme en tonterías. Yo sé que conseguiré llegar a ser definitivamente simple.

Blue dijo...

Lo complejo está lleno de contradicciones, y de las contradicciones suelen salir verdades simples ¿O no? ¿O me hice un lío?
...Y menos mal que la chica soñó porque al principio se la veía muy aburrida.
;-)
Besos.

Asolada dijo...

No estoy segura de que me guste la chica simple, pero sí sé que me pone un poco nerviosa lo retorcido que pareces a veces.

(silencio...)

Bah!

Beso, querido.

mareva dijo...

imagino a esa chica soñando con un montón de víboras besándole la piel, imagino su mirada renunciando a lo humano por el ansioso reptil e imagino qué tragos escribiría en los charcos de su amor.

Alma dijo...

Me encanta...me has recordado al coronel Aureliano Buendía mirando a Remedios, la Bella.

Te abrazo

vera eikon dijo...

Vuelvo a casa con esa simpleza que me conceden unas cuantas copas de vino(que en casos como el mío devienen en botellas), y pienso ¿existe algo mejor que una cabeza vacía para llenarla de sueños? Porque es el mismo efecto que el vino tiene en aquellos que no acostumbran a beber, que se embriagan desde la primera copa. Yo no sé, pero creo que algunos abogaban por la tábula rasa, e imagino una mente vacía como la de un niño (creo que en el primer párrafo haces mención a ello) y pienso que son las únicas que pueden observar al mundo con una mirada límpida, llamar a las cosas por su verdadero nombre, y crear reglas, roles, y epifanías. Quizás se debe a que estoy del lado de la chica que se hace bolas (porque entre otras cosas yo también me hago bolas, como se puede comprobar), o quizás porque soy de aquellas a las que la vida le puede cambiar sólo por un sueño, soñado en el sofá (ni siquiera necesito un lecho). O porque me he quedado prendida de esa frase "al principio fue sueño y no tinieblas". O porque soy miope desde que tengo (sin)razón de ser, y como una vez dijo la bella Carol Bouquet, "los ojos de los miopes no ven, sino que sueñan". O porque esta me ha parecido una fábula deliciosa, y en cierto modo optimista, tan delicadamente escrita que me ha trasladado a ese universo de la chica que era simple, pero que un día soñó....Y pensé que quizás todos seríamos simples si no fuera por los sueños, donde los límites se desdibujan y ya basta!!! Yo también me voy a buscar esa comunión con lo soñado!!!
Beso

Rob K dijo...

Ir de lo complejo a lo simple, sólo un sabio lo logra. Entonces: soñemos que somos sabios.

Noelia Palma dijo...

en lo simple está lo complejo... no?
me encanta, realmente, como vas narrando!
besotes Curiyú!

Corina dijo...

"Todo lo que es simple puede complejizarse, pero nada complejo puede simplificarse." Esto me encantó! A veces hay sueños tan bellos que hieren, y esa herida trasciende el sueño... Un beso grande!

Anónimo dijo...

Curiyú, soy Maripaz, no me deja comentar con mi nombre.
Uff, todo un reto llegar a vivir como la chica simple de tu historia. Simplicidad, complejidad...creo que me quedo con esa necesidad de arriesgarme a conseguir mi sueño, después ya veremos...

María Beatriz dijo...

Una chica simple, que soñando, se volvió compleja.
Los sueños son como faros que nos guían. Si hacemos todo lo posible pueden volverse realidad...

Besos

ANA dijo...

Simplemente una locura encantadora!
Beso!

tres dijo...

Lindo ser soñada...

El hombre de Alabama dijo...

A veces la simplicidad es fuerza.

Aunque ese extremo parezca insano.

Gata dijo...

Creía que nunca te había contado mi vida....
;S
Un beso lindo que sos lindo a más no poder o sea sin tope a la lindura
Muuuuuuuuuaaassss

Elena Lechuga dijo...

No quiero soñar. Más nunca.

Eva BSanz dijo...

Increíble y hermosa historia, con sus remolinos de sueños que absorbe a mentes pensadoras.

Mi beso

Carmela dijo...

"Buscar desenfrenadamente los sueños", no hay mejor motor que éste para ponernos en marcha y construirnos. Poco a poco en esa busqueda se hacen todos los nudos que conforman nuestra madeja.
Y no creo en su teoría, no creo que retorne a lo simple.
Me encanta las imágenes que encierran tus palabras. Por cierto nada simples.
Un beso

VeroniKa dijo...

me gustaria saber si alguna vez alguien me ha soñao simple.

Ojalá, me ahorraría muchas explicaciones.


me encantó, querido. Buenisimo. Redondo.Exacto.

besole.

Axis dijo...

Raro, porque cuando empecé a leerlo quise ser esa chica simple, realmente lo deseé y luego esos sueños que conozco y que muchas veces no resultan, y que no resulta la ilusión.
Aunque después llegó su hipótesis y me dije, tal vez sea eso.

Besos

Evanir dijo...

È um prazer enorme encontrar seu blog nessa imensidão da blogosfera.
Hoje com tradutor ficou facil nossos laços de amizades.
Já estou seguindo seu blog deixando
convite para visitar e seguir o meu.
Um feliz final de semana beijos meus,Evanir..

marichuy dijo...

Quién tiene sueños (despiertos o dormidos) no puede ser simple. Creo.

Y a veces lo que es imple para uno no lo es para otro, ¿no?

Qué gran lienzo de Klee.

Un abrazo

La sonrisa de Hiperión dijo...

Todos volvemos a ser lo más simples posible, cuando se nos deniega lo que nos corresponde...

Saludos!

Meme Vergara dijo...

claro como una lámpara, "simple" como un anillo. P.Neruda.

lo simple y lo bello, son totalmente subjetivos.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Unívoca verdad es que "uno" es simple y "dos" es complejo. La singularidad es sinónimo de simplicidad, mas la dualidad entraña complejidad.

Pero nada es lo que parece y una chica "simple" es más compleja de lo que "a simple vista" podría parecer, porque, en principio, no existe mujer simple, jijiji, la mente femenina es de una complejidad inescrutable y te lo digo yo, que conozco el percal, pues no soy macho ni travestido, jijiji.

Al final la chica simple determina, lo cual ya es mucho para su simple cerebro, (el mero hecho de determinar, digo), que lo dual ha de reconvertirse en unitario y, por ende, uno y uno no han de ser dos, sino uno, una transformación onírica, surrealista, de la realidad, porque ya lo dijera Calderón de la Barca: que los sueños, sueños son.

Felices sueños, mi querido Curiyú y no te lo digo en broma, ni sonámbula, sino insomne, porque aquí son las 5,21 A. M. en estos momentos...

Besitos tiernos carentes de ponzoña, que mi cobra está de vacaciones...

Esilleviana dijo...

¿Rescatar del sueño lo soñado y hacerlo materia? O ¿Secuestrar de la realidad, si es que existe, lo deseado y trasladarlo al mundo del sueño?...
ante esta dualidad, me quedo con la ilusión o tal vez no se denomine imagen sugerida por los sentidos que carece de realidad, pero lo que tengo claro es que me gusta soñar, guardando y reteniendo algo de la realidad que me satisface y produce alegría, para recrearlo en mis sueños.
jajaja si, soy muy simple :)

un bonito texto.

abrazos

Malena dijo...

La chica, simplemente, soñó un sueño complejo.
No fue soñar lo que la hizo abandonar la simpleza. Fue el deseo; desear que el sueño sea realidad.

La abuela frescotona dijo...

LOS SUEÑOS SON LOS DUENDES QUE DESPIERTAN NUESTROS SENTIDOS Y LOS LLENAN DESEOS, TODOS SOMOS SIMPLES, LOS PREJUICIOS NOS HACEN COMPLEJOS, SALUDOS MI QUERIDO AMIGO CURIYU

Bípede Falante dijo...

Talvez, a simplicidade esteja no topo da pirâmide dos requintes da alma e do cérebro. Ser simples implica conhecimento, auto-conhecimento, maturidade, despreendimento e tantas virtudes. Eu adoraria ser simples. Ser simples não é ser banal, nem simplório. É ser sábio, ser autêntico, ser capaz de autotraduzir-se.
O seu post é um ninho de provocações adorável e maligno em todos os sentidos porque sinto um certo desconforto e também um adorável fascínio.
Beijinhos :)
BF

Marga dijo...

La simpleza no me gusta, me aburre pero ays! las cosas sencillas sí, sí que me gustan...

Y no son lo mismo, a que no?

Besote, Cariyu!!

hécuba dijo...

Cuando leí tu escrito por primera vez, pensé en Nakata, tu chica simple me lo trajo a la cabeza, quizá porque me lo recordaba. Hoy, cuando leía a Murakami mientras esperaba pensé en ti y en esta entrada y quizá lo que he leído no tenga ninguna relación contigo ni con tu texto, pero a mí me hizo acordarme:

"La Tierra continúa rotando sobre su eje. Y, sin ninguna relación con ello, todos nosotros vivimos dentro de un sueño."

miralunas dijo...

soñar el deseo y des-soñarlo. vivir así-
me devoré estas letras-

Pato dijo...

Cuando un sueño te atraviesa, dejás de ser quien eras para ser vos con ese sueño entre ceja y ceja. Y así vas por la vida con el sueño en forma de barco, de poema, de niño, de hombre, de cielo, de globo o de ave y vos como una brochete en medio de eso que soñaste.

La simpleza de te va al diablo cuando querés cumplir el sueño.

Saludos!

Lucila Hausvirth (Haus) dijo...

regresar a la dulcísima posesión que confiere fugazmente el sueño, eso quiero, si. Me gusta lo que escribis, muy bueno.

Ana Muela Sopeña dijo...

Me encantó...