viernes, 17 de diciembre de 2010

Artificios


Porque no tengo lugar
en este mundo,
debo maquillarme
o llevar máscara china.
Portar la deslucida bandera
de la inercia,
o el estandarte que rece:
"No desearás...".
Porque no tengo lugar
me haré buen traje,
me haré lugar en triviales
fiestas de etiqueta.
Ostentaré sonrisa
de oreja a oreja,
ancho sombrero
e implacable simpatía.
Para sobrevivir,
no olvidaré,
que es necesario una cierta dosis
de cinismo.

Imagen: Alice Neel

21 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Te traigo una bombilla ecológica. La encontré en un rincón del alma, llena de telerañas, pero alumbra ¿ves?: se ve un poco triste esa sonrisa que estás poniendo...
Olvídate de los otros: sé tu, que eres precioso.

Malena dijo...

Tiene que existir el lugar donde no se necesiten disfraces hipócritas.

Lo que escribiste me define en tantas oportunidades!

NINA dijo...

Ah.. querido... bienvenido a club.

Respirando entre palabras. dijo...

Te acompaño? Mmmm, ironía parecida ;)
Besote

Blue dijo...

Creo que va a ser mejor que hagas la fiesta en casa. Mucho más divertida.
;-)
Saludos.

almalaire dijo...

Tira los estandartes, Curiyú, sólo hacen falta en los mundos de l@s hijosdeputa con bigote ;) En el mundo en el que yo creo tu nunca necesitarías una máscara. Un beso

Maripaz Brugos dijo...

Por mucho que te empeñes se puede leer el fondo de tu álma. Hay personas que no caminan de la mano con el cinismo, me pareces una de ellas.
¡Que buena música has puesto!

Felices fiestas Curiyú

Alelí dijo...

y si, un poco gracias a estos momentos podemos saborear con más placer los otros, no?

✙Eurice✙ dijo...

Estoy de acuerdo contigo, si vas a cara descubierta, lo mejor es llevar en el bolso una cierta dosis de cinismo.
Buen fin de semana.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Como que una cierta dosis de cinismo? MUCHO CINISMO... jajaja

Saludos y un abrazo.

MAGAH dijo...

Imprescindible, entonces, tener un lugar a donde volver, tu verdadero mundo de serpientes, y poder desnudarte, desear y ser, para no desaparecer ni perderte, para no desconocerte, de repente algún día, y preguntarte: ¿Quien carajo soy?

Tu verdadero mundo de serpientes, el tuyo!

Elena Lechuga dijo...

Caretas nos ponemos todos; con defensas hablamos y nos relacionamos. Hay quien tiene más pericia en ver a través de ellas, y tambien hay quien va aprendiendo a ir sin ellas sin que le destrocen la cara.

Porque no tienes lugar en este mundo, te ofrezco el traje de mis brazos, para que nos limitemos con un lugar.

Lexy dijo...

Todos debemos llevar máscaras, es una protección sine qua non...

Makeda dijo...

Que nunca falte...me recordaste a Oscar Wilde..

Lucía dijo...

Qué cierta, tristemente, la última idea. Un poco de cinismo. Pero lo justo, eh, que si no corremos el riesgo de perdernos a nosotros mismos.

Besos

Mundo Aquilante dijo...

Te volves loco si haces todo eso, es más te moría (es como tomar sandía con vino).

Abrazo!

Mundo Aquilante dijo...

fe de erratas: morís

Eastriver dijo...

Ay, no... prefiero el quijotismo del loco que sale a comerse el mundo. Lo cínico me puede, porque raramente construye ni que sea locuaras, asideros para agarrarnos.

Eastriver dijo...

locuaras = locuras

no pretendía crear neologismos, a pesar de la voluntad que se desprende. Abrazos.

marichuy dijo...

El único problema es que, a veces, de tanto ensayar actitudes, calzar disfraces y portar máscaras, se corre el riesgo de extraviar u olvidar al verdadero yo que yace bajo todo ese empaque
.
Un abrazo

vera eikon dijo...

Ay,querido, creo que eres de aquellos que enseguida se desenmascara...De todos modos hablas bien, para este mundo es necesario una cierta dosis de cinismo, aunque a algunos nos cause úlceras...