jueves, 2 de septiembre de 2010

Insensible


Te toqué, me refregué,
me chupé a vos
como una sanguijuela,
pero se acaricia carne muerta
madera o piedra,
y nada de piel,
nada de sensible
"superficie de placer",
no, sangre expuesta
a los vaivenes del calor,
a los tormentos del frío;
se toca el metal,
que no se dobla,
no se retuerce,
los años refuerzan
la materia,
la oxidación va por dentro...

Imagen: Robert Henri

36 comentarios:

emmagunst dijo...

y qué si me quedo sin palabras...?

Respirando entre palabras. dijo...

Ausencia absoluta de percepción visual, torna insensible al órgano cardíaco. (Ojos que no ven corazón que no siente).
p/d Lo aprendí una vez convertida en piedras :)
Besitos

Curiyú dijo...

Me encanta que te quedes sin palabras, Emma, a veces es lo mejor. Enjoy the silence.

Respirando: mierda! no creo en esa máxima, se lo juro por dios, en quien tampoco creo.

Besos.

Respirando entre palabras. dijo...

Cuando creas en vos, no hará falta creer ni poner en duda nada mas...
Dos besos

Alelí dijo...

upa! Curi, que fuerte vivir así, no? desligado de la vida, de los cambios, del cielo y los árboles...

sé que vos no estás ahí!

te adoroooooooooooooooooooooooooooo
beso beso

◊ dissortat ◊ dijo...

Es bien cierto que nos oxidamos por dentro, pero es que es irremediable.

Un beso

Rob K dijo...

Fatal condena, estar desollada y en carne... muerta.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Mi muy nada "reducido" Curiyú (lo digo por la anterior entrada), tengo que decirte que también a mí me hieren esas frialdades, los óxidos del tiempo, los cuerpos que callan y no responden.
Me uno a esta impotencia hecha poema, porque la pasión requiere un espejo y se queda atónita si no lo encuentra.
Hermoso de veras.
Un beso.

mariajesusparadela dijo...

La oxidación va por dentro.
Yo, con mi edad, ya estoy absolutaamente oxidada.

Precioso, morochito.

Len0re dijo...

El óxido, no resulta tal cuando lo lubricas. En realidad no nos oxidamos, dejamos que el tiempo pase descuidándonos, y dejando que las lágrimas vayan dejando su huella indeleble en el interior. Y al final no nos damos cuenta que recordando los buenos tiempos, consigues un mayor deterioro.

Besos cielo

La sonrisa de Hiperión dijo...

Hay pieles que por mucho que se acaricien... siempre rascan...

Saludos y un besazo.

Curiyú dijo...

Ja ja ja...Hiperión, me robaste una carcajada monumental.

Maríajesus: dejá de menospreciarte de esa forma, y menos en mi blog...y si no, te vas de acá!!!

Bechutes

marichuy dijo...

Qué fuerte... como la vida, ni más ni menos. Andas con dardos bien enfocados y afilados.

Un beso

hécuba dijo...

¿hay alguien que puede ser insensible contigo? No lo creo.

Curiyú dijo...

Si, una...

NINA dijo...

Y yo ando de aceitadita, mire...
Afinada como un violín!

Curiyú dijo...

Me alegro, compañera!

La candorosa dijo...

Hay que evitar a los seres insesibles!!!

Abrazos!!!

Stalker dijo...

La oxidación va por dentro, Curiyú... así nos aniquila esa lenta metástasis del alma.

Es bueno poder decirlo y decirlo como lo expresas tú: un antídoto contra la intemperie...

un abrazo

Marina dijo...

Si ese cuerpo siemrpe fue así: pobre de él, realmente. Pero si ese cuerpo un día cambió, pues entonces, a tomar los petetes y partir, ¿no cree? Saludos Curiyú (no sabe lo que me cuesta decirle así, je).

morabia dijo...

quiero ser toda pero toda una superficie de placeres, te aseguro que si me tocas vas a sentir como mi carne vibra,como te quemó las manos con mi fuego.
queres probar???

Curiyú dijo...

Waaaaaaaaaaaaaaaaaa...queremos probarrrrrrrrr!

Makeda dijo...

Cada día es más intenso el nido..cada día me das más envidia!!...extraño mis letras. Eres fabuloso...en tu arte.

La abuela frescotona dijo...

solo la muerte del espíritu vuelve insensible el cuerpo,buscar amor en él, es como prostituir el alma.
cuando una persona ya no siente amor , ni deseo, ya no existe, es lo que se dice un cuerpo sin alma.
Cariyú, muy bueno, muy, muy, abrazo amigo mio

Curiyú dijo...

La verdad es que Curiyú me está poniendo nervioso, Marina...

hécuba dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
nilda dijo...

¿que habra dicho hecuba que la eliminaste?
a mi me dio en el centro esas primeras lineas, lo de la carne muerta ¿sabes de que me acorde? De que los peces que se alimentan de carroña van a la carne muerta. Estaba en brasil, agua caliente y venian pequeños pecesitos, muy pequeños e iban a una parte lastimada de mi pie, y me picaban alli, donde habia una llaga, donde la piel estaba rota.
un asco ¿verdad?

Curiyú dijo...

Yo no la eliminé! Jamás haría eso! Excepto que llame Pekerman.

El Beso de Woody dijo...

Lindo, lindo tu poema y tu nido de serpientes. Soy primeriza por estos lares, volveré y seré primavera!!!

Blue dijo...

Si hay óxido es porque hay oxígeno. Lo peor es cuando falta el aire...

Saludos.

nilda dijo...

curiyu, vos venis a mi blog y hoy me dejaste ese comentario del fueguito que calienta desde abajo. Pero hay otro blog legal, diriamos familiar, podes verlo, sin compromiso. Es el blog que leen mis hijos y alli no hay fueguitos. te invito

la insensible dijo...

Me figuro que Ud no se refregó lo suficiente como para generar el f(j)ueguito que haga arder a la madera...

Verónica dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Verónica dijo...

Cuando el cuerpo calla, es imposible mantener ningún diálogo. La piel es la mejor conversadora que conozco.

Un beso ..... (¿ves como si sabía quien eras?)

Curiyú dijo...

Así es, Insensible, nomás que de tanto fregar, temo que se gaste...

Maripaz Brugos dijo...

Que bien describes la insensibilidad en el poema, Curiyú. Nada mas frio que esas caricias en la piel como carne muerta, madera, o piedra...